Instagram

Publicidad

¿Qué alimentación debe seguir una perra embarazada?

alimentacion perra embarazada junto a perro advice

Perra embarazada tumbada en la cama junto a un perro

© Shutterstock

Hablamos alto y claro de la alimentación que debe llevar una perra embarazada para que ni su estado de salud ni el de sus crías se resienta. ¡Presta mucha atención!

Por Vanessa Parapar

Publicado el 16/11/20 17:50

¿Qué alimentación debe tener una perra embarazada?

Las primeras semanas de gestación de una perra: dieta

Una perra embarazada, por norma general y según varios veterinarios asturianos consultados por Wamiz, puede llegar a perder el apetito. Especialmente durante la tercera y la cuarta semana de gestación debido a las náuseas o vómitos, similares a las "náuseas del embarazo" humanas.

Por lo tanto, la alimentación de la perra debe cuidarse más que nunca para que se mantenga fuerte puesto que debe velar por su salud y por la de sus crías. 

Tomando en consideración la apreciación de la falta de apetito y para no avivar más la llama de que lo pierda por completo, una perra embarazada debe comer varias veces al día en pequeñas cantidades. 

Es fundamental ofrecerle raciones pequeñas de comida varias veces al día a la par que su papá o mamá humana vigilan su apetito. 

Durante el resto del embarazo: incrementar la ingesta

Una vez que la gestación esté más avanzada, la mamá no solo tiene que alimentarse bien, ha de hacerlo ¡muy bien! Esto es porque además de ella misma, tiene que ocuparse de nutrir a los pequeños embriones que se desarrollan en su interior.

Según el veterinario Javier Martí, “una perra que espera entre cuatro y cinco cachorros debería incrementar la ingesta de alimento un 5 o 6% cada semana”.

¿Cómo incrementar sus raciones sin que la perra rechace la comida? Es fácil, hay que hacerlo al ritmo que crecen los pequeños. De esta manera y según las declaraciones del doctor, cuando vayamos por la novena semana, la cantidad de alimento que le ofreceremos a la perra será aproximadamente una cuarta parte más de lo que comía antes de iniciar la gestación.

Fase final del embarazo: la perra pierde el apetito

En la recta final del embarazo, los cachorros cada vez ocupan más espacio en el vientre materno. Por lo tanto, conviene alimentar a la futura madre con raciones de comida muy pequeñas y de manera frecuente. 

La perra experimenta una sensación de empacho en su cuerpo y, en la mayoría, de los casos deja de comer a partir de la novena semana de embarazo

A pesar del estado de la perra, debes incitarla a comer poco a poco y ponerle agua fresca varias veces a lo largo del día para que esté hidratada. 

perra embarazada lazo rosa
Perra embarazada descansando ©Shutterstock

¿Por qué debo alimentar a mi perra con comida para cachorros durante la gestación?

Siguiendo con las recomendaciones de Martí, una perra gestante necesita proteínas extra para hacer frente al embarazo y, por ello; asegura que es fundamental alimentar a la futura madre con comida para cachorros.

El motivo no es otro que la composición de este alimento. ''La comida para cachorros cuenta con muchas más proteínas que el resto dándole a la perra la energía necesaria para seguir adelante'', asegura el doctor. 

Pero eso no es todo. Las opciones alimentarias para cachorros son más fáciles de digerir algo que ayudará mucho a una perra gestante sobre todo en la fase final del embarazo. 

Alimentar a una perra gestante con comida para cachorros a partir de la tercera semana la ayudará a mantenerse fuerte y a pasar esos nutrientes a las crías a través de la lactancia. 

¿Cómo darle a mi perra embarazada comida para cachorros?

Como te hemos dicho en otras ocasiones; cambiar la dieta de tu perro no es fácil y siempre debes hacerlo bajo la supervisión de un veterinario. Y el caso de una perra gestante no iba a ser distinto:

  • Consulta con tu veterinario esta opción. 
  • Una vez que el doctor la apruebe, comienza introduciendo poco a poco la nueva comida a la dieta de tu perra embarazada. Dejándole de esta manera, un tiempo de adaptación a su sistema digestivo
  • Durante los primeros días, mezcla la comida para cachorros en sus raciones habituales poco a poco. 
  • Pasada una semana verás como su bol de comida estará prácticamente sustuido por este nuevo alimento cargado de nutrientes tanto para ella como para las futuras crías. 
Recuerda: la comida para cachorros también debe estar adaptada al peso, la talla, la raza y las preferencias de la perra gestante

¿Puedo darle vitaminas, suplementos y medicamentos a una perra embarazada?

Las vitaminas y los suplementos no están recomendados para una perra gestante. Aunque, en ocasiones, el veterinario puede recetarlos si cree que es conveniente para la salud de la hembra. 

Algunos expertos recomiendan darle a las perras suplementos vitamónicos a partir de la sexta semana de embarazo para ayudar a la futura mamá a tener el balance óptimo de los nutrientes necesarios de cara a la fase final del periodo de gestación y a la posterior lactancia. 

''Jamás se debe caer en la tentación de suministrarle calcio a una perra embarazada. Ella lo produce de manera natural y una aportación extra puede ser fatal'', asegura Martí. 

Los medicamentos, por su parte, deben evitarse a lo largo de todo el embarazo porque pueden provocar problemas congénitos a las crías. 

Antes de administrar medicamentos, vitaminas o suplementos debes consultar al veterinario

¿Qué cantidad de comida debo darle a una perra embarazada?

  • Primeras semanas de gestación: mantén su ración de comida habitual. Recuerda que durante este periodo puede sufrir náuseas que le quiten el apetito. 
  • A partir de la tercera semana de gestación: aumenta el tamaño de sus raciones cada semana. 
  • De la novena semana y hasta el final: siguiendo el incremento de las raciones poco a poco, para la semana número nueve el tamaño de la ración de tu perra habrá aumentado considerablemente: será un tercio mayor de lo normal. En este punto es importante subrayar que para entonces, el peso de la hembra habrá aumentado entre un 17 y un 25 por ciento dependiendo de la camada que crezca en sus entrañas. 
Durante todo el embarazo debes prestar atención al peso de tu perra para evitar que desarrolle un problema de obesidad que afecte de forma negativa durante la gestación y el parto

¿Cómo alimentar a un perra tras el parto?

cachorros mamando perra lactante
Una camada de perros recién nacidos mamando de la madre ©Shutterstock

Tras pasar el delicado momento del parto, viene un periodo bastante complicado: cuidar de la madre y de toda la camada. 

Por esta razón es muy importante asegurarse de que la comida de la perra contiene todos los nutrientes que necesita; algo que repercutirá en el crecimiento de los cachorros. 

Los veterinarios recomiendan seguir dándole comida para cachorros debido al contenido calórico y los nutrientes añadidos que conlleva esta fórmula, básicos para aportarle resistencia a la perra y ayudarla a producir leche de buena calidad para sus crías. 

Con todo, es posible que tu veterinario te recomiende darle una aportación adicional. La llegada de los pequeños implica iniciar la producción de leche. Y la lactancia, al igual que ocurre en las mamás humanas, consume mucha energía puesto que los neonatos son muy exigentes, y amamantar a toda una camada puede resultar agotador.

En todo este proceso no te olvides de ponerle a la perra abundante agua fresca y limpia para mantenerla hidratada sobre todo si optas por la fórmula de comida seca antes, durante y después la gestación.