Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

¿Cómo es la alimentación de una gata lactante?

alimentacion gata lactante advice

Una gata dando de mamar a sus retoños

© Shutterstock

Si tu gata está lactando, debe seguir una dieta sana y equilibrada para que ni su salud ni la de sus gatitos se resienta. Aquí tienes la lista con los mejores alimentos para una felina que se encuentre en ese estado. 

Por Vanessa Parapar

Prestar atención a la dieta de tu gato es muy importante, pero cuando se da el caso de una gata lactante, la alimentación debe cuidarse mucho más porque la recién estrenada mamá tiene que estar fuerte y sana para enfrentarse al nuevo reto de su vida: sacar adelante a sus cachorros comiendo bien y en un ambiente tranquilo en el cual no haya ningún cuadro de estrés que rompa la magia.

De la misma manera que hablamos sobre las pautas alimenticias de un gato bebé, ahora te damos una serie de consejos para que mimes a la reina de la casa con los mejores alimentos, esos que harán que tu gatita lactante se encuentre fuerte, sana y dispuesta a todo por sacar a sus retoños adelante. 

''Una gata lactante necesita mucha atención''. Así de preciso ha sido el veterinario Juan Fernández cuando habló con Wamiz sobre este tema. 

Alimentación de una gata lactante: pautas a seguir

1. Mucha agua

Dale mucha agua ¡y que esté fresca! Esto hay que tenerlo presente sobre todo las 24 horas posteriores a dar a luz. La razón no es otra el calostro de la gata. Este se produce acto seguido de tener a sus crías y es fundamental para dar de comer a los bebés.

2. El calostro

Este alimento, primordial para sacar adelante a las crías, contiene muchas vitaminas, proteínas y grasas para los gatitos. La madre tiene que dárselo de la mejor manera posible porque, además de amamantarlos con esta sustancia natural, les transmitirá anticuerpos.

El calostro posee casi un 90% de agua, una característica que implica que le des agua fresca a tu gata a todas horas justo después de dar a luz.

3. Alimentos de calidad

Los piensos de calidad (aquí te dejamos algunas opciones) siempre deben estar en la hogar ya que darle a tu felina croquetas ricas en vitaminas y nutrientes que estén adaptadas a su peso y edad son la clave para que la gata recién parida coja fuerzas y alimente a los pequeños gatitos como es debido.

Tu gata necesita una alimentación especial en estos días de tanto ajetreo que le ayude a producir leche rica en nutrientes para que sus bebés se deleiten con ella a la par que se hacen mayores. Además de los piensos recomendados, los veterinarios -a tenor de las palabras de Fernández- aseguran que darle porciones de pollo cocido o atún de lata a la gata (de forma moderada, cada 2 ó 3 días) aportan un plus a su menú, energía a su vida de madre y fuerza a los pequeños.

gata recien parida leche

4. Atención al peso 

Recuerda que debes alimentar a tu gata con precaución y en ningún caso; la dejes engordar porque la obesidad conlleva serios problemas de salud para tu mascota.

Aquí encontrarás más información sobre la obesidad en gatos y cómo tratarla

Los expertos recomiendan que no fuerces a tu minina a comer ya que después del parto suelen perder el apetito.

5. Apuesta por las proteínas

Eso sí, incítala a ingerir alimentos con mucha proteína y ricos en grasas, ten siempre su comida lista y su agua fresca.

Existen muchos piensos en el mercado ricos en proteínas, aquí te dejamos la comparativa para que elijas el que mejor le convenga a tu minino

6. La higiene es primordial

La limpieza es un símbolo de calidad muy importante. Jamás le pongas a tu gata agua agua o comida sucia que desprenda olores. Además de producirle arcadas; en caso de que se la tome puede contraer alguna enfermedad o alguna bacteria que afecte directamente a su salud y a la de los pequeños gatitos.

7. Tranquilidad

No olvides que durante este periodo de su vida; tu gata está produciendo leche para amamantar a sus crías. Por lo tanto, cualquier cuidado es poco para que la mamá esté sana y se encuentre con fuerzas.

Es primordial saber que tu felina necesita tiempo para estar con sus retoños, mimos que la reconforten y tranquilidad porque finalmente tiene que disfrutar de la mejor manera posible de ellos y estar sana para llevar a cabo la difícil tarea de ser una buena madre.