Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Puede un perro comer carne cruda?

perro comiendo carne cruda advice
© Shutterstock

Los perros son animales carnívoros, descendientes del lobo, lo que nos hace cuestionarnos la naturaleza de su alimentación. Muchos son los que se han preguntado si le puedo dar carne cruda a mi perro, y qué es lo que pasa si mi perro come carne cruda. En el siguiente artículo veremos con detalle los pros y contras de la dieta a base de carne cruda para perros. ¡Sigue leyendo!

Por Bosch Maica

Dieta de carne cruda para perros

Teniendo en cuenta que años atrás los perros recibían una dieta aleatoria en la que no había tanta preocupación por su alimentación y no se escuchaba nada acerca del pienso o comida seca, era frecuente que la carne cruda entrara dentro de su ración diaria.

Respecto a la pregunta de si le puedo dar carne cruda a mi perro, la respuesta es afirmativa. El tracto digestivo de los perros está diseñado y preparado para digerir carne cruda como lo hacen sus primos los lobos. Cuentan con un intestino corto, por lo que la comida pasa poco tiempo en el digestivo y evita la putrefacción, además de unas enzimas gástricas muy potentes y una secreción de jugos muy ácida. Por lo tanto, la dieta de carne cruda para perros es posible, pero ¿es lo ideal?

¿Es malo darle carne cruda a los perros?

Los inconvenientes de la carne cruda para perros pueden ser muchos, los cuales debemos conocer antes de tomar ninguna decisión. Puede que nuestro deseo sea alimentar de una forma “natural” a nuestro perro, pero esto no significa que sea lo más recomendable. Lee atentamente los puntos de la siguiente lista para saber por qué es malo darles carne cruda a los perros:

1. No es una dieta equilibrada

La carne cruda es una fuente proteica muy potente, pero carece de muchos otros nutrientes beneficiosos para los perros. Le puedo dar carne cruda a mi perro si lo acompaño de frutas, vegetales y/o cereales para completar su alimentación. 

2. Transmisión de enfermedades

Al igual que para las personas, la carne cruda puede ser un foco de infección y transmisión de enfermedades bacterianas y víricas. Por esta razón, a nosotros nos recomiendan cocinar la carne y así acabar con cualquier patógeno que pueda estar presente. 

3. Carne cocinada

Siguiendo al apartado anterior, podemos pensar que cocinar la carne para nuestro perro sea la solución a la transmisión de enfermedades. Esto es cierto, pero debemos cocinar sin sal ni ningún tipo de especiado, además de retirar los huesos ya que al cocinarlos tienden a astillarse y podemos crear un problema grave. 

4. Huesos

Si el pedazo de carne contiene también huesos, te recomendamos que los retires. Estén cocinados o no, siempre son un riesgo de padecer desgarros u obstrucciones en el tracto digestivo. 

¿Es bueno darles carne cruda a los perros?

Una vez conocemos los inconvenientes, es más fácil saber qué beneficios se pueden obtener de la carne cruda. Los perros pueden comer carne cruda sin ningún problema, están preparados para ello. Son capaces de desgarrar las fibras musculares con sus dientes y digerirlas fácilmente en el digestivo, por lo que nos preguntamos si es bueno darles carne cruda a los perros. La respuesta a esta pregunta es “sí” pero con condiciones. Por ello es fundamental que leas atentamente la siguiente lista:

1. Dieta equilibrada

No bases su alimentación únicamente en carne cruda, acompáñala de fruta, vegetales y cereales. Si tu perro no sufre ninguna patología y es un animal sano, la carne (o fuente proteica) puede ocupar el 70% de la ración, mientras que el otro 30% será fibra e hidratos de carbono, principalmente (además de vitaminas y minerales que contienen los otros productos).  Descubre los 10 superalimentos que debes incluir en la dieta de tu perro. 

2. Carne de calidad

Escoge carne segura y de calidad para evitar trastornos y enfermedades intestinales. Pueden comer carnes procedentes de cualquier animal (ave, conejo, vacuno, caballo, caza, etc.) lo que debe preocuparnos es si esta carne tiene un origen conocido y seguro (con certificados de calidad sanitaria), y escoger si es más o menos grasa, para evitar el sobrepeso en nuestro perro. 

3. Huesos

Como hemos mencionado anteriormente, te recomendamos que no le des huesos a tu perro para evitar cualquier peligro, pero si aun así quieres arriesgarte, por lo menos que sean crudos, nunca cocinados porque tienen una alta probabilidad de astillarse. 

4. Corta la carne

Aunque los perros son capaces de desgarrar los filetes de carne, si comen con mucha ansiedad pueden atragantarse, por lo que si troceas la carne evitas cualquier futuro problema.

5. Cartílago

Si los pedazos de carne se acompañan de cartílago, serán una fuente de colágeno muy beneficiosa y, por lo tanto, un condroprotector natural. 

6. Congela la carne

Antes de darle carne cruda a tu perro, ha de haber sido congelada, al menos, 48 horas para matar o inactivar los patógenos que puedan estar presentes. Al mismo tiempo, cuando vayas a dársela, recuerda que debe estar totalmente descongelada. 

Ahora ya sabes qué pasa si mi perro come carne cruda, y es que es posible que tu perro disfrute de los beneficios de la carne si tenemos en cuenta algunas condiciones. Sabemos que lo estaremos exponiendo a un posible problema, ya que se trata de un alimento “bacteriológicamente vivo” que precisa de medidas higiénicas estrictas.

Aun así le puedo dar carne cruda a mi perro si me aseguro que esta sea inocua para él y que además de carne vaya a recibir otros alimentos para que reciba una dieta completa y equilibrada. ¡Lo más importante es que disfrute de una vida sana y feliz!