Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

No sin mi perro: 4.000 kilómetros de aventuras en el paraíso de los perros

vacaciones galicia perro advice © Chufa esperando a que el resto de la pandilla perruna suba la cuesta. Viñedo de Malcavada (Galicia) / Lola Duarte

Combinar montaña y mar, el calor con una temperatura más fresca, que tu perro corra feliz por los paisajes verdes de Galicia es una buena alternativa para viajar con él. Chufa y servidora hemos pasado nuestras vacaciones allí. Te compartimos aquí una guía para visites todos estos lugares en los que tu perro descubrirá la ‘perricidad’.

Por Lola Duarte

Vacaciones con perro en Galicia

Hace varios años que tenía en mente ir con Chufa a Galicia. Seguimos desde hace tiempo, a través de las redes sociales, a los amigos del Comando G y Perriturismo. Daba tanta envidia ver en sus fotos a los perros correteando por esos paisajes verdes 😍😍😍; o el lujo de visitar bodegas o museos con tu perro, sitios en los que normalmente no es bienvenido, que había que ir hasta allí. Así que en julio emprendimos nuestra aventura en coche para llegar al destino más perro y descubrir la ‘perricidad’.

Planes pensados para los perros 

Aunque nos hemos movido por diferentes sitios de Galicia, la Ribeira Sacra –que comprende la zona sur de Lugo y el norte Orense– es la zona que más ha olisqueado Chufa y también en la que nos alojamos. La hemos podido aprovechar bastante bien gracias a los amigos de Perriturismo, una empresa que nació por la necesidad de poder moverte con tu perro tranquilamente sin sufrir malas miradas o comentarios indeseados.

Con Perriturismo disfrutamos de tres planes muy chulos acompañados de más perros y humanos (aunque siempre eran más los primeros). Y además, también estuvimos en otros lugares de la Ribeira Sacra y Galicia por nuestra cuenta: 

  • Visita guiada en el Ecomuseo de Arxeriz. 
  • Echamos un día en Santiago de Compostela. 
  • Pasamos otro día en la playa para perros O Espiño, en O Grove, Pontevedra.
  • Comida en Adega Algueira y ruta de miradores de la Ribeira Sacra.
  • Playa fluvial de A Cova.

Y sí, todo esto acompañado de tu perro

Perriturismo

1. Viñedo Malcavada

Los amigos de Perriturismo cuentan con unos planes muy elaborados por Paula, su creadora. El primero que realizamos fue pasear junto a los perros por a orillas del viñedo Malcavada, en el río Sil. ¡Qué vistas! Qué combinación más de cuento del verde del viñedo con el azul del río. Nos asomamos a los miradores de A Cividade y O Boqueiriño y terminamos almorzando en Adega Malcavada. ¿Te imaginabas poder comer en una bodega con tu perro? Todo un lujo. 

perriturismo vinedo malcava galicia con perros
Perros y humanos descubriendo juntos el viñedo de Malcavada.©Perriturismo

2. A conocer el Miño

El siguiente plan fue a la rivera del Miño. “¡Qué suerte habéis tenido con el tiempo”, repetía Paula una y otra vez. Y es que empezamos la mañana con niebla y una temperatura muy agradable hasta se levantó y llegó el calor. ¿Solución? Chapuzón en el río con los perros para comer fresquitos en Casa Maiorga. En la terraza del restaurante casi había más perros que personas ¡y todos morían por comer churrasco! 😂😂😂😂 

chufa rio mino vacaciones galicia perro
Chufa asomada al Miño.
©Lola Duarte

3. Excursión en A Cubela

El último fue en A Cubela. Un par de horas de caminata que a la vuelta acabó con un señor baño en el Sil. Por el bien de los perros, había que resfrescarse. Tanto calor hacía que Chufa, que no es especialmente acuática, casi se baña entera y ¡ella solita! Los presentes no dábamos crédito 😍. Otras veces le traiciono y la tiro al agua para que refrescarla. Acabamