Ahora en Wamiz :

Publicidad

Mi gato hace caca en casa: ¿cómo le enseño a hacerlo en la arena?

gato observa como limpian la alfombra advice

El gato observa como limpian la alfombra

© Shutterstock

Es posible que hayas observado que de repente tu gato se hace caca en casa. Si en general está bien de salud, puede que ese comportamiento indique justo lo contrario. Te contamos aquí todo lo necesario para evitar que tu gato haga caca en casa. 

Por Dr Jo de Klerk, BVetMed (Hons) MScTAH MRCVS

Actualizado el 17/8/20 9:18

Los gatos odian ensuciarse. De hecho, lo normal es verlos acicalándose. Entonces, “¿por qué de repente mi gato ha comenzado a hacer caca en casa?”, se preguntan algunos dueños. Seguramente sea por ansiedad o que algo falla en su salud. 

¿Qué puedo hacer para que mi gato deje de hacer caca en casa?

Ese comportamiento de orinar y defecar sin motivo aparente puede afectar tanto a los gatos machos como a las hembras, así como también a los gatos mayores. Ahora bien, ¿cómo puedes evitar que tu gato haga caca en la casa?

  • Limpia el arenero con frecuencia.
  • Observa si se trata de un problema de salud.
  • Ofrece un lugar seguro al gatito.
  • Si tienes varios gatos, cada uno en su espacio
  • Dedícale tiempo para jugar.
  • Fomenta la interacción contigo.
  • Trata de no torpedear el sentido del olfato del gato.

1) Limpia el arenero con frecuencia

Los gatos son animales muy exigentes y, a medida que crecen, su nivel aumenta. Asegúrate de que su arenero está siempre limpio y retira las heces con frecuencia. Por higiene, es mejor limpiar su caja de arena a diario. 

Algunos gatos son bastante singulares y es posible que no estén contentos con la cantidad de arena. También hay felinos a los que no les gusta usar una bandeja de arena con lados altos. Puedes probar a cambiar ambas cosas solo para ver si realmente influye estado de ánimo.

mujer limpia caja de arena gato
Es importante mantener la higiene del arenero del gato ©Shutterstock

2) Observa si se trata de un problema de salud

Un gato mayor con artritis, por ejemplo, podría tener problemas para meterse en una caja de arena por la altura. Comienza a crear el hábito de hacerse sus necesidades por la casa debido a esa dificultad, ya que ese movimiento les causa dolor. 

Si el gato padece una complicación de salud, debes consultar al veterinario para ver cómo evitar que se haga caca en la casa

3) Ofrece un lugar seguro al gatito

Hay una cosa que adoran los gatos: retirarse del mundo, en particular los gatos mayores. Ofrécele a tu gato un sitio seguro, preferiblemente en alto como un árbol para gatos (aquí tienes las claves para elegir el mejor). Ahí el minino estará tranquilo y aislado.

Esto reducirá la ansiedad del gato y le dará una sensación de control.

4) Si tienes varios gatos, cada uno en su espacio

Por otro lado, si en casa hay más de un gato, cada uno debe contar con su espacio de soledad. Ya sea para comer, dormir o ir al baño, cada gato debe contar con su parcela de paz y tranquilidad. Por cada gato que haya en casa, un cuenco de comida y un arenero. 

5) Dedícale tiempo para jugar

Un gato aburrido puede convertirse rápidamente en un gato estresado. Procura sacar tiempo en tu día a día para jugar con él y usar los juguetes que más le gusten. Además, es recomendable estimular sus habilidades de caza depredadoras y naturales del gato.

6) La interacción humana es muy importante

Intenta proporcionar momentos predecibles y positivos con tu gato. Sé amable con él y fomenta la interacción para reforzar vuestro vínculo. Eso sí, el gato será quien marque el ritmo. Forzarle, por ejemplo, a un abrazo, puede estresarle más.

7) Trata de no torpedear el sentido del olfato del gato

En su entorno habitual, un gato percibirá un olor que se compone de muchas cosas: otras mascotas, muebles, personas y prácticamente todo lo que hay en el hogar. Un gato puede desestabilizarse fácilmente por cualquier cambio en ese aroma colectivo. 

Los cambios en un producto de limpieza, de perfumes o meter un mueble nuevo pueden influir en su sentido del olfato y conducirle a comportamientos inesperados como que se haga sus necesidades fuera del tiesto.

