Publicidad

Peligros a los que se enfrentan los perros en verano: ¿cómo evitarlos?

perros en verano

En verano, protege a tu perro del calor

© Shutterstock tcsaba

Proteger a los perros en verano (y también a los gatos) es primordial ya que en la época estival surgen una serie de peligros que pueden poner en jaque la vida de las mascotas. Hablamos largo y tendido sobre los protocolos de actuación y prevención para que tu perro o gato no sufra en los próximos meses. 

Por Yanira Rodríguez

Actualizado el

El clima es suave, el cielo se ve todo azul (en la mayoría del país), las vacaciones llaman a la puerta de miles de personas... ¡ha llegado el verano! Una estación que viene de la mano de momentos de relax que muchos propietarios compartirán con sus mascotas. Sin embargo, éstos deben tener cuidado porque el peligro siempre acecha.

Cada temporada los expertos subrayan la lista de amenazas para perros y gatos que vienen pisando fuerte desde junio hasta bien entrado septiembre. Por ello es primordial conocer los protocolos de prevención y actuación para cuidar y proteger a tu animal de compañía durante la época estival. 

A continuación hablamos de los consejos para cuidar a los perros en veranos, pero también a los gatos. 

Cuidado con las olas de calor en perros y gatos 

Gato tumbado en la playa ©Shutterstock

La insolación y los golpes de calor son muy peligrosos para la salud de perros y gatos.

No dejes a tu perro encerrado dentro del coche

Los propietarios no deben dejarlos nunca encerrados en el coche a plena luz del sol, esta es una de las causas más frecuentes de golpe de calor en perros. 

¿Qué hacer si encuentras a un perro encerrado dentro de un coche? ©Wamiz 

Hidrata al perro y al gato

El propietario debe asegurarse de que su mascota esté bien hidratada: suministrarle agua fresquita para que pueda refrescarse durante el día y la noche. 

Evita los paseos en horas punta

Si la mayoría de los gatos instintivamente piensan en protegerse del sol refugiándose a la sombra, los perros son más dependientes de sus dueños, especialmente durante los paseos y excursiones. Por ello, el cuidador debe evitar sacarlos a pasear entre las 11.00 y las 16.00, preferiblemente hay que hacerlo a primeras horas de la mañana o hacia el final del día. 

Presta atención en la playa 

Si un propietario planea llevar a su perro a la playa en plena ola de calor no puede olvidarse de:

  • Sombrilla
  • Protector solar adaptado para el perro
  • Proteger su hocico y sus almohadillas

Playas y piscinas: peligro de ahogamiento en perros 

Perro nadando en el mar en verano ©Shutterstock

Algo poco obvio para los gatos pero muy obvio para los perros: algunos tienen un amor loco por el agua, donde se lo pasan bomba. Si el más mínimo charco de agua ya es para ellos una oportunidad de jugar, cuando se encuentran frente al mar, un lago, un río o incluso una piscina algunos son plenamente felices. 

Cierto es que la natación conlleva una serie de beneficios para los perros, aunque viene de la mano con el peligro de ahogamiento, el primer riesgo a evaluar por parte del propietario. Los perros no son conscientes de que se están poniendo en peligro, así que dependen de su dueño que debe estar alerta siempre alerta porque el animal se puede ahogar en cuestión de segundos.

''Sí, los perros saben nadar, pero se cansan, se dejan llevar por la corriente.... y podría pasar lo peor si no se los controla. Por lo tanto, siempre debes mantenerlos observados en todo momento, asegurándote de que no se alejan demasiado tanto en la playa como en las piscinas como en un lago''. 

Protege la piel de tu perro tras el baño

Si el perro nada en el mar o en la piscina, se recomienda bañarlo y/o limpiarlo después con agua fresca y clara para eliminar cualquier parásito y cuidar su piel puesto que la sal, la arena y el cloro pueden producir irritaciones en la piel del animal. 

Las barbacoas pueden ser muy peligrosas para los perros y los gatos

Perro muy atento durante la barbacoa ©Shutterstock Zivica Kerkez

Los gatos y los perros en realidad tienen mucho peligro cerca de una barbacoa porque se pueden quemar y/o pueden sufrir una intoxicación alimentaria. 

Basta con que un trozo de carbón incandescente caiga al suelo para que el animal lo vea como un nuevo juguete o una invitación para jugar y, lamentablemente; se podría quemar. Y no hablemos de si se lo tragan… (algo más común en cachorros brutos). 

También hay que tener en cuenta que las sobras de carne cocinadas en la barbacoa no son buenas ni para los perros ni para los gatos: las partes grasas, quemadas o carbonizadas son malas para su salud y no son nutritivas.

El peligro de las espigas para los perros

 

La planta más peligrosa para los animales cuando llega el verano es la espiga (también conocida como avena silvestre). Crece de mayo a septiembre, principalmente en el césped y en pastos altos, tanto en el campo como en la ciudad. A pesar de su apariencia inofensiva, se aferra al pelo de tu perro y puede incrustarse en todos sus recovecos.

''Una espiguilla bien pegada puede causar dolor severo al animal y sinusitis purulenta si esta entra en las cavidades nasales''.

Más plantas de verano peligrosas para perros y gatos

  • Azaleas
  • Begonias
  • Boj

Estas plantas, muy presentes en verano, son extremadamente tóxicas para perros y gatos. ¡Hay que evitar que las mascotas se acerquen a ellas! 

Insecticidas y aceites esenciales tóxicos para perros y gatos

Gato mirando fijamente un pulverizador ©Shutterstock

En verano hay muchos mosquitos y todo tipo de insectos en las casas. Por lo tanto, muchas personas utilizan insecticidas y/o aceites esenciales para deshacerse de ellos. 

Las personas que convivan con una mascota deben tener cuidado de no envenenar a su perro o gato con estos productos, muy tóxicos para los animales de compañía. Antes de aplicarlos, hay que revisar las instrucciones del vendedor para asegurarse de que no harán daño a los animales de la casa. 

 Mosquitos: ¿pueden terminar con la vida de mi perro o gato?

Perro rascándose en la calle ©Shutterstock 

Al igual que les ocurre a los humanos, los mosquitos también pican a los animales, y también son desagradables para ellos. Lo más peligroso es que estos pequeños insectos pueden ser portadores de la leishmaniosis, una enfermedad mortal para los cuadrúpedos.

El propietario debe asegurarse de que su perro o gato esté bien vacunado contra esta enfermedad (consulta en este artículo el plan de vacunación canina) y administrarle repelentes (adaptados a él) para reducir las picaduras de estos insectos. 

¿Qué le hacen los mosquitos a los perros?

En caso de que un perro contraiga la leishmaniosis, entre los síntomas más frecuentes de la leishmania en perros, se encuentran:

  • Pérdida de pelo
  • Descamación
  • Lesiones cutáneas
  • Pérdida repentina de apetito y de peso.

¿Qué pasa si un mosquito pica a un gato?

La picadura de un insecto, llamado flebotomo, puede dañar de manera grave la salud de un gato, ya que puede quedar infectado de leishmania.

Esta enfermedad crónica del gato puede poner en peligro la vida del animal.

 Oruga procesionaria del pino: una amenaza para perros y gatos

¡Cuidado con las procesionarias! ©Wamiz 

Otro de los grandes peligros del verano para perros y gatos son las orugas procesionarias. Se mueven en grupos una tras otra, juntándose y haciendo una especie de procesión (de ahí su nombre) y haciendo que parezcan una larga serpiente peluda.

Esto llama la atención de los animales que se acercan a olerlas. Un gesto que a veces les incita a comérselas, algo que puede poner en peligro la vida del animal porque estas orugas tienen pelos urticantes -con una glándula venenosa- que puede causar serios problemas de salud al animal, tales como vómitos, dificultades respiratorias, infecciones graves e incluso la muerte. 

En caso de contacto con uno de estos especímene, hay que llevar al perro o gato al veterinario urgentemente.

Picadura de abejas y avispas en perros: ¿qué hacer?

Bulldog francés picado por una avispa ©Shutterstock 

Las abejas y las avispas están por todos lados: mar, montañas, cuidad, campo... Y pueden ser muy peligrosas si atacan a las mascotas, y estas son alérgicas. 

En caso de picadura, el propietario debe tratar de curarla inmediatamente y, sobre todo, desinfectar la herida a fondo. Si el hinchazón es demasiado severo, hay que acudir al veterinario más cercano para que le administre el medicamento adecuado al perro o al gato. 

Pulgas y garrapatas: cómo proteger a tu perro o gato en verano

Antes de irte de vacaciones, se recomienda proteger al perro o al gato contra pulgas y garrapatas con el antiparasitario (collar, pipeta, polvo...) que su propietario estime. Esto es por una buena razón; las pulgas pueden ser muy molestas y pueden poner en peligro la vida de la mascota. Además, harán que se rasque todo el día y pueden llegar a ponerlo enfermo.

Tras tomar nota de toda la lista de peligros que acechan a los perros y gatos en verano junto a los protocolos de prevención e intervención, cabe destacar que los cuidadores siempre deben estar alerta del cuidado de sus mascotas.

La última recomendación es meter en la maleta un botiquín de primeros auxilios para tener todo lo necesario a mano en caso de sufrir cualquier imprevisto. De tu responsabilidad depende la vida de tu mejor amigo de cuatro patas. 

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar