Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Collar identificativo para perro: por qué necesitas uno

Necesitas un collar identificativo perro advice
© Shutterstock

El collar identificativo para perro es clave para que, en caso de perderlo o que se escape, poder encontrar al can más fácilmente. Las razones que llevan a un perro a escaparse pueden ser muy variadas, desde miedo a falta de adaptación o simplemente porque es muy nervioso y tiene espíritu aventurero.

El collar identificativo para perro es muy fácil de encontrar en cualquier tienda de animales y se puede incluso personalizar. Los hay de muchos tipos y hechos de distintos materiales, desde los más clásicos que se ciñen a la placa metálica, hasta más originales con el nombre tallado en un pequeña pieza de madera.

En este artículo te explicamos por qué necesitas un collar identificativo para tu perro y qué opciones tienes en le mercado.

Por Bosch Maica

Sistema de identificación muy útil

El collar identificativo para el perro, así como el microchip, son sistemas de identificación que ayudan a encontrar al animal en caso de que este se haya perdido. En ese collar se suele grabar siempre el nombre del perro por la parte delantera y el nombre y teléfono del dueño para contactarlo si es necesario por la parte trasera.

Este modelo de collares no suelen ser muy caros, de hecho el precio ronda los 10 euros, siempre que sea un modelo estándar. Como decíamos antes, cada vez hay más opciones y dependiendo del modelo que se elija pues costará más o menos. Es una manera muy práctica y eficaz a la hora de encontrar animales perdidos.

Collar identificativo para perro: cómo conseguir uno original

Las opciones van más allá de lo que puedas imaginar, por lo que si estás buscando un collar especial para tu amigo de cuatro patas, no dudes en que podrás encontrar justo lo que buscas.

Entre las opciones más populares encontramos:

  • Pulsera para el dueño a juego con el collar del perro. Una de las opciones más originales y menos vistas hasta ahora. De hecho, puedes incluso hacerte una pulsera a juego para ir en consonancia con tu can. Ya sabes lo que dicen, el perro siempre acaba pareciéndose a su dueño, ¿o era al revés? La cuestión es que con esta pulsera lo tendrás todavía más fácil.

  • Placas de identificación hechas con madera y grabadas con el nombre del perro. Es una buena idea para escapar de las placas de metal clásicas y que se han hecho siempre.

  • Collares de cuero con pequeñas piedras de bisutería incrustados para los perros más coquetos. Aunque estos no están muy recomendados pues las piedras de bisutería podrían soltarse y el perro se las acabaría tragando y se corre el riesgo de que puede ahogarse.

Distintos tipos de identificación para tu perro

  1. Placa estándar. Básicamente es una placa de metal, o plástico que cuelga del cuello de tu can gracias a un collar. Los beneficios que tiene este método, es que es muy barato de conseguir y es un método rápido para localizar a tu perro si alguien lo encuentra. Una desventaja que tiene este collar identificativo para perro es que con el tiempo el grabado se pierde y no se puede leer.

  2. Placa de identificación digital. Siempre que se encuentre un proveedor por la zona en la que vives. La idea es abrir una cuenta con el perfil e información de tu perro. Después tienes que comprar un collar identificativo, o placa, a través de la página web. A tu casa lo que llega es una placa y un collar digital, es decir, que en lugar de la información gravada aparece un código QR que te lleva hasta el perfil del perro. Además, se pueden observar otros datos como la dirección de la página web y un teléfono de contacto para hablar con el proveedor por si surgiera algún problema.

  3. Método de identificación con dispositivos USB. Se basa en colocar en el collar del perro una memoria USB como si fuese una placa identificativa normal. Dentro de este dispositivo debes de organizar la información del can añadiendo teléfonos de todo tipo, desde el tuyo hasta el de la clínica veterinaria, pasando por amigos tuyos. Todo lo que puedas recopilar para que la persona que encuentre al can pueda ayudarlo a localizarte. Ya hay empresas que confeccionan este tipo de collares con el hueco perfecto para insertar el USB y con un cierre de protección también para que no se pierda. Aunque es recomendable que el perro no lleve siempre puesto el collar cuando está en casa, podría perderse o romperse. La gran desventaja de esta opción es el hecho de que la persona que encuentre al perro, debe ir hasta un ordenador para conectar la memoria USB y así sacar la información. Y como es un método poco conocido, la gente puede pasar por alto el hecho de que le perro lleve un USB en el collar.

  4. Métodos de identificación por radio frecuencia. Son microchips que se colocan en el collar o placa del perro y no en su oreja. Estos dispositivos ayudan a saber donde está tu mascota dentro de un rango restringido. Claramente, el punto negativo de este sistema es el hecho de que la distancia a la que el microchip funciona está restringida.