Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

Gripe en perros: síntomas y tratamiento

perro con gripe advice © Shutterstock

Al igual que las personas, los perros pueden resfriarse ante los cambios de tiempo, e incluso, por acción del algún virus que se encuentra en el ambiente. La gripe en perros es un proceso bastante frecuente, sobre todo en los meses de invierno.

Es importante saber reconocerla para poder darle a nuestro peludo los cuidados necesarios y conseguir que se encuentre mejor lo antes posible, ya que todos conocemos el malestar que provoca la gripe.

Por Rodríguez Paula

¿Los perros tienen gripe?

Si alguna vez te has preguntado si los perros tienen gripe, la respuesta es afirmativa, y se asemeja mucho a la gripe de las personas.

La causa de gripe en perros se debe a la acción de un virus que, ante una bajada de defensas del animal, inicia su acción y provoca la enfermedad. La bajada de defensas o debilitación del sistema inmune puede deberse a un cambio brusco en el clima donde el perro se resfría, una mala alimentación, en perros muy jóvenes o demasiado viejitos... 

El virus responsable de la gripe pertenece a la familia Paramyxoviridae y se conoce como virus de la Parainfluenza canina o, comúnmente tratado como virus de la tos de las perreras (traqueobronquitis infecciosa canina).

Su transmisión es vía aerógena, es decir, por el aire. También por contacto directo con las secreciones de un animal infectado (descarga nasal, ocular y/o saliva). Es muy contagiosa pero poco alarmante, es decir, es frecuente encontrar a perros que conviven juntos con los mismos síntomas porque se infectan unos a otros rápidamente, pero no se trata de un cuadro clínico grave ya que resuelve en pocos días; a no ser que haya complicaciones secundarias asociadas.

Muchos propietarios se preguntan si se puede contagiar la gripe a un perro a personas. En la actualidad no ha habido ningún caso reportado en el que se haya dado este hecho, ya que las cepas del virus que afectan a cada especie son distintas. Por lo tanto, no hay por qué preocuparse en la convivencia en casa si algún miembro de la familia sufre fiebre.

Síntomas de gripe en perros

Los síntomas de gripe en perros son muy similares a las personas. Al tratarse de una infección por vía aérea, la principal presentación clínica será de un cuadro respiratorio, aunque también pueden darse síntomas sistémicos, dependiendo de la gravedad. Los síntomas de gripe en perros más frecuentes se describen en la siguiente lista:

  • Ataques de tos que pueden finalizar con alguna arcada.

  • Estornudos.

  • Disnea, es decir, dificultad respiratoria.

  • Descarga nasal transparente. Si la secreción nasal pasa a convertirse en moco amarillento verdoso, significa que ha habido una infección bacteriana secundaria.

  • Ojos llorosos.

  • Pérdida de apetito y también rechazan beber.

  • Deshidratación. Las encías pueden estar secas y de un tono pálido.

  • Letargia, están inactivos, prefieren la tranquilidad y dormir.

  • Fiebre. Temperatura corporal por encima de 38’5 °C en un perro adulto.

Gripe en perros: tratamiento a aplicar

Sobre cómo curar la gripe en perros -aunque no se trate de una enfermedad grave-, precisa atención veterinaria para asegurar el bienestar de nuestra mascota. Bajo ningún concepto mediques a tu perro con fármacos destinados a la especie humana, ya que pueden estar formulados con principios activos muy tóxicos para los canes. Lo mejor es acudir al veterinario para que realice el examen clínico necesario y confirme que se trata de gripe canina y no de otra enfermedad con sintomatología similar.

El plan terapéutico básico incluirá:

  • Un antiinflamatorio para reducir el dolor muscular asociado al malestar general y aliviar las vías respiratorias.

  • Puede ser necesaria la acción de un antibiótico, sobre todo si la descarga nasal es de moco y la fiebre es elevada, ya que probablemente haya bacterias involucradas.

  • Expectorantes y antitusígenos para aliviar los síntomas y facilitar la respiración.

  • Algún complemento vitamínico para reforzar el sistema inmunológico.

  • Un protector gástrico para evitar desequilibrios en la flora del estómago e intestinal al administrar tantos medicamentos.

Remedios caseros para la gripe en perros

La pregunta que se hacen los propietarios es “mi perro tiene gripe, ¿cómo lo curo?” Bien, además de la asistencia veterinaria, nosotros podemos ayudar en casa a que nuestro perro se encuentre mejor tomando algunas medidas muy sencillas:

  1. Es importante mantenerlo hidratado. Aunque no quiera beber, debemos estimularlo para que beba agua poco a poco, incluso si es necesario, administrar pequeñas cantidades con una jeringuilla directamente en su boca.

  2. Debe seguir comiendo. Si no quiere su dieta habitual de pienso, puedes darle comida que le resulte más rica y le estimule (comida húmeda, pechuga de pollo o pavo, etc.). Lo importante es que mantenga el estómago lleno para tener suficiente energía y para poder procesar todos los medicamentos.

  3. Proporcionarle un lugar cómodo y calentito donde descansar. Si tiene mucho frío podemos arroparlo con mantas. Lo más importante es que se sienta tranquilo para poder descansar.

  4. Evitar el contacto con otros perros para que no se continúe propagando la enfermedad, así como limpiar las superficies que haya podido utilizar el perrito contagiado.

  5. Puedes ayudarte de productos naturales. Por ejemplo, las infusiones de tomillo le ayudarán a respirar mejor. Otra recomendación es la administración de Equinacea (en polvos o gotas), para tratar infecciones del tracto respiratorio.

La gripe en perros es un proceso bastante frecuente, sobre todo en los meses más fríos. Ahora que conocemos los síntomas y que virus es el encargado de producirla, debemos actuar en consecuencia y acudir al veterinario si sospechamos que nuestro peludo puede haberse contagiado. Nuestra responsabilidad como propietarios es asegurar el bienestar y salud de nuestros compañeros.