Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Pueden los gatos seguir una dieta BARF?

dieta barf para gatos advice
© Shutterstock

Por Vanessa Parapar

Estos son los motivos por los que deberías (o no) probar la dieta BARF con tu gato. Despeja tus dudas sobre la dieta yum para gatos.

¿Qué es la dieta BARF?

La dieta BARF para gatos consiste en darle a tu minino alimentos crudos y sin harinas. Es decir, eliminar del menú de tu mascota todas las comidas químicas. ¿Crees que tu gato podría vivir sin sus croquetas preferidas y sin esas latas húmedas que hacen que se chupe hasta los bigotes? Sinceramente, antes de juzgar deberás valorar los pros y los contras de alimentar a tu minino con carne, vísceras, huesos y verduras.

Al igual que ocurre con la dieta de los gatos esterilizados, antes de servirle a tu mascota un plato con trocitos de pollo sin cocinar deberás hablar con tu veterinario. Jamás debes olvidar que cambiar radicalmente el régimen a un gato puede causarle problemas puesto que uno nunca sabe de qué manera le afectará ni qué suplementos necesitará. ''Actualmente son muchos los dueños de mascotas que nos consultan qué dieta es la mejor para sus gatos puesto que es mucha la información que existe en internet. Cuando alguien nos pregunta por el régimen BARF o por la alimentación vegana para gatos nuestra respuesta siempre es la misma: se debe valorar la salud y los hábitos del animal, por un lado; y por el contrario, hay que tener muy presente cómo afectarán los nuevos menús al minino puesto que nunca se sabe'', asegura María Salvador. Además, esta veterinaria deja claro también que los gatos que siguen un régimen natural tienen que estar muy controlados por su veterinario ya que la falta de vitaminas (consecuencia de algunas dietas) puede hacerles mucho daño.

Las ventajas poner a dieta BARF a tu gato

La dieta BARF, según numerosos estudios publicados, es una forma de vida que apela a alimentar a tu felino de manera natural y librándolo de las sustancias químicas que -a tenor de los defensores de este régimen- no le hacen bien a su salud. Esa es la regla de oro aplicada desde la mente de las personas que piensan que Biologically Appropriate Raw Food (BARF) es lo más apropiado en cuanto a alimentación de gatos y perros se refiere. En Australia, existe todo un movimiento, capitaneado por Doctor B´s Barf que incita a los dueños a cambiar el menú de sus mascotas desde ya.

Alimentos crudos

Uno de los beneficios para darle a tu gato solamente alimentos crudos es que su sistema digestivo tiene la capacidad de procesar mejor las proteínas. Aunque ahí no se termina la historia. El movimiento asegura que la comida procesada produce -en la mayoría de los casos- enfermedades en los felinos relacionadas con el páncreas y los riñones puesto que los químicos que contienen las croquetas son capaces de producir cálculos renales o pancreatitis en los mininos. A continuación te dejamos una lista con las ventajas BARF:

  • La alimentación de tu gato seguirá el ciclo de la vida ya que los alimentos crudos le darán un toque salvaje a sus menús como si viviese en total libertad y desarrollase su instinto depredador.

  • La comida cruda cuenta con mucha más agua que la procesada. Por lo tanto, tu gato está más hidratado que nunca. Esto influirá directamente en su pelaje: será más brillante y suave que nunca.

  • Tu felino estará más en forma que nunca. Los defensores de la dieta BARF afirman que los mininos que se alimentan con ingredientes crudos no serán obesos y estarán más activos y fibrosos que el resto.

  • El régimen BARF elimina los carbohidratos del menú. Un punto a tener en cuenta a la hora de inspeccionar la caca de tu gato: no olerá mal.

  • Las articulaciones lo notarán. Gracias a las vitaminas que contiene la carne cruda, tu gato estará más ágil y no tendrá problemas en los huesos a largo plazo.

Cómo hacer bien la dieta BARF

''No es fácil elaborar este tipo de menús ya que mucha gente confunde el hecho de darle a un gato platos de dieta BARF con ir a la carnicería a comprar desperdicios. Y una cosa no tiene nada que ver con la otra puesto que la primera opción no es recomendable para los animales sobre todo si se les suministran sin cocer y sin ningún tipo de cuidado'', afirma la veterinaria. Siguiendo las palabras de la experta y los consejos de la plataforma, Doctor B´s Barf, el régimen yum se compone de:

  • Carne cruda (pollo o pavo).

  • Alas, pescuezo e hígado de pollo.

  • Corazón y riñón de cordero.

  • Huevos.

  • Pescado.

  • Vegetales crudos: zanahoria o calabacín.

Preparación

Esto alimentos deben comprarse una vez o dos veces por semana. Antes de llevártelos a casa es primordial comprobar que sean frescos porque, de lo contrario, tu gato puede intoxicarse. Cuando los tengas solamente debes mezclarlos y congelarlos para matar las posibles bacterias (sobre todo en el caso del pescado). Recuerda que como máximo puedes darle a tu gato 5 huevos a la semana y no debes olvidar que la taurina y las vitaminas son muy importantes para tu mascota. En cuanto a los huesos, debes tener cuidado porque tu felino puede atragantarse con ellos. Lo mejor es que se los sirvas siempre crudos y con un poco de carne en su interior.

Porciones

Seguramente que en este momento te estás preguntando: ¿cómo le sirvo a mi gato estos menús? Muy fácil.

  • Si tienes un gato cachorro, dale cuatro porciones al día.

  • Si tienes un gato adulto, dale dos porciones diarias.

Tú decides

Nadie puede tomar la decisión por ti. Apostar porque tu gato siga la dieta BARF es una cuestión muy personal puesto que tú sabes -y quieres- lo mejor para él. Apostar por este tipo de alimentación crea el mismo dilema que ponerse a régimen en Navidad o hacerse vegetariano o vegano. Por lo tanto, es importante que valores desde lo más profundo de tu corazón qué quieres para tu gato, hables con él y toméis la decisión juntos ya que nadie mejor que tú es capaz de descifrar lo que tu mascota necesita para estar sano y ser feliz.