Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Es posible perfumar a tu perro?

Colonias para perros cuándo son necesarias advice
© Shutterstock

El olor de nuestro perro es un aspecto que afecta a la convivencia en casa de toda la familia. Muchos propietarios son muy sensibles al olor que desprenden y optan por bañarlos con demasiada frecuencia, cosa que no es recomendable para la salud de su piel, por lo que una alternativa es la colonia para perros. Se le puede echar colonia a un perro en ciertas ocasiones para minimizar su olor, por ejemplo, si se ha mojado por la lluvia, si queda poco tiempo para darle un baño, etc. En el siguiente artículo, desde Wamiz hablaremos de la colonia para perros, y si es buena o no su aplicación. ¡Sigue leyendo!

Por Bosch Maica

Las colonias para perros

Actualmente, son muchas las marcas que han sacado líneas de productos destinados a la higiene de los perros, entre ellos encontramos la colonia de perros. Las personas estamos acostumbradas a perfumarnos diariamente y es que, es un comportamiento social que nos recuerda a algo agradable, además de un sinónimo de limpieza. Para nosotros, la colonia incluso nos identifica y nos da cierta personalidad, siempre es mejor conversar con alguien que huele a rosas, ¿no?

Hay que tener en cuenta que los perros tienen un sentido del olfato mucho más desarrollado, con lo cual, captan el más mínimo olor y lo magnifican considerablemente. El olfato es otro medio de comunicación entre los perros y lo utilizan para reconocerse, con lo cual, si un perro tiene un olor distinto puede ser incómodo tanto para él como para el resto de perros. Este es un aspecto que debemos tener claro, ya que, aunque nos preocupe la higiene, concretamente el olor de nuestro perro, muchas veces no es necesario perfumarlo y, ante todo, debemos dejar que sea “perro” y se exprese como tal.

¿Se le puede echar colonia a un perro?

Hay ciertas situaciones en las que nuestro perro tiene un olor intenso y por cuestión de tiempo o de alguna otra razón, no podemos darle un baño. Quizás nuestro perro huele mal, pero tiene cita en la peluquería en los próximos días, o lo has limpiado recientemente, pero ha estado jugando con otros perros y está lleno de babas y sudor, o es mayor y desprende un olor muy fuerte de forma normal. Las circunstancias pueden ser muchas y en ciertos casos podemos echar mano de la colonia para perros.

Es importante este concepto: “colonia para perros”. No nos vale la colonia destinada a personas, ya que suelen contener mucho alcohol y productos químicos que pueden irritar la piel de nuestro amigo. En la mayoría de las tiendas de animales, tienen colonias de perros, allí encontrarás mucha variedad e incluso, algunas están específicamente diseñadas para ciertos trastornos como, por ejemplo, pieles atópicas o perros geriátricos.

Por lo tanto, se le puede echar colonia a un perro que sea específica para la especie canina y con moderación. No es recomendable aplicar colonia de perros diariamente, simplemente debe usarse como un recurso puntual en ciertas situaciones concretas. También es posible que nuestro perro se comporte de manera extraña tras aplicar la colonia, ya sea revolcándose por el suelo, rascándose o frotándose contra las paredes, esto puede indicarnos que no está cómodo y quiere quitarse ese olor extraño de su cuerpo.

Algo muy importante a tener en cuenta, es que, los perros pueden oler mal por cuestiones médicas, es decir, pueden padecer una patología bacteriana o fúngica en la piel que desprenda un olor desagradable, o ciertas enfermedades metabólicas repercuten en su olor corporal, por lo que, si tienes alguna sospecha o su olor es insoportable, deberías acudir al veterinario para que realice un examen completo que determine la causa del mal olor. En estos casos, la aplicación de colonia para perros puede irritar su piel y agravar el problema.

Colonia casera para perros

Si buscas un remedio más natural, puedes elaborar una colonia casera para perros. De esta forma, evitarás la aplicación de productos químicos que pueden dañar la piel de tu peludo, y te ahorrarás mucho dinero. Es muy sencillo, aquí te contamos varias recetas que puedes hacer con tus propias manos:

Colonia para perros de vinagre de manzana

Ingredientes

  • Un bote con pulverizador/difusor.

  • ½ taza de agua.
  • 1 cucharadita de café de vinagre de manzana.
  • 1 limón o 1 naranja.
  • Hojas de menta (opcional).

Preparación

Pon a hervir el agua y añade el jugo del fruto cítrico (naranja o limón), junto con las hojas de menta. También puede añadir ralladura de la corteza del cítrico al gusto, según quieras la intensidad del olor. Cuando hayan pasado 10 min en ebullición, añade la cuchara de vinagre de manzana. Cuela la mezcla en el bote y deja que se atempere y ¡listo! Buen olor y pelo brillante.

Colonia para perros de aceite de coco

Ingredientes

  • 1 bote con pulverizador/difusor.

  • ½ taza de agua.

  • 1 cucharadita de café de aceite de coco.

  • Unas gotitas de extracto de vainilla (opcional).

Preparación

El procedimiento es similar a la receta anterior, lleva a ebullición el agua con las gotitas de vainilla y añade el aceite de coco. Deja reposar y cuando enfríe estará listo para aplicarla sobre tu perro.

Puedes jugar con los ingredientes y hacer mezclas según tus gustos y los de tu perro. Hay plantas, frutas y aceites vegetales con propiedades que pueden aportar beneficios a tu amigo, infórmate sobre los componentes que puedes utilizar.

Es posible utilizar colonia en perros, aunque siempre con moderación y teniendo en cuenta todas las desventajas que conlleva. Si optas por una opción más natural seguro que la piel de tu perro lo agradece y el resultado llega a ser el mismo.

Lea también