Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

Cepillos para perro de pelo de corto y otras técnicas de peinado

Cepillo para perros de pelo corto advice © Shutterstock

Un perro de pelo corto es muy fácil de cepillar. Dependiendo del tipo de raza suelen soltar más o menos pelo muerto. Sin embargo, el mantenimiento de este tipo de pelaje es muy sencillo, por lo que se hace en muy poco tiempo y sin provocar molestia alguna a nuestra mascota. Si quieres saber cómo cepillar a un perro de pelo corto en este post te lo explicamos.

Por Bosch Maica

Aun cuando es un trabajo sencillo, no quiere decir que es un procedimiento del que debamos prescindir, ya que del cepillado depende en gran parte la buena salud de la piel de los perros, considerando que les garantiza la higiene necesaria para mantenerse saludables. Por ello es importante comprar un cepillo para perros de pelo corto adecuado al pelaje de nuestra mascota.

Entre los tipos de cepillos que existen para perros encontramos que, los de pelo corto, necesitan solo un cepillo que remueva el pelaje sobrante que van soltando naturalmente, en especial durante ciertas temporadas.

Para los perros de pelo corto debemos adquirir un cepillo para perros con mango y cerdas de goma, que garantiza la retirada del pelaje sobrante sin provocar ningún tipo de lesión en la piel del animal. Teniendo en cuenta el material con el que está elaborado, cepillar a tu perro con esta herramienta le resulta relajante y cómodo, por lo que suele gustarles su sesión de cepillado.

Recomendaciones para cepillar un perro de pelo corto

Dependiendo de la densidad, grosor y tipo de pelaje de los perros de pelo corto, así será la cantidad de sesiones de cepillado que necesitan. Los que tienen un pelo fino y una capa sencilla (como un bóxer o dálmata) solo necesitan este proceso tres veces a la semana; mientras que aquellos de doble capa sí necesitan un peinado constante, diario a ser posible (como el chihuahua).

Técnicas para peinar perros de pelo corto

Las técnicas que se aplican para peinar un perro de pelo corto dependen directamente de las características del pelaje del animal. En este sentido, te explicamos la forma más adecuada de cepillarlos según su naturaleza. Entre ellas encontramos:

Perros con pelo corto y duro

Este tipo de pelaje es bastante parecido a las púas. Suele ser una característica propia de los perros salchicha o terrier. Para realizar el cepillado de estos caninos se necesita un cepillo de cerdas de goma, un peine mediano metálico y un peine cortanudos, ya que es un pelaje que tiende a enredarse o hacer nudos.

La técnica para peinar estas mascotas se basa en pasar primero el peine cortanudos por todo su cuerpo y en la dirección del pelo. Después, peinaremos por capas desde el interior hasta el exterior del pelaje con el cepillo de metal y repetimos el procedimiento con el peine de cerdas. Esto nos ayudará a eliminar los pelos sueltos, evitando la formación de nudos o enredos, y proporcionar mayor suavidad al pelaje.

Perros con pelo corto doble

Los perros con este tipo de pelo suelen tener una capa interna de pelaje fino y suave y la externa es áspera y lisa. Por lo general, el pelo suelto es el de la parte interna, por lo que el cuidado del perro debe ser mayor.

En estos casos, lo más recomendable es separar por partes el pelo y peinarlo desde dentro hacia afuera con un cepillo de cerdas metálicas con puntas redondeadas o púas. En las patas traseras y en el cuello es donde existe más pelaje suelto y grueso, por lo que debemos peinar con mayor frecuencia esas zonas del animal.

Una vez que has peinado la capa interna del pelaje debes pasar el mismo cepillo por el pelo externo, en la misma dirección de éste. Es necesario realizar este procedimiento al menos dos veces por semana y aumentar la frecuencia durante el período de muda, con el objetivo de evitar la formación de nudos y enredos muy cercanos a la piel.

Perros con pelo corto y liso

El pelo corto y liso de los perros es muy fácil y sencillo para peinar. Solo necesitamos un cepillo de cerdas de goma o una manopla con cerdas suaves. La técnica consiste en peinar el perro a contrapelo y luego hacerlo en la dirección del pelaje. Finalmente pasamos un paño húmedo por el manto para eliminar por completo el pelo suelto y así proporcionar mayor brillo al pelo.

En cualquier caso, lo más adecuado es crear un hábito de cepillado en el perro que le resulte agradable, pues tendrá una doble ventaja: evitas el nerviosismo innecesario y siente que lo estás acariciando, por lo que logrará un estado de relajación ideal. Es un momento de interacción con tu perro en el que ambos podéis disfrutar la compañía de una forma amena.