Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Qué cuidados necesita un perro recién nacido?

Como cuidar a un perro recién nacido advice
© Shutterstock

Todos los cachorros son adorables y tienen algo que hace que nos llenen de ternura, pero cuando son demasiado pequeños, o están llegando al mundo, los cuidados que necesita un perro recién nacido no son los mismos que los de un cachorro de 3 a 6 meses.

En este artículo, vas a conocer los principales trucos para cuidar a un perro recién nacido.

Por Bosch Maica

Neonatos, cómo atender a los cachorros durante el parto

Lo principal es evitar ayudar a la mami perruna durante el parto, pero si ella no se está encargando de los cachorros, deberemos intervenir para evitar que puedan sufrir daños.

Es importante durante el propio parto tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Debemos desgarrar las membranas fetales con mucho cuidado.

  2. Si tuvieran problemas al nacer, es importante romper las membranas dentro de la vagina de la madre y sujetar al cachorro de cuello o cadera, tirando de él a la vez que suceden las contracciones del parto.

  3. Entregar el cachorro a la madre para que estimule su respiración, corte el cordón umbilical y lo seque. Si no lo hiciera, tendríamos que hacerlo nosotros.

  4. Aspira los líquidos fetales de las vías respiratorias.

  5. Hay que frotar el cuerpo con un trapo o toalla para limpiarlo, hacerle entrar en calor y estimular su respiración.

  6. Es imprescindible efectuar una ligadura o un nudo en el cordón umbilical a unos 2 cm del cuerpo del cachorro y cortar.

  7. Comprobar que el paladar está completamente formado así como que, el orificio del ano existe.

  8. Entregárselo a la madre para que lo aproxime a las mamas y lo pueda alimentar.

Si hubiera problemas durante el parto y los cachorros no pudieran nacer (razas pequeñas 2 horas desde las primeras contracciones y hasta 4 horas en razas medianas o grandes) lo mejor es acudir a tu veterinario para que le ponga oxitocina o prepare la inminente cesárea.

Vigilancia y cuidados de perros recién nacidos

A la hora de cuidar a un perro bebé hay que asegurarse de que la madre los alimenta cada 2 o 3 horas, esto les ayuda a mantener su temperatura.

Si el cachorro o cachorros no tuvieran madre, tendríamos que alimentarlos nosotros con biberón y leche especial para ellos, y/o con calostro, en los mismos intervalos de tiempo. E ir introduciendo el resto de alimentos necesarios progresivamente (pienso, comida húmeda o la dieta que vaya a llevar).

Mantener la temperatura

Durante las primeras 24 horas debemos mantenerlos a una temperatura entre los 30-33ºC, a partir de los 3-4 días puede reducirse desde los 30ºC hasta los 26ºCbajando progresivamente temperatura de 4ºC en 4ºC hasta llegar a temperatura ambiente.

Estimulación para orinar y defecar

Al principio, la cama deberá tener empapadores o papel debajo, ya que es importante cambiarlos a diario.  

Más tarde, la madre es quien debe cuidar al perro bebé estimulándolo para que orine y defeque, de no ser así, habrá que intervenir en las zonas con aceite de oliva. Para ello, es importante que se haga de forma de circular.

A partir de las 2 o 3 semanas de vida, los cachorros por sí mismo empiezan la conducta de eliminación voluntaria.

Más cuidados para perros recién nacidos

Tan importante es atender a las necesidades fisiológicas como a la estimulación de su sistema nervioso. Para ello, la estimulación temprana es esencial para el cuidado de perros recién nacidos.

Ejercicios de estimulación

Los ejercicios deben practicarse una vez al día, sin superar los tiempos indicados y cuando el cachorro tenga al menos 3 días de vida.

Si el cachorro o cachorros tienen madre o madre adoptiva, está totalmente contraindicado realizar la estimulación temprana, ya que puede alterar la bioquímica del sistema nervioso.

Los principales ejercicios de estimulación son los siguientes:

  • Estimulación táctil: colocar al cachorro sobre una mano y estimular interdigitalmente las cuatro extremidades de 3 a 5 segundos.

  • Estimulación térmica: humedecemos una toalla y la meteremos en la nevera 5 minutos. Después colocaremos sobre ella al cachorro con las 4 extremidades de 3 a 5 segundos.

  • Cabeza erguida: mantenemos al cachorro en posición perpendicular al suelo (con las dos manos) de 3 a 5 segundos.

  • Cabeza abajo: seguimos con la posición anterior y lo giramos, aguantamos en esta posición de 3 a 5 segundos.

  • Posición supina: debemos mantener al cachorro con ambas manos sobre su espalda, y dejarlo mirando al cielo, de 3 a 5 segundos.

Ahora ya conoces los cuidados que un perro recién nacido necesita, con ellos podrás ayudarle a desarrollarse de la mejor manera posible independientemente de si el cachorro tiene una madre perruna como si se ve forzado a tener una madre humana.