Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Sabes a qué distancia pueden oler los perros?

Capacidad olfativa de los perros advice © Damien Bourseau, Wamiz / Instagram @liamstagram

Sin duda, el olfato es el gran sentido que los perros tienen. Pero, ¿cómo es de potente? ¿Hasta qué distancia pueden oler los perros?

En este artículo, vas a conocer todos los detalles sobre el sentido del olfato de los perros.

Por Bosch Maica

Cómo es el olfato de los perros

El perro al nacer lo hace siendo sordo y ciego por lo que los únicos sentidos que le queda para guiarse son el del olfato, el tacto y también el del gusto. Ayudándose de su olfato podrá averiguar donde se encuentra su madre y al cabo de algunos días empezará a abrir los ojos y a utilizar sus oídos. Por lo que el olfato se desarrolla durante más tiempo para cubrir la falta que dejan los otros dos sentidos, y por ello es el más potente.

Cada perro tiene entre 150 y 300 millones de células dedicadas exclusivamente al olfato, aunque esta cifra varía según la raza del animal. Esto explica a qué gran distancia pueden oler los perros pues son grandes rastreadores. Los perros de raza ‘Bloodhound’ se dice que son los que más cantidad de estas células tienen sólo por delante del Labrador.

Para que veamos realmente la potencia olfativa de los perros, comparémosla con la de los humanos. Y es que nosotros sólo tenemos 5 millones de células olfativas. Es por esto que los perros pueden oler un gran espectro de olores y percibir algunos que para nosotros es imposible.

Cómo funciona el olfato del perro

En la parte que queda justo detrás del tabique nasal tienen lo que se conoce como ‘Órgano de Jacobson’ o vomeronasal, que conecta con el canal incisivo superior, es decir, es un conducto que une la nariz con la boca. Cuando el perro anda o corre con la lengua fuera consigue que parte del aire del ambiente entre por este conducto y gracias al ‘Órgano de Jacobson’ es capaz de extraer cualquier matiz olfativo que haya en el aire. Así detecta también las feromonas a larga distancia.

Hay ciertos factores que pueden influir a la hora de que el perro detecte o no olores. Estos factores son: cansancio, corrientes, mal aliento, la propia anatomía de la nariz, la dieta, la hidratación del animal, etc.

¿A qué distancia pueden oler los perros?

Las personas, desde hace ya mucho tiempo, se han servido de los perros para encontrar personas bajo escombros en misiones de rescate, detectar toda clase de drogas, rastrear, encontrar explosivos, etc.

Su poder olfativo alcanza hasta los 12 metros de profundidad bajo tierra y por eso son de gran ayuda para encontrar a personas bajo los escombros tras un derribo. También son capaces de detectar fugas de gas, descubrir averías, encontrar presas para cazadores…

Todo esto es posible gracias a que, en su cavidad nasal, tienen un tejido que se conoce como ‘epitelio olfativo’ que está formado por células sensitivas que son las encargadas de detectar los olores. En las personas, el tejido del que hablamos llega a medir unos 5 centímetros cuadrados y se forma con 5 millones de células olfativas. En los perros esta membrana mide unos 50 centímetros cuadrados, lo que viene a ser unas 30 veces más grande que el de las personas, y por lo tanto tiene espacio para muchas más células olfativas.

Las personas podemos llegar a reconocer unos 4 mil olores diferentes, el perro en cambio reconoce hasta 1 millón de olores distintos. Si te fijas, la nariz de los perros siempre está húmeda y fría y esto es porque les ayuda a disolver las partículas del aire. Esto favorece a que reconozcan olores mucho más rápido y en una mayor cantidad.

Memoria olfativa

Además de tener una gran calidad olfativa también tienen una gran memoria olfativa. Los perros son capaces de reconocer a las personas de su familia o encontrar su casa a bastantes metros de distancia gracias, tan sólo, con el aire que siempre va cargado de aromas. El can es un animal tan inteligente y de tal poder olfativo que es incluso capaz de reconocer el humor de su dueño en función de su olor, ya que las personas cambiamos de olor en consonancia con nuestro estado de ánimo.

Las personas utilizamos el sentido de la vista o el tacto para reconocer todo aquello que nos rodea pero para los perros esto no es posible. Ellos no quieren ver las cosas que les rodean, lo que quieren es conocerlas oliéndolas. Y es que el sentido del olfato es su particular manera de conocer el mundo y todo lo que hay en él.

Gran distancia olfativa en continuio desarrollo

La distancia a la que pueden oler los perros es bastante amplia y no sólo por la cantidad de células olfativas que poseen sino por el constante desarrollo de las mismas desde que son cachorros. Su sentido del olfato siempre ha sido, es y será su mejor arma.