Publicidad

¿Cómo elegir el nombre de tu gato? Trucos para escoger el mejor

como escoger el nombre de mi gato

¿Cómo se llamará este tierno minino?

© Shutterstock

Descubre cómo elegir el nombre de tu gato para que tu minino responda siempre a tu llamado y sepa reconocer cuando le estás hablando.

Por Sindy Bustamante

Actualizado el 8/2/21 14:55

Dicen que los gatos reconocen su nombre y saben cuando les estamos hablando, pero que deciden ignorarnos... 

Aunque sabemos perfectamente que la personalidad gatuna no siempre es fácil de entender, sí hay algunos trucos que puedes usar a la hora de bautizar a tu minino, que van a ayudarte a tener una comunicación más fluida con él o ella.

Antes de que te decidas por el nombre que va a llevar tu michi, mira estos trucos y elige así el mejor apelativo.

Cómo elegir el nombre de tu gato: los puntos básicos

Sigue estas sencillas pautas a la hora de elegir el nombre de tu minino.

1. Evita los nombres que suenen a órdenes

Que no se confunda con las órdenes básicas que podrías darle y que quieres que identifique: ¡No!, ¡Abajo!, ¡Ven!, etcétera.
Cualquier nombre que suene muy parecido a estas palabras va a confundir al minino y va a ser difícil de identificar para él.  

2. Evita los nombres que se parezcan a los de otros miembros de la familia

Los gatos no aprenden su nombre tan rápido como los perros, así que hay que buscar la máxima claridad posible al bautizarlos.

Procura que el nombre de tu michi no se parezca al de ningún miembro de la familia, humano, perruno o felino.

Sissi, por ejemplo, sería una mala elección si alguien en casa se llama Susi: el minino se va a confundir (y probablemente la señorita Susana también).

3. Elige un nombre corto…

De acuerdo con el Dr. Mikel Delgado, comportamentalista felino e investigador, esto sería un punto fundamental, porque permite que el nombre sea más claro para el gato. 

Un nombre como Fray Gatolomé de las Bardas (uno de esos nombre geniales que les ponía Carlos Monsiváis a sus gatos) puede ser muy divertido e ingenioso, pero definitivamente necesitaría de un “apodo” más corto, práctico y que el gato pueda comprender. Como por ejemplo; Fray, Lomé o Bard. 

gato gris escucha atención
Un gatito escucha con atención su nombre ©Shutterstock

...Pero no taaan corto

Aunque una sílaba puede ser clara (Tom, Mia), los nombres con dos sílabas permiten que el gato identifique bien su nombre y que haya menos lugar a confusión.

Dos sílabas es por lo tanto la longitud ideal: son nombres cortos, pero fáciles de identificar.

4. Usa consonantes ‘fuertes’ y vocales

Las consonantes que se pronuncian con un golpe de aire son más fáciles de escuchar e identificar para un minino y hay que privilegiarlas en el nombre.

Las consonantes a privilegiar: P, T, K (todas las que tienen este sonido), B, D y G

5. Elige un nombre que se adapte a todas la etapas de su vida

Recuerda que tu gatito llevará su nombre toda la vida

Aunque nombres como Gotita o Bebé puedan tener sentido cuando lo conoces y es un gatito que cabe en la palma de tu mano, van a quedar desfasados cuando tengas un señor o señora gata, grandota y saludable, que se parezca a todo menos a un bebé (aunque para ti lo siga siendo toda la vida).

6. Elige un nombre que puedas decir en público sin problemas

Los nombres muy íntimos o demasiado melosos pueden ser tiernos, pero recuerda que en ocasiones tendrás que llamar a tu gato por su nombre enfrente de otras personas (del veterinario, para empezar).

Entonces es importante no elegir un nombre que te vaya a hacer pasar una vergüenza.

¿Los gatos reconocen su nombre?

Aunque a veces parezca que los gatos son completamente indiferentes a nosotros, una científica comportamentalista de la Universidad Sophia en Tokio, Atsuko Saito, demostró que los gatos reconocen la voz de su humano.

Posteriormente, en un estudio con 78 gatos de un cat café, pudo comprobar que además, son capaces de identificar su propio nombre, aunque sea dicho por otras personas (que no son su humano más cercano).

Cómo hacer para que tu gato sepa su nombre

Aunque no sea tan fácil como con un perro, claro que es posible entrenar a un minino para que se aprenda su nombre.

  • Consigue premios o snacks sabrosos. Asegúrate de que son aptos para gatos y de que a tu felino le gustan.
  • Establece un horario y sé consistente. Las sesiones de entrenamiento no deben durar más de 10 minutos, para no aburrir a tu michi y para que puedas mantener su atención. Apégate al horario y no te saltes lecciones, para que al minino no se le olvide lo que haya aprendido el día anterior.
  • ¡Di su nombre! Es lo principal: repite el nombre de tu minino y luego dale un premio, para que lo identifique y lo asocie con algo positivo. Recuerda que mientras dure el entrenamiento debes darle un poco menos de comida, para que no acabe subiendo de peso o teniendo problemas digestivos. Cuando tu gatito haya entendido, tras días de práctica, que ese sonido está asociado con él y con algo positivo, tendrás hecha la mayor parte del trabajo.
  • Examen final. Cuando lleves un par de semanas de entrenamiento, haz el intento de llamar a tu gato desde un lugar más alejado de la casa. Si viene ¡es que ya entendió todo! Si no, no te desesperes, ten paciencia y continúa con las sesiones de entrenamiento y juegos para gatos.

¿De dónde sacar inspiración para bautizar a tu gato?

  • Toma en cuenta la personalidad de tu gato: ¿Es aventurero? Tarzán, ¿es valiente? Brave, ¿es enojón? Gruñón... 
  • Elige con base en la apariencia de tu minino. Una gatita blanca podría llamarse Meztli (luna, en náhuatl) o un michi gordito podría ser Botija (Boti, para los amigos).
  • Déjate inspirar por su raza. Si tu gatito es de alguna raza en especial, usa esta característica como inspiración. Una bobtail japonés podría llamarse Sakura, mientras que una gatita esfinge puede ser bautizada como Cleo (de Cleopatra).
gato pelirrojo escuchando su nombre
Un hermoso gato amarillo viene al oír su nombre ©Shutterstock

En estos enlaces te dejamos más ideas para bautizar a tu gato basándote en sus características: