Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Mi perra rechaza a sus cachorros: ¿Qué puedo hacer?

Perra rechaza a sus cachorros advice © Shutterstock

Cuando una perra está embarazada, toda la familia espera con emoción la llegada de los cachorros. Aunque suele ser un acontecimiento precioso, puede darse el caso en el que nuestra perra rechace a sus crías, lo cual nos rompe los esquemas. 

No debemos pensar que no tiene corazón, sencillamente existen ciertas causas que llevan a una madre a actuar de esa manera. Es importante conocer qué puede originar este problema y qué medidas podemos adoptar para actuar en esta situación, ya que sin lugar a dudas, nuestra perra nos está pidiendo a gritos que necesita una atención especial. 

Por Rodríguez Paula

Causas por las que una perra rechaza a sus cachorros

El embarazo de una perra dura alrededor de 60-65 días. A partir de ese momento, la vida de todos los habitantes de la casa cambia, ya que llegan al mundo un grupo de pequeños individuos cargados de dulzura y energía. La mayoría de las perras tienen el sentimiento innato de atender el parto de sus cachorros ellas mismas, así como los cuidados posteriores. Ellas mismas rompen el saco amniótico cuando asoman por la vulva, limpian a cada criatura, producen leche suficiente para alimentarlos, etc. 

Sin embargo, existen casos en los que una perra rechaza a sus cachorros, bien ignorándolos e incluso, atacándolos. 

No debemos culpar a nuestra perra de esta reacción, debemos ayudarla y entender por qué se comporta de esa manera. En la siguiente lista resumimos algunas de las posibles causas:

  • Nuestra perra es demasiado joven. Algunas futuras mamás primerizas (su primer parto) es demasiado pronto, en su primer o segundo celo, por lo que todavía no son lo suficientemente maduras para atender a sus propios cachorros. Algunas de estas perras rozan el año de edad por lo que todavía, ellas mismas, son cachorros y tienen otras preocupaciones. Lo ideal es que una perra sea madre cuando ya haya vivido la época de juventud y sea adulta y experimentada, por ejemplo a partir de los 4 años de edad. 

  • Falta de leche. Si una perra que ha sido madre no produce la leche suficiente, o directamente no tiene, puede sentir el instinto natural de rechazar a sus crías ya que no es capaz de alimentarlas. Acude con urgencia al veterinario para que supervise este problema.

  • Salud. Ya sea antes o después del parto, la madre puede tener problemas de salud que le generen malestar y considere que no es el momento de atender a sus cachorros. El parto puede provocar mucho dolor y por ello, la madre queda sin fuerzas para cuidar de sus crías.

  • Problemas de socialización. Existen casos donde las perras no han tenido una correcta socialización durante su vida y, casi podríamos decir, que no saben que son perras ni se comportan como tal. Esta es una de las razones por las que una madre es agresiva con sus cachorros ya que no comprende la situación.

  • Cesárea. El proceso del parto, aunque se trata de un acontecimiento duro y doloroso, desencadena muchos procesos hormonales en la perra que crean el vínculo madre e hijo al momento. Cuando por consideraciones médicas es necesario realizar una cesárea, no existirá este momento de conexión entre una madre y sus cachorros, por lo que cuando se ve rodeada de ellos, no los reconoce como suyos, los rechaza e incluso, es agresiva.

  • Estrés. Puede que el parto fuera muy doloroso y estresante, hubiera mucha gente presente, no tenga un lugar para descansar con sus cachorros tranquilamente, esté rodeada de ruido, e incluso, que hayan demasiados cachorros, se sienta abrumada y rechace a algunos de ellos. En estos casos, debemos darle su espacio, no interaccionar demasiado con sus crías, procurar un lugar tranquilo y proporcionar las necesidades que precisa una recién estrenada mamá.

Qué hacer cuando una perra rechaza a sus cachorros

Lo primero que debemos hacer es acudir a un profesional veterinario para que revise a nuestra perra, es muy importante descartar posibles problemas de salud. También nos será de utilidad ya que podemos descubrir el origen del problema. No obstante, por cualquier circunstancia, puede que nuestra perra continúe rechazando a sus cachorros y seremos nosotros los que debemos atender a los recién nacidos

perro recien nacido

Pautas a seguir cuando una perra rechaza a sus cachorros

Además de ir al veterinario, te indicamos algunas medidas básicas que vas a tener que poner en marcha para saber qué hacer cuando una perra rechaza a sus cachorros:

  1. Si la madre los ignora, se aleja de ellos o es agresiva, coloca a todos los cachorros juntos en una caja o paridera con una fuente de calor (manta eléctrica, luz roja) con cuidado ya que podrían sufrir quemaduras e incluso, muerte por sobrecalentamiento. Deben mantenerse en un ambiente cálido, simulando el calor que proporcionaría la madre.

  2. Amamanta a los bebés con leche para cachorros. Existen preparados veterinarios de leche en polvo para cachorros que suplen la leche materna. También podrás encontrar biberones diseñados especialmente para perros. Siempre deben ofrecerse a una temperatura templada-caliente y con frecuencia (cada 2-3 horas aproximadamente).

  3. Estimula la evacuación. Los cachorros recién nacidos son incapaces de orinar y defecar durante los primeros días, por esta razón debemos masajear el abdomen suavemente para que defeque, así como humedecer los esfínteres con agua calentita para que orinen. Este procedimiento debe realizarse con frecuencia, o al menos después de cada comida. 

  4. Con ayuda de un profesional, podemos trabajar para que nuestra perra los acepte. Como por ejemplo, realizar presentaciones durante cortos periodos de tiempo, o sólo para amamantarlo y luego retirar a los cachorros. También podemos hacer que interaccione solo con 2 o 3 cachorros y poco a poco ampliar a toda la camada. Siempre en presencia nuestra para no correr riesgos. 

  5. Procura calma y tranquilidad. Evita ambientes de estrés, así como manejo excesivo de los cachorros.

Por último, no debemos olvidar la importancia de atender también a la madre, ya que ha pasado por un proceso determinante en su vida. Necesitará unos requerimientos nutricionales especiales y una atención veterinaria periódica. Puede que haya sido una situación traumática para ella y nos necesite para superar este bache en el camino. 

Con un asesoramiento por parte de un profesional y nuestros cuidados como propietarios, podremos sacar adelante a una madre y sus cachorros, e incluso, devolver este vínculo entre ellos. 

Escrito por: Paula Rodriguez, graduada en Veterinaria y especializada en Medicina Tradicional China y Terapias Naturales.
Fuentes: Instituto perro y Castro-Castalia