Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Cómo saber que mi perra va a parir: síntomas que lo indican

perra preñada advice
© Shutterstock

Muchos son los que cruzan a sus perritas para traer cachorritos a este mundo, pero todos somos primerizos una vez en la vida y es normal no tener claro cuándo va a ser el momento del parto. Basta con prestar atención al comportamiento de la futura mami perruna para comprobar qué está cambiando en ella así como las señales de que se está preparando para traer a los cachorritos a este mundo.

Por Rodríguez Paula

Gestación de una perra

Si el embarazo de tu perra ha sido planeado y sabes qué día exacto fue la monta, debes contar entre 63 y 65 días desde el día en cuestión, esto es lo que dura apróximadamente el tiempo de gestación de los cachorritos. A partir del día 44 ya puedes hacerles radiografías para saber cuántos perritos vienen en camino.

Es importante darles una buena alimentación durante la gestación. Debemos cambiarles el pienso y comenzar a dar un pienso específico para mamis gestantes o comenzar con pienso de cachorro, ya que los bebés estarán consumiendo los nutrientes de la perra y si no está bien provista de alimento puede tener problemas de malnutrición.

Signos de que tu perra está a punto de parir

  1. Comportamiento de nido: se ponen a buscar un sitio donde se sientan seguras para tener a los cachorritos. Habitualmente está apartado, escondido de todos y puede que hasta debajo de la cama. Comienzan a rascar el suelo, colocar mantas y a girar en círculos para encontrar la posición en la que se sientan más cómodas. Si puedes, ten preparada una caja de cartón con empapadores, en un sitio recogido, donde no puedan molestarla con facilidad y se pueda sentir segura.

  2. Busca tu compañía insistentemente: empiezan a sentirse extrañas y al no saber qué les sucede buscan constantemente la compañía de su mami o papi humano, para que les den mimos y sentirse arropadas y queridas.

  3. Prefiere no estar con otros perros o estar sola: si en casa convive con otros perros, muchas veces prefieren alejarse de ellos y no estar en contacto. Es una situación delicada y no se encuentran del todo bien, por ello eligen no tener compañía perruna. 

  4. Está nerviosa y con la respiración acelerada: los cachorritos se han colocado para salir y se sienten incómodas, su organismo se está preparando para alumbrar y se les acelera el ritmo respiratorio y el cardíaco. 

  5. Lamido de la vulva: como en hembras humanas, el interior del cuerpo se va preparando, la musculatura se va distendiendo para dar paso a los cachorritos, esto duele y provoca que se laman la vulva constantemente. Este acto produce en ellas un efecto relajante, además de mantener limpia la zona y favorecer la salida de los cachorros. 

  6. Falta de hambre: cuando faltan horas para que nazcan los bebes perrunos, las mamis tienden a dejar de comer, toda la zona abdominal la sienten extraña, con molestias y esto hace que pierdan el apetito. Aunque tu perrita deje de comer, no te preocupes, durante el parto se comerán toda la placenta de los cachorretes y esto les da un aporte energético bastante fuerte. 

  7. Cambio en la temperatura corporal: lo mejor es controlar habitualmente la temperatura de tu perra para saber cuál es la media. Pero durante la gestación es mucho más importante, siendo 38º la temperatura media normal en perros.  Cuando llega el momento del parto, la temperatura de tu perrita debe descender unas cuantas décimas pudiendo llegar hasta los 36,5º. Este es un buen indicativo de que llega el momento del parto. 

  8. Expulsar el tapón de mucosa: durante la gestación, se forma un tapón mucoso dentro del útero, cuya función es proteger a los cachorros de agentes infecciosos externos evitando que nada pueda entrar y que perturbe la gestación. Lo normal es que se expulse entre 30 minutos y 10 ó 12 horas antes de la llegada de los cachorros.

  9. Contracciones visibles: esta es la recta final del parto. Habitualmente la hembra se recuesta en posición lateral. Su respiración está más agitada y su tórax y abdomen se mueven más rápido de lo normal. En ese momento las perritas hacen fuerza y entre contracción y contracción llegan los pequeñines.

Si empiezan las contracciones y en 2 horas no ha salido ningún cachorro, acude a tu veterinario rápidamente para que le pongan oxitocina a la perrita y la ayuden con el parto. Si aún así no llegan los perretes en 4 horas máximo debes estar preparado para que le hagan una cesárea. 

Estos son los 9 síntomas más sencillos de detectar que nuestra perrita se está poniendo de parto. Es importante hacer un buen seguimiento y estar preparado para todo y poder ayudarla si fuera necesario.

Escrito por: Paula Rodríguez, graduada en Veterinaria y especializada en Medicina Tradicional China y Terapias Naturales.