Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Cómo limpiar los ojos de tu perro en 5 sencillos pasos

Cómo limpiar ojos a un perro advice
© Shutterstock

Limpiar los ojos de un perro puede ser un procedimiento complicado, sobre todo si no sabes muy bien cómo tienes que hacerlo. No es algo que a ellos les guste, por lo que pueden revolverse y negarse a que se lo hagas. Pero su salud también depende de esto y por eso es tan importante saber cómo limpiar los ojos a un perro.

Por Bosch Maica

Por qué es importante limpiar los ojos de mi perro

La higiene de los perros, y las mascotas en general, es muy importante ya que les hace tener un vida más saludable pero, sobre todo, les hace sentir más felices. Dentro de la limpieza de un perro, el lavado de ojos es uno de los momentos más importantes.

¿Por qué? Bien, básicamente manteniendo los ojos de tu can limpios consigues que esté lejos de padeces cualquier infección ocular como la conjuntivitis. Y este tipo de problemas pueden derivar en infecciones mayores o enfermedades si no se tratan a tiempo. Por eso, dentro de todo el proceso de higiene, debes incluir limpiar los ojos del perro y quitarle las legañas.

No está de más que tengas algunos conocimientos básicos sobre los distintos tipos de legañas con las que te puedes encontrar. Tan sólo tienes que distinguir entre las que son normales, y las que tienen un color verde, que normalmente también son de una consistencia diferente. Estas últimas, son un claro indicativo de que tu perro tiene algún problema en los ojos.

Cómo limpiar los ojos a un perro

Este es un procedimiento rápido y muy sencillo. Tan sólo debes dedicarle un par de minutos al día. Para algunas razas el cuidado de los ojos requiere algo más de tiempo: por ejemplo para todos aquellos perros que tienen pliegues en los ojos. Puedes buscas información sobre tu perro en particular para saber cuánto tiempo le tienes que dedicar a esta práctica.

Los pelos que rodean el ojo deben se cortos

El área alrededor del ojo debe estar despejada y libre. Por esto, dependiendo de la raza del can, es necesario cortar el pelo que hay rodeando los ojos. Teniendo en cuenta que este pelo también tiene una función y que no debe quedar al ras del ojo. A algunos perros no es necesario hacérselo.

El ambiente debe ser tranquilo y relajado

Limpiar los ojos del perro es una práctica que puedes hacer siempre en el mismo lugar, así para el perro es más fácil porque poco a poco irá entiendo ese hábito. La habitación en la que vayas a limpiar los ojos del perro debe ser tranquila e iluminada.

Tu actitud también debe ser relajada porque si no proyectarás tu estado de ánimo en el perro y te será más difícil realizar todo el proceso con un perro enfadado o nervioso.

Empieza con el proceso

Puedes empezar por acariciar a tu can si ves que está intranquilo o incómodo. Jugar un poco con él o acariciarle son siempre los primeros pasos para que el animal gane confianza.

Si consigues que se relaje, ya puedes comenzar. Coge una gasa y mójala con suero fisiológico para limpiar toda la zona que rodea el ojo. Es en este momento cuando hay que limpiar las legañas del perro, sin olvidarte de los párpados. Tras aplicarle el suero las legañas se habrán reblandecido un poco por lo que te será más fácil limpiárselas. Igualmente, este es un paso complicado y por eso tienes que hacerlo con mucha suavidad.

Ponerle las gotas

Llega el momento de ponerle las gotas al perro. Normalmente, por si no sabes con que le puedes limpiar los ojos a tu perro, en la propia clínica veterinaria te asesoran sobre qué tipo de gotas usar aunque siempre suelen ser una composición de suero fisiológico.  

Para que el can no mueva la cabeza, deberás sostenérsela con la mano que te queda libre. Con la otra mano, utilizando el dedo índice y pulgar, abres el párpado para echar el producto. Con un par de gotas por ojo es suficiente.

Limpiar los ojos a los perros: recomendaciones extras

  • La limpieza diaria de ojos no tiene porque incluir siempre las gotas. Aunque como ya hemos comentado depende de la raza de tu perro.

  • El cepillado diario del animal también evita que los pelos que quedan sueltos le vayan a los ojos.

  • Si tu can tiene los ojos saltones debes saber que requieren mayor atención porque es más propenso a padecer infecciones.

  • Utiliza siempre gasas para limpiar los ojos del perro, nunca algodones ya que sus fibras podrías quedarse en el ojo o alrededor del mismo.

Como ya has visto, lavar los ojos de tu perro no debería ser algo complicado si se hace de manera habitual. Al principio necesitarás algo más de paciencia pero en cuanto el perro se acostumbre no tendrás ningún problema.

Lea también