Instagram

Publicidad

Desinfectantes para perros y gatos: cómo hay que usarlos según los veterinarios

perro junto a un desinfectante para perros advice

¿Qué pasa si los desinfectantes para perros y gatos se usan mal?

© Shutterstock

El miedo al contagio por COVID provoca, en muchos casos, el abuso de los desinfectantes. ¿Sabes qué consecuencias puede tener el uso de estos productos en perros y gatos?

Por María Navarro

Publicado el 24/11/20 15:55

Desde que empezó la pandemia hemos cambiado nuestros hábitos de limpieza al llegar de la calle. El miedo al coronavirus hace que algunas personas hagan un mal uso de los productos desinfectantes, afectando a nuestros perros y gatos.

Repasamos cuáles son los más utilizados y qué consecuencias tienen.

Productos desinfectantes para el COVID más utilizados por la población

  • Geles hidroalcohólicos. Se han vuelto imprescindibles en cualquier lugar.

  • Soluciones a base de lejía. Hemos podido ver en comercios y lugares públicos alfombras desinfectantes o pediluvios. Al pisar en ellos se produce la desinfección del calzado. En muchas poblaciones, desde el principio de la pandemia, se han realizado desinfecciones de las calles por pulverización con el mismo producto.

  • Pulverizadores del ambiente o productos caseros a base de lejía o alcohol.

  • Agua y jabón. Se ha comprobado que un lavado con agua y jabón durante unos minutos es igual de efectivo que el uso de otros productos desinfectantes más agresivos.

Productos desinfectantes en los gatos: ¡mucho cuidado!

Se han observado más reacciones adversas en perros que en gatos. Con esta afirmación podríamos pensar que el gato es más resistente a los productos desinfectantes de limpieza que el perro, pero es justo al contrario.

Los gatos se intoxican con mucha más velocidad y gravedad que los perros. Se han encontrado más reacciones adversas en perros debido a que la mayoría de perros salen a la calle y la mayoría de gatos no.

gato desinfectante
Es muy difícil desifectar las patas de un gato si este sale sin control ©Shutterstock

Por ley, el perro debe ir atado, por lo que pasea por donde nosotros dirigimos. Cuando un gato sale de casa no suele salir atado, saltan por tejados y van por lugares poco transitados.

Aparte de esto, muchos gatos tienen fácil acceso al exterior y salen y entran muchas veces al día sin que nos demos cuenta. Este hecho y el carácter de algunos felinos hace que no desinfectemos sus patas cada vez que llegue a casa.

Aunque las reacciones adversas que pueden provocar los productos desinfectantes en perros y gatos son muy similares, trataremos más su prevalencia en la especie canina.

Reacciones adversas

Como todos sabemos, uno de los sentidos más desarrollado del perro es el olfato. Cuando salen a pasear, les encanta olfatear todo a su paso para conocer toda la información que sus fosas nasales les pueden ofrecer, como información  de otras personas o animales que han pasado por ese lugar.

Muchos perros tienden a comerse restos de comida que encuentran o hierbas, por lo que su boca también está expuesta. Durante todo el paseo, las patas del perro tienen contacto directo con el suelo. 

Cuando llegamos a casa después del paseo el perro estará relajado y empezará a acicalarse. Durante el acicalamiento se lamen partes del cuerpo como las patas.

Si el comportamiento habitual del perro es como hemos explicado, las partes de su cuerpo más expuesta a sustancias nocivas son:

  1. Fosas nasales y tráquea. 

  2. Boca y aparato digestivo.

  3. Piel y almohadillas.

Efectos secundarios que pueden causar los productos desinfectantes en perros y gatos

Los problemas más vistos en los centros veterinarios debido a los productos anti covid son:

  • Irritaciones de fosas nasales. Se pueden observar estornudos frecuentes, irritación, úlceras, sangrado nasal o epistaxis,etc.

  • Irritación de la tráquea. Las fosas nasales están conectadas con la tráquea. Si esta se irrita observaremos tos no productiva o sin secreción.

  • Problemas dermatológicos. Se observan mayoritariamente en las almohadillas porque es la zona que más contacto tiene. Pueden verse ulceraciones, grietas o rojeces.

  • Irritaciones en la boca o lengua por contacto con productos desinfectantes.

  • Vómitos y diarreas. Al comer hierba contaminada con productos desinfectantes o simplemente lamiéndose, ingieren productos químicos que pueden irritar el sistema digestivo. Se pueden observar vómitos, diarrea con o sin sangre e inapetencia.

Pasear con el perro durante la alarma por COVID

Para prevenir todas estas reacciones adversas la comunidad veterinaria recomienda:

  • No pasear por zonas que hayan sido pulverizadas o tratadas.

  • Vigilar durante el paseo que no beba agua retenida o coma algo.

  • Si en nuestro municipio pulverizan las calles, no salir a pasear durante dos horas después.

  • Lavar las patas de nuestro perro al llegar a casa con agua y champú especial para ellos, ya que el nuestro no tiene el mismo ph y podemos dañar la piel. Si al llegar a casa ponemos algún producto de limpieza en sus patas, es normal pensar que lo va a ingerir al lamerse. Podemos proteger las patas del perro poniendo unas botas durante el paseo.

No debemos obsesionarnos ya que no está demostrado que perros y gatos transmitan el coronavirus. Está bien que lavemos las patas del perro al llegar a casa, pero si lo hacemos muy a menudo podemos provocar problemas como la dermatitis.