Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

Ponen un gatito delante de su Pastor alemán: ¡Nadie se hubiera imaginado el final de la historia!

El Pastor Aleman observando al gatito en la distancia © YouTube/OldManStino

Aunque a veces parezca que siempre están peleando, el amor entre un perro y un gato puede llegar a hacerte llorar… ¡Descúbrelo con este vídeo!

Por Jade del Arco, 10 jul. 2019

¿Es verdad que los perros y gatos se odian? Tal vez la historia de este par de peludos pueda aclarar esta incógnita… Se trata de Bleu, un pequeño gato rojo que, cuando llegó a su nuevo hogar se topó con un viejo Pastor Alemán llamado Beck, que parecía no estar muy contento con la llegada de su nuevo compañero de piso. 

Durante un tiempo, el gatito estuvo en una jaula para que el perro pudiese acostumbrarse a su presencia, y poder convivir con él en total armonía. El perro, parecía mirar con tristeza al minino, siempre desde la distancia. 

Finalmente, Beck pareció darse cuenta de que la pequeña bola de pelo era inofensiva. Y poco a poco, empezó a surgir la amistad entre los dos “compañeros de piso”, demostrando que hay mucho de mito en eso de que estas dos especies no se pueden ni ver. 

El perro acabó aceptando al gato 

Con el tiempo, Beck pareció acostumbrarse a la presencia del felino y la desconfianza del principio desapareció. Fue entonces cuando ambos empezaron a pasar los días divirtiéndose juntos en el jardín. 

De hecho, el perro se volvió muy protector con Bleu, y cada vez que el gato trepa a un árbol, su inseparable amigo está está ahí para recogerlo (aunque ante ojos ajenos pueda parecer que lo que quiere es comérselo)

 

El ejemplo de esta bonita amistad es el vídeo que acabas de ver, además de un muy buen remedio para subirte el ánimo en esos días grises. 

Escrito por: Wamiz Francia. 
Traducido por: Jade del Arco, periodista especializada en arte y traductora.