Publicidad

Pomsky: características y curiosidades de la polémica mezcla entre Husky y Pomerania

pomsky sonriendo advice

Conoce al Pomsky, uno de los cruces más polémicos del mundo

© Instagram @blue.a.pomsky.service.dog

Conoce todas las características de una de las razas de moda, el Pomsky. El cruce entre un Husky Siberiano y un Pomerania que está causando furor.

Por José Manuel Cano

Actualizado el 11/1/21 15:29

Hoy te contamos todo lo que sabemos del Pomsky, el popular cruce del Pomerania y el Husky Siberiano, una raza mixta diseñada para los amantes del perro perfecto, especialmente en su juventud. Al fin y al cabo, el resultado es un Husky de menor tamaño y mucho más pegajoso con su dueño.

Normalmente, el cruce -de una de las razas más exóticas que existen- es el cachorro de una madre Husky y un padre Pomerania ya que a la inversa sería peligroso que una madre pequeña diese a luz a cachorros demasiado grandes.

Perro Pomsky: ¿cómo es?

Perro pomsky primer plano
El perro pomsky también es conocido como mini husky ©Shutterstock

El perro Pomsky (conocido también como mini husky o husky en miniatura) parece un peluche. Nada más verlo... ¡dan ganas de abrazarlo!

Esta raza es un cruce de un Husky y Pomerania que está causando furor en los últimos años debido a la belleza de los perros que salta a la vista en cada una de las fotos que vemos. 

La raza no está admitida en ningún organismo oficial canino. A efectos legales, estos perros no se consideran de raza, sino un cruce como el de cualquier perro mestizo. 

Carácter del Pomsky

Los Pomsky son perros muy inteligentes que destacan por ser juguetones y enérgicos, aunque es evidente que todo depende de la personalidad de sus progenitores y de su educación específica, por lo que son un tanto impredecibles.

Hay casos de perros Pomsky agresivos, tercos y desobedientes, aunque normalmente les encanta complacer a sus dueños.

Su comportamiento depende del porcentaje genético que el ejemplar haya heredado. Recordamos que el carácter de un Pomerania, apegado a su dueño y muy territorial, difiere de la personalidad de un imponente Husky, gran depredador e independiente. 

No importa la genética que haya heredado tu Pomsky puesto que con la socialización, adiestramiento y educación adecuados llegará a ser un perro tranquilo, fiel y educado.

En Wamiz siempre subrayamos que el carácter del perro -tanto para bien como para mal- no depende del can sino de la educación recibida por su dueño. Y el caso de este cruce de Pomerania y Husky no iba a ser diferente.

pomsky descansando salon
Un hermoso Pomsky descansando en casa ©Shutterstock

Características del Pomsky

1. Cuánto pesa un perro de raza Pomsky

Los perros de raza Pomsky suelen pesar entre 9 y 13 kilos.

En cuanto a su tamaño, este es muy variable; aunque lo más normal es que se queden en una talla media en su edad adulta.

Generalmente, un pomsky adulto mide entre 25 y 38 centímetros de altura. Pero ha habido casos, muy pocos, en los que llegan a ser tan grandes como un Husky y casos en los que nace un pomsky mini.

2. Pelaje del Pomsky

Este cruce entre de Husky y Pomerania tiene una doble capa con pelo medio y sedoso. Su pelaje necesita ser cepillado con cierta regularidad, entre tres y cinco veces por semanaSuelen mudar durante todo el año, aunque con especial abundancia en estaciones cálidas. Por lo tanto, no es un perro recomendable para personas que sufran alergias. 

El color del pelo suele ser similar al del Husky Siberiano (blanco, negro o de cualquier matiz situado entre ambos colores). Pero cabe destacar que el pomsky blanco se encuentra entre la lista de canes más deseados del mundo. 

3. Color de ojos del mini Husky

El color de ojos de los Pomsky también varía en función de la genética. La mayoría de los ejemplares nacen con los ojos marrones. Por eso, los Pomsky de ojos azules son los más excepcionales. 

pomsky ojos azules pelaje tricolor
Pomsky de ojos azules sentado sobre una piedra ©Shutterstock

Esperanza de vida del Pomsky

Su esperanza de vida de la mezcla entre el Pomerania y el Husky ronda entre los 13 y los 15 años.

Salud del perro Pomsky

Con la edad, suelen padecer problemas oculares y cutáneos, especialmente los machos. En este enlace encontrarás más información sobre las enfermedades de la piel de los Pomsky (idénticas a las de otras razas caninas).

Otro problema de salud recurrente es la displasia de cadera, igualmente generalizada en machos. También sufren alergias, pero en menor frecuencia. 

Educación y cuidados del perro Pomsky

1. Entrenamiento para perros Pomsky

Este cruce de Pomerania y Husky requiere de mucha estimulación mental y largas sesiones de ejercicios. Estos perros, según los expertos, pueden ser significativamente más difíciles de entrenar que el resto de razas.

Los Pomsky -a tenor de varios educadores caninos consultados- necesitan al menos dos paseos largos diarios (20 minutos mínimo) y una o dos sesiones de juego al día puesto que si se aburren pueden desarrollar un comportamiento destructivo.

Entrenar a un Pomsky no es sencillo pero esta característica se compensa con las buenas aptitudes para la vigilancia que tienen estos perros

2. Cómo alimentar a un Pomsky

Necesitan una nutrición regular y saludable en cantidades moderadas. No son caprichosos en este sentido y no tienen requisitos especiales.

Pero el dueño del Pomsky debe tener en cuenta la lista de alimentos prohibidos para perros, al igual que el resto de humanos que comparten su vida con un peludo. 

Origen e historia de la raza Pomsky

La raza híbrida o mestiza, fruto del cruce de un Pomerania y un Husky siberiano, denominada como Pomsky es de las más recientes que existen. 

El origen de los perros Pomsky tiene lugar en Estados Unidos. Allí fue donde surgió el primer cruce de las razas nombradas sobre estas líneas. 

La ''creación'' del nombre de la ''mezcla'' hace honor a las razas nórdicas que la forman. Pom (la raíz de Pomerania) y sky (la terminación de Husky). Un nombre sencillo y fácil que ha hecho las decilias de cientos de personas en todo el mundo. 

En Estados Unidos existe una fuerte demanda por los perros Pomsky que, actualmente, se ha extendido al mundo entero

A día de hoy, tal y como señalamos al principio del artículo, la raza Pomsky no está catalogada por la Federación Cinológica Internacional (FCI) debido a que el cruce aún está en desarrollo, y por lo tanto; ningún ejemplar de Pomsky cuenta con pedigree

A pesar de que la FCI no reconoce la raza como tal; en Estados Unidos existen diversos clubs, como el Pomsky Club of America, que sostienen el cruce y luchan a diario por la protección y el reconocimiento a todos los niveles del Pomsky. 

cachorro pomsky blanco
Un cachorro de Pomsky blanco con la lengua fuera ©Shutterstock

Perro Pomsky: precio y dónde comprarlo

Un ejemplar de Pomsky cuesta entre 400 y 600 euros, aunque existen ejemplares que ascienden a más de 1.200 euros. Por ejemplo, un Pomsky blanco con ojos azules (el más deseado de todos) puede costar esa cifra e incluso más. Lamentablemente, todo depende de la oferta y la demanda. 

Teniendo en cuenta los orígenes de esta raza híbrida es muy complicado conseguir un ejemplar de Pomsky en España. 

Los Pomsky son perros concebidos, en un primer momento en Estados Unidos, y los compradores deben tener cuidado a la hora de realizar la compra. En nuestro país, según publicaciones de denuncia en redes sociales, ha habido varias estafas relacionadas con esta y otras razas.

El mensaje que lanzamos desde Wamiz España para que nadie sufra un timo es muy claro: ¡antes de comprar, ADOPTA! Los refugios están repletos de perros esperando que algún alma caritativa abra su chenil y les regale una segunda oportunidad. 

Sabemos que adoptar un Pomsky, a día de hoy, es un milagro; pero a quién le importa la raza cuando el objetivo es salvar una vida. ¡Mira!

En el caso de que nuestras palabras no te convenzan y optes por comprar un Pomsky o cualquier otro perro, hazlo siempre en un criadero de confianza.  

  • Visita varios criaderos de perros antes de decidirte por uno. 
  • Comprueba las reseñas de cada uno de los criaderos que visites.
  • Cerciórate de que los perros viven en las mejores condiciones y no sufren maltrato alguno. 
  • Pide al responsable del criadero el libro de vacunas del perro que vas a comprar.
  • Conoce a los padres del perro que vas a comprar así como al resto de la camada u otros miembros de la familia. 
  • Si tienes cualquier tipo de duda sobre las condiciones en las que viven los perros, hazle las preguntas necesarias al dueño del criadero y asegúrate de que responde con total sinceridad. 
  • Si es posible ponte en contacto con otras personas que hayan comprado perros en ese lugar. 
  • Y en el caso de que no te convezca la opción de comprar... ¡adopta!

Mezcla de Pomerania y Husky, una raza polémica

Existe cierta controversia con esta mezcla racial ya que se 'crea' a través de un proceso de inseminación artificial -los Pomerania son muy pequeños en comparación con los Husky, por lo que la reproducción natural se hace casi imposible-, lo cual tiene sus detractores en cuanto a la ética del asunto.

También conocidos como Husky Pomerania, hay mucha preocupación con estas razas híbridas que son producto de ciertas modas pasajeras.

Mucho se teme que, cuando la 'fiebre' pase, estos perros terminen abandonados o en refugios. Esperamos, de corazón, que esto no ocurra

No hay duda de que estamos ante un perro precioso y que existen criadores responsables que te asegurarán un Pomsky de buen carácter, pero es probable que algunos ejemplares no terminen siendo el perro ideal para familias con niños pequeños o para personas que no puedan adaptarse fácilmente a ciertas situaciones de imprevisibilidad. Pero, como te hemos dicho a lo largo del artículo, todo es cuestión de paciencia y educación

¿Puede el Pomsky convivir con niños?

En una casa con niños, el perro y los infantes requieren de una introducción lenta y progresiva para que todo salga bien.

Cabe destacar que algún ejemplar de Pomsky puede ser demasiado nervioso y asustadizo al principio, pero los hogares con niños -no bebés- son los más adecuados para ellos ya que se convierten en compañeros de juego inigualables desde el primer momento y siempre bajo la supervisión de un adulto.