Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Por qué NO debes comprar un perro en un criadero de perros

Comprar un perro en criaderos de perros, por qué no hacerlo advice
© Shutterstock

Cuando nos planteamos tener un perro, lo primero que suele pasarse por nuestra cabeza es comprar un cachorro.

Existen criaderos cuyo objetivo es ganar una gran cantidad de dinero criando perros para intercambiarlos o venderlos pero, ¿sabes en qué condiciones se encuentran estos criaderos?

Por Rodríguez Yanira

¿Qué es un criadero de perros?

Los criaderos suelen ser espacios reducidos, destinados a la cría y posterior venta de cachorros. Suelen ser de distintas razas y convivir en el mismo lugar hasta que son vendidos o intercambiados.

Lo ideal sería que estos criaderos contaran con un entorno ideal para que los cachorros puedan tener unas condiciones óptimas, donde su estancia sea agradable y cómoda. Sin embargo, son muy pocos los criaderos de perros que cumplen las normas mínimas.

Condiciones de los criaderos de perros

Los criaderos que únicamente tienen como finalidad el beneficio económico propio, lo único que persiguen es generar ganancias, sin importarles las condiciones en que se deben criar los cachorros.

Los perros viven en estos centros en una condición de hacinamiento, porque en base a la utilidad que persiguen sus dueños, se enfocan en la cantidad de animales que pueden tener y no en la calidad de vida que están ofreciendo a los cachorros.

Para lograr su objetivo, los criaderos privan a los animales de su libertad de movimientos, ya que pasan la mayoría del tiempo encerrados en jaulas. En muchísimas ocasiones, debido a la falta de espacio, conviven en la misma jaula un gran número de cachorros.

La falta de limpieza e higiene causan enfermedades y en ocasiones la muerte a los cachorros de los criaderos, debido a que en los primeros días de vida se encuentran débiles.

La reproducción en los criaderos de perros

Estos tipos de negocios, al perseguir únicamente un fin económico, llevan a cabo la reproducción de las hembras para conseguir cachorros, sin tener en cuenta los controles que deben tenerse en materia de reproducción de los perros.

Las hembras de estos centros, lamentablemente, son cruzadas a muy temprana edad y con una frecuencia realmente inapropiada. Además, no se les da la oportunidad de recuperarse entre cada camada, lo cual con el tiempo las lleva a un agotamiento severo y una muerte prematura. En algunas ocasiones incluso, son sacrificadas por no poder conseguir el objetivo deseado por los criaderos.

La conducta de los perros de criaderos

Según los expertos, se debe esperar unas 8 semanas antes de separar a los cachorros de su camada, para permitir que se desarrollen correctamente. Sin embargo, en estos criaderos los cachorros son separados de su madre lo más pronto posible, debido a que se busca una rápida comercialización. Esto puede generar estrés desde pequeños y provocar una conducta inapropiada o agresiva.

No hay que olvidar que siempre han estado encerrados en jaulas, por lo que les cuesta adaptarse a un nuevo hogar. Un cachorro criado en estas condiciones querrá realizar sus necesidades dentro de la propia casa, pensando que es lo que se debe hacer.

Es probable que ante estas conductas, el nuevo dueño del perro decida deshacerse de él ante la incompatibilidad y la dificultad que supone educarlo. Suelen ser devueltos a los criaderos y lo más probable es que sean sacrificados.

El estado de salud que proporciona un criadero de perros

Normalmente, en estos sitios los animales no son atendidos por profesionales veterinarios. De hecho, la falta de un veterinario en su empresa es un factor esencial que determina que los cachorros pueden tener problemas de salud.

Esta carencia de atención y cuidados, ocasiona que el cachorro pueda padecer una serie de enfermedades, además de arrastrar algunos problemas neurológicos, sanguíneos y hasta parvovirus canino (enfermedad que muchas veces puede resultar mortal para el perro).

Una sobrepoblación de perros

Uno de los grandes problemas que vemos con estos criaderos de perros, es que fomentan la sobrepoblación, la ambición de los comerciantes y el maltrato a los animales con fines económicos.

Lo más triste de esta producción indiscriminada de cachorros, es que un gran número de criaderos al verse copados de animales, proceden a sacrificarlos sin ningún tipo de compasión.

Alternativas para evitar estos criaderos de perros

La mayoría de los perros que venden en tiendas provienen de estos terribles criaderos, al igual que los perros que se venden vía online o por los periódicos, que también provienen de este tipo de sitios.

No queremos decir con esto que todas las tiendas sean malas, pero sí que deben explicarte y conocer exactamente el origen y la procedencia de los cachorros que venden, ya que esta será la única forma de poder confiar en ellas.

Una buena opción es adoptar a un perro de un refugio, donde estamos seguros que los han tratado con amor y les han dado unas condiciones de vida óptimas.  Además, poder dar afecto a un perro que ha sido abandonado es de lo más bonito que puedes hacer por un él.

Otra buena opción es recurrir a amigos, quienes siempre tienen a conocidos que regalan cachorros que son de su propiedad, que han venido a la vida con mucho cariño, a través de perros de su propiedad y que han sido tratados de forma correcta.

Algunas de las cosas que tienes que tener en cuenta si estás pensando en comprar un perro:

  • Es esencial que le pidas al vendedor que te muestre dónde ha sido criado el perro, al hacerlo, asegúrate de que ese ambiente fue de amplitud y buen aseo.

  • Pide de inmediato la tarjeta que certifica que el perro tiene todas las vacunas pertinentes.

  • Puedes optar por solicitar conocer los padres del cachorro que se estás adquiriendo, para verificar su procedencia, salud y apariencia.

Finalmente, debemos decir que estos criaderos lo que buscan es beneficiarse, quitándole a estos pobres cachorros la oportunidad de poder disfrutar su vida de forma correcta.

Un perro es un amigo, no se puede permitir que estos criaderos de perros sigan haciendo negocios con una vida.

Lea también