Ahora en Wamiz :

Publicidad

¿Qué es el ictus en perros?

perro con ictus advice

Hablamos del protocolo de actuación para perros que sufran un ictus

© Shutterstock

El ictus en perros es el nombre que reciben las consecuencias que vienen tras un corte en el flujo sanguíneo en ciertas partes del cerebro canino.  Si la sangre no llega adecuadamente a todo el cerebro, algunas partes pueden perder el correcto funcionamiento de forma permanente o temporal.

Por Yanira Rodríguez

Publicado el 20/8/20 17:22

Ictus en perros: causas de esta patología

El conjunto de enfermedades que producen déficits neurológicos bruscos, producidas por un cambio en el riego sanguíneo del cerebro reciben el nombre de ictus. 

Tipos de ictus en perros

En función del tipo de afección que interrumpa el correcto riego de la sangre por el cerebro, tendremos dos tipos de Ictus: 

1. Ictus isquémico en perros

Ictus Isquémico o embólico se produce cuando hay una obstrucción en una vena o arteria cerebral y la sangre no puede circular correctamente haciendo que el cerebro no tenga el riego adecuado en su totalidad.

Este tipo de ictus también recibe el nombre de infarto cerebral.

La obstrucción puede ser producida por un trombo (a veces es un coágulo de sangre) que obstruye el flujo sanguíneo, esto puede provocar necrosis en isquémica en el área afectada.

2. Ictus hemorrágico en perros

El ictus hemorrágico se produce al romperse una vena o arteria en alguna zona del cerebro. Al producirse esta rotura, la sangre queda libre por la cavidad craneal comprimiendo las estructuras cerebrales y afectando al sistema nervioso. 

Síntomas del ictus en perros

perro tirado en el suelo
©Shutterstock

Una dolencia como es el ictus que afecta directamente al cerebro y con ello al sistema nervioso central, lo más habitual es que presente síntomas de tipo neurológico. 

Por ello si ves que tu perro presenta alguno de los síntomas que vamos a explicar a continuación, no dudes en acudir rápidamente a tu veterinario, ya que la vida de tu can puede estar en riesgo y con estos casos cuanto ante se detecte, mejor es el pronóstico para la recuperación.

  • Parálisis parcial del cuerpo o hemiplejia: esta se manifiesta, paralizando la mitad del cuerpo de tu compañero perruno de forma contralateral (se le paraliza un hemisferio completo del cuerpo, derecho o izquierdo).

  • Parálisis total del cuerpo o tetraparesia: el cuerpo completo de tu can se queda paralizado y no puede moverse.

  • Alteraciones en la movilidad: tu perro comienza a moverse de forma poco habitual, cambiando el paso, abriendo o cerrando más las extremidades al caminar, o presentando temblores, pudiendo llegar a convulsionar. 

  • Nistagmo en uno o ambos ojos: los ojos se mueven lateralmente de derecha a izquierda o verticalmente de arriba a abajo sin control aparente. 

  • Movimientos de cabeza: la cabeza de tu compañero se mueve con un vaivén cuando debería estar quieta. 

  • Aumento sin control aparente de su temperatura corporal.

IMPORTANTE: Si ves estos síntomas en tu perro, corre al veterinario. El tiempo de actuación puede salvar su vida.

¿Qué hacer si le está dando un ictus a mi perro?

Anteriormente hemos hablado de cuáles son los síntomas que deben alertarte de que tu perro puede estar sufriendo un ictus. De ser así debes seguir una serie de pautas hasta llegar al veterinario. 

  1. Debes tener sangre fría: tu perro sabe cuando te pones nervioso y este no es el estado que él necesita. 

  2. Si los síntomas están afectando a la movilidad de tu can, ayúdale a acomodarse, para que puedas cogerle y llevártelo al veterinario.

  3. Si empieza a convulsionar es primordial que le ayudes a tumbarse en el suelo y así, le podrás poner la mano bajo su cabeza para evitar que se golpee contra el suelo. 

  4. Cuando la temperatura sube rápidamente a 39`5 grados, ayúdale a bajar la temperatura con frío mientras acudes al veterinario.

No obstante, aunque el can pueda mejorar después de tu asistencia, debes acudir a tu veterinario para que lo revise y asegurarse de que todo está bien.

Recuperación del ictus en perros

collie descansando en su cama
©Shutterstock

El ictus es un accidente cerebrovascular, por lo que tras uno todo el cuerpo y la mente de tu compañero perruno van a sufrir un desgaste importante, por ello una recuperación tranquila es muy importante. 

Consejos para que tu perro se recupere bien después de un ictus

  • Puedes utilizar musicoterapia con él, le ayudará a relajarse. 

  • No le agobies con paseos o queriendo jugar, ya que lo que necesita es descansar y dormir. 

  • Vigila cada vez que quiera pasear o desplazarse por la casa, ya que es posible que tenga algún déficit en la movilidad y pueda caerse al suelo. 

  • Permanece cerca de él, dale apoyo y reconfórtale con palabras bonitas y caricias. Poco a poco irá ganando confianza en sí mismo nuevamente.

  • Asegurarse de que come y bebe es primordial, ya que puede que no se sienta seguro como para ir al comedero solo, es mejor que tenga cerca el agua y la comida, y controles la cantidad que le echas y que se come de ambas.  A veces, es necesario cambiar a dieta blanda para que pueda comer sin necesidad de tener que masticar. 

Por último, vigila que los síntomas del ictus en perros no vuelvan a aparecer puesto que la aparición de los mismos puede indicar una recaída y que tengas que correr nuevamente al veterinario.

Recuerda que este artículo es informativo y que debes acudir al doctor y confirmar que todas las pautas son las adecuadas para las necesidades específicas de tu can.