Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Qué es el baño en seco para perros?

Baño en seco para perros advice © Shutterstock

Puede que te veas en la situación en la que tu perro necesita un baño urgente pero por falta de tiempo, o de medios, no puedas realizarlo. Del mismo modo sucede cuando tu perro ha sido operado recientemente y no está indicado un baño con agua. En estos casos, el baño seco casero para perros es una buena idea, fácil y rápida. ¡En este post de Wamiz te explicamos cómo hacerlo!

Por Rodríguez Yanira

Cómo hacer un baño en seco a mi perro: pasos a seguir

Actualmente, la oferta de productos para perros es muy amplia y existen multitud de variedades en función de la raza, tamaño, color de pelo, tipo de pelaje e, incluso, condición patológica (piel atópica, por ejemplo). Para que el baño en seco se realice correctamente y obtengamos el resultado que esperamos, debemos seguir una serie de pasos:

  1. Cepillado previo. Con esto, además de eliminar la suciedad superficial, deshacemos los enredos, por lo que el desarrollo de todo el proceso resultará mucho más fácil.

  2. Aplica el champú en seco. Realmente se trata de unos polvos (similares a los polvos de talco). Debes aplicarlo por todo el pelaje (con cuidado en la zona de la cara), y extenderlo de forma uniforme. Puedes comenzar realizando un masaje para que penetre en profundidad y retire la suciedad adherida a la capa más cercana a la piel. También te puedes ayudar de un cepillo y/o un paño seco para distribuirlo.

  3. Déjalo actuar unos minutos.

  4. Utiliza un paño seco o toalla para retirar el exceso de champú. Además, él te ayudará sacudiéndose después del masaje.

  5. Vuelve a cepillarlo. De esta forma retiras el pelo que se haya desprendido durante el baño y dejarás el pelaje de tu amigo suave y brillante.

  6. ¡Listo! Sólo te ha llevado unos minutos saber cómo hacer un baño en seco a tu perro y tu compañero está limpio y feliz.

¿Puedo hacer champú en seco para perros?

Si quieres ir un paso más allá, también puedes fabricar tú mismo el champú. Si crees en los métodos más naturales, tu perro también se puede beneficiar de ellos. No hace falta comprarlo en peluquerías y tiendas de animales, puedes preparar un champú seco en casa con tus propias manos.

Ingredientes para hacer champú seco para perros

  • Harina de maíz (1 taza)

  • Bicarbonato de sodio (1 taza)

  • Talco para bebés (1/2 taza)

  • Unas gotitas de aceites esenciales para dar un aroma natural a tu peludo. Mejor si son en polvo para evitar la humedad. Pueden ser de lavanda, romero, etc.

La elaboración es realmente sencilla. Mezcla todos los ingredientes y ya lo tendrás listo para utilizar. Te recomendamos que lo introduzcas en un recipiente con unos agujeritos en la superficie para que la dosificación sea más sencilla.

Con estos ingredientes conseguimos que se absorba la grasa de la superficie corporal, que generan las propias glándulas sebáceas del perro de forma natural, y también retiraremos la suciedad.

Con los polvos de talco conseguimos que el tacto sea más suave, por lo que es una mezcla limpiadora (champú) y acondicionador al mismo tiempo. En cuanto a los aromas a aportar, además de buscar un buen olor, también son funcionales. Es decir, un champú con olor a lavanda o citronela será un perfecto repelente de insectos, por lo que no sólo mantenemos limpio y con buen olor a nuestro perro, sino que también lo estaremos protegiendo de una forma muy natural.

El proceso para aplicarlo será el mismo que un champú seco comercial. Un cepillado de todo el pelo previo a aplicar los polvos, después lo extenderemos por todo el cuerpo (con cuidado en la cabeza y la cara), y lo dejaremos actuar aproximadamente cinco minutos. A continuación retiramos el exceso con un paño y volvemos a cepillar.

Beneficios del champú seco para perros

Los beneficios del champú seco son muchos, principalmente, no es nada agresivo con la piel de tu perro, ya que su ph es equilibrado por lo que no sufrirá ninguna reacción indeseada. Es natural, no contiene conservantes, aditivos, siliconas ni parabenos. Se puede utilizar en perros jóvenes, a partir de los seis meses. Y sobre todo, es eficaz contra la suciedad de nuestro amigo, es práctico y fácil de usar, rápido y deja un olor muy agradable.

Este baño seco puede ser útil en muchas situaciones y salvarnos de algún que otro contratiempo, pero no debe sustituir al baño húmedo tradicional que se recomienda mensualmente para mantener la higiene y salud de nuestro perro a raya.

Es nuestra responsabilidad como propietarios cuidar de nuestros fieles compañeros y asegurar la limpieza e higiene que necesitan para así proporcionarle una vida saludable y confortable, evitando cualquier tipo de incomodidad. También debes tener en cuenta que si tu perro desprende un olor muy desagradable, aunque realices los baños, y continúa con un aspecto sucio, deberías acudir a tu veterinario para que lo examine y descarte posibles problemas de piel, ya que quizás necesita un tratamiento específico para su problema.