Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

El curioso temor de los gatos a los pepinos

Temor a los pepinos advice
© Shutterstock

Desde siempre, los gatos han sido animales muy queridos por las personas, disfrutar de su compañía hace que seamos seres más sociables e incluso pueden contribuir a mejorar nuestro bienestar y nuestro estado anímico. Un ejemplo factible es el que relaciona a los felinos con los ''temidos'' pepinos. 

Por Rodríguez Paula

¿Por qué deberíamos tener un gato?

A pesar de ser animales grandiosos e intrépidos, desde siempre han tenido un curioso miedo, a veces inexplicable, a una sola cosa: los pepinos. Estos felinos son flexibles y les encanta ser ecológicos, pero al tener un pepino al lado, su reacción es inesperada.

Contrario a lo que piensan muchas personas, son mascotas ideales por diversas razones. Aunque parezcan que odian a las personas, la verdad es que a muchos de ellos, les encanta recibir cariño.

Por esta razón, te contaremos las mejores razones por las que todos deberíamos tener un gato.

Razones para tener un gato

  1. Los gatos son una buena compañía, les encanta estar donde quiera que esté su dueño y por lo tanto, ayudan a descansar mejor.
  2. Acariciar a un gato tiene un efecto relajante para las personas y mejoran la salud cardíaca; esto gracias a que reducen niveles de estrés y ansiedad.
  3. Los gatos, al igual que los perros, son buenos detectando ataques al corazón o bajadas de azúcar.

No cabe duda de que estos, son unos buenos compañeros de vida, por lo que te recomendamos al 100%, adoptar un gato. Sin embargo, ten en cuenta ciertos detalles para su correcto cuidado, un ejemplo de ello, es el temor de los gatos a los pepinos.

¿A qué temen los gatos? ¿A qué se debe su temor a los pepinos?

A pesar de ser unas mascotas cariñosas y beneficiosas para nuestras vidas, los gatos temen a ciertas cosas. Una de las cosas más curiosas a las que los gastos temen es: al pepino. 

Así es, por increíble que parezca, los gatos temen a los pepinos, y aunque muchos científicos no han dado con una respuesta exacta de por qué o cómo surge este miedo, sí que hay algunas teorías relevantes e interesantes que detallamos a continuación.

El pepino les recuerda a otras especies

Entre una de las muchas teorías, está la de que los gatos no le temen a los pepinos en sí; todos sabemos que el pepino es una verdura inofensiva. El miedo de los gatos a los pepinos surge como una reacción a un miedo relacionado a enfrentarse con depredadores naturales como las serpientes. Por esta razón, no pueden convivir con cualquier animal. 

Además, con esta teoría muchos científicos han planteado que los gatos tienen un miedo a cosas largas que se arrastran como las serpientes. Creen que esto fue inculcado por sus antepasados a través de la selección natural.

Miedo a lo desconocido 

Otra teoría narra que este miedo de los gatos a los pepinos se trata de un miedo a lo desconocido, aunque todos sabemos que los gatos tienen un instinto nato de ser curiosos, querer explorar y conocer todo lo que les rodea.

Toda esta controversia que se ha generado sobre por qué se asustan los gatos al ver un pepino ha surgido a raíz de videos de personas asustando a sus gatos con sus pepinos. Aunque esto a muchos les parezca divertido, la verdad es que no es sano para el animal.

Por todos es sabido que los gatos son depredadores natos y que son felinos que se asustan con facilidad, por ello, asustarlos en modo de broma, es negativo.

¿Por qué no se debe asustar a los gatos?

A pesar de ser animales muy fáciles de asustar, la verdad es que hacerlo podría traer muchas consecuencias negativas. 

En primer lugar, podrías provocarle mucho estrés solo por efímeros momentos de diversión.

Los sustos en modo de broma hacia un gato también podrían provocar que él deje de confiar en ti o en la casa en la que se encuentra, así que él terminaría marchándose de ese hogar. O bien, ante sentirse amenazado por estas bromas, podría optar por volverse violento o agresivo. 

Por ello, si deseas jugar y divertirte con un gato, te recomendamos comprarle juguetes destinados para la diversión de estos animales.

A parte de a los pepinos, ¿a qué otras cosas le temen los gatos?

A parte de ser animales muy tiernos, estos poseen una peculiar personalidad, por lo cual es normal cada día aprender de ellos y sorprendernos con las cosas que les agrada, les disgusta y las mañas que podrían adoptar.

Además del temor a los pepinos, los gatos también tienen otros enemigos como son: los perros, los ruidos extraños, las ardillas… Por lo tanto, lo mejor sería evitar a toda costa su acercamiento a ellos. 

Los gatos también le temen a los globos que utilizamos para las fiestas, debido a su forma, colores y al hecho de que este se encuentre suspendido en el aire y fuera de su alcance.

No solo le temen al globo cuando está inflado sino también al sonido que desprende cuando se explota porque recuerda que los gatos suelen tener muy buen oído y este sonido repentino los asusta. 

Los gatos le temen al agua, aunque actualmente existen muchos gatos que, desde bebés, son acostumbrados a ser bañados. Se cree que este pánico surge a que en sus orígenes habitaban en tierras desérticas.

Al habitar en este tipo de espacios, el agua no es un recurso abundante. Además, ellos mismos poseen sus propios métodos de limpieza y aseo de su propio cuerpo, por lo que un baño nunca será aceptado de buena manera.

Las aspiradoras y los secadores de cabello tampoco son muy amigos de los gatos, debido al fuerte ruido que estos generan. Por ello, también destacamos a los ruidos fuertes como enemigos de los gatos.

Finalmente, no toleran a las personas extrañas ya que su instinto es alejarse de lo desconocido. En el caso de los gatos callejeros, suelen asustarse fácilmente de los extraños por experiencias de maltrato que hayan podido sufrir. 

Escrito por: Paula Rodríguez, graduada en Veterinaria y especializada en Medicina Tradicional China y Terapias Naturales.