¿Por qué mi gato hace caca en la casa?

Como decíamos al inicio, es probable que tu gato haga caca de repente por la casa porque tenga algún problema de salud o ansiedad. Los mininos se comunican mediante el marcaje de olores. 

Al igual que orinan para que otros gatos sepan que están cerca, también hacen caca. Eso no quita que esta sea una forma más extrema de marcar su territorio y decirles a otros gatos que se mantengan alejados.

gato sale caja de arena
Parece que este minino no se siente cómodo en su caja de arena ©Shutterstock

Generalmente, un gato hará caca en la casa cuando se sienta inseguro y ansioso. Es decir, ese comportamiento no se trata de una travesura, así que no le grites o regañes. Sobre todo es importante tomar el control de la situación y mantener la calma.

Te tocará observar a tu gato para descifrar la causa real de por qué ha estado haciendo caca fuera del arenero. Existen muchas causas diferentes por las que los gatos defecan en casa: 

  • Ha llegado un nuevo gato a la familia. También ocurre con los bebés humanos. 
  • Varios gatos viven en la misma casa, lo que provoca conflictos con la caja de arena.
  • Ansiedad por separación cuando te marchas a trabajar o sales de casa (en los perros también se conoce como síndrome de apego al dueño). 
  • Mudarse de casa también es un factor de estrés.
  • Un gato macho marcando su territorio.
  • Un gato extraño que entra a casa por la puerta o la trampilla del gato.
  • Un cambio en la dieta o en los alimentos, aumentando la necesidad de vaciar el intestino.
  • Evacuación inapropiada relacionada con un problema médico, como la artritis mencionada antes. 
gato entra en arenero
Los gatos buscan intimidad para hacer sus necesidades ©shutterstock

¿Cómo marcan los gatos su territorio?

Al hilo de los posibles motivos, es importante conocer cómo marcan los gatos su territorio. Es una rutina distinta a la defecación regular y son varias las formas en las que un gato marca su entorno:

  • Frotamiento. Cuando un gato se frota la cara contra ti, otras mascotas o muebles, está esparciendo feromonas secretadas por las glándulas faciales.
  • Rascarse. Las glándulas entre las almohadillas de los pies depositan su olor en una superficie.
  • Pulverización de orina. Lo hacen por diversos motivos: sexuales, territoriales y como reacción.
  • Middening. Es un término en anglosajón utilizado para definir la acción de defecar de tu gato y dejar las heces de forma deliberada por la casa. El único propósito de ello es marcar su territorio. 

¿Cuándo aprende un gato a ir al baño en su arenero?

Aparte del marcaje de territorio, más o menos a las 5 o 7 semanas de edad un gatito aprende a usar la bandeja de arena. Sobre las semanas 7 y 8 debería poder cubrir sus heces y orinar en la arena. 

Casi todos los gatos se ponen en cuclillas para orinar, mientras que elevan la postura para defecar. Los felinos son mascotas muy celosas de su intimidad y prefieren hacer sus necesidades fisiológicas en lugares apartados. 

Por esta razón, las bandejas de arena deben colocarse lejos de donde suelen dormir, comer y beber. 

¿Cuándo debería hablar con un veterinario?

Una vez puestas sobre la mesa las posibles razones y conociendo las formas de evitar que tu gato se haga caca en casa, si ningún remedio ha funcionado, toca acudir al veterinario. El profesional realizará un chequeo para comprobar si hay algún problema médico. 

En cualquier caso, antes de intentar aplicar cualquiera de los consejos aquí facilitados, si notas síntomas de lo que sea, es mejor consultar primero al veterinario. En el caso de la artritis no siempre se manifiesta como cojera. En cambio, podría ser algo sutil como que el gato salte con menos frecuencia. 

gato baja escaleras
A los gatos con artritis les cuesta subir y bajar de sitios alto, como una escalera ©Shutterstock

Asimismo, el estrés no siempre se manifiesta como problemas de comportamiento. El gato podría estar acicalándose de más como un mecanismo de resistencia y provocarse parches de calvicie. Pero esto también puede ser un síntoma de problemas cutáneos. 

El veterinario puede recetar tratamientos para problemas subyacentes. Sin embargo, si no hay nada que tratar, también puede recetar productos de feromonas felinas para ayudar a su gato a sentirse tranquilo.

 
Lea también