Publicidad

Picadura de medusa en perros: cosas que hay que hacer antes de actuar

bulldog frances playa medusas

Bulldog francés paseando por la playa

© Jsnow my wolrd /Shutterstock

En las costas españolas hay medusas, y los perros no están libres de una picadura. A continuación te mostramos cómo actuar en caso de que tu perro sea atacado por una medusa. 

Por María Navarro

Actualizado el 19/8/21 9:00

Nuestro país cuenta con casi 10.000 km de costa, que en temporada alta, se abarrotan de turistas nacionales e internacionales. Cada vez es más habitual compartir las vacaciones con nuestras mascotas, ya que su compañía hace que aún disfrutemos más el tiempo de ocio tan merecido.

Aunque ir a la playa con nuestro perro es un plan genial, debemos tener en cuenta que no están exentos de peligros como las picaduras de medusa.

¿Qué medusas hay en las costas españolas y cómo actúan?

Como todos sabemos, la presencia de medusas en las playas es frecuente y peligrosa. Debido al aumento de temperatura del agua marina y la desaparición de sus depredadores naturales, es cada año más habitual la aparición de estos molestos animales en las playas en forma de plagas.

Existen centenares de especies de medusas. Las más frecuentes en nuestras costas son: Chysaora hysoscella, Pelagia noctiluca, Rhizostoma pulmo y Cothilorhiza tuberculata.

¿Las medusas pueden picar a los perros?

Al igual que los seres humanos, los perros son sensibles a las picaduras de las medusas. Los tentáculos de las medusas están formados por células urticantes o nematocitos, las cuales contienen veneno. Al contacto con la víctima, el aguijón o nematocisto presente en los nematocitos, inocula el veneno en la piel de la víctima produciendo así daño en el tejido.

Síntomas de picadura de medusa en perros

Los síntomas más frecuentes que produce la picadura en nuestros perros son:

  • Dolor.
  • Enrojecimiento o eritema de la piel donde se ha producido la picadura.
  • Edema o hinchazón de la zona.
  • Picor de la zona o prurito.
  • Respiración agitada.
Perro disfrutando de un día de playa ©Sinfonie/Shutterstock

¿Dónde puede picar la medusa a nuestros perros?

En el perro podemos diferenciar dos tipos de zonas.

  1. Zonas débiles o más sensibles. Son los lugares donde hay menos pelo y la piel es más fina. Serían la zona inguinal, pabellón auricular, zona axilar, nariz y boca.
  2. Zonas fuertes o más resistentes. Las zonas del perro donde hay más pelo son más resistentes a las picaduras. Las almohadillas, aunque carecen de pelo, son zonas duras e impermeables, por lo que también las consideramos en este grupo.

Aunque lo normal es que la medusa pique a nuestro perro dentro del agua, debemos tener en cuenta que estos molestos animalitos marinos pueden estar escondidos en la arena. Por ello, aunque el perro esté fuera del agua debemos vigilarlo para evitar que si encuentra una medusa la muerda o huela.

⚠ La picadura de medusa puede ser más grave si se produce en zonas tan delicadas como la trufa y la boca ⚠

Factores que influencian la picadura

La gravedad de la picadura depende de varios factores.

  • Especie de medusa.
  • Peso del perro. No es lo mismo una picadura de 5 cm en un perro de 2 kg que de 60kg.
  • Salud del perro. Por ejemplo, si el perro tiene problemas dermatológicos, la picadura le va a afectar mucho más que a un perro con la piel sana.
  • Zona de la picadura. 
  • Extensión de la picadura y cantidad de veneno inyectado.

¿Qué hacer si una medusa pica a nuestro perro? Pasos a seguir 👇

  1. Mantener la calma. Tenemos que pensar que el perro no entiende qué ha pasado y se rige por nuestro estado de ánimo.
  2. Evitar que el perro se rasque la zona para evitar que agrave la lesión. También es importante evitar el lamido, ya que con este mecanismo se puede extender el problema.
  3. Repasar la zona afectada para retirar los restos de tentáculos adheridos. Importante usar guantes o unas pinzas.
  4. Lavar la zona sin frotar con agua salada👈 , nunca agua dulce.
  5. Aplicar hielo por su efecto analgésico.
  6. Contactar con un centro veterinario de manera urgente. Deben revisar al animal y prescribirán pomadas locales a base de antibióticos y antiinflamatorios para que, en pocos días, desaparezca la picadura y el dolor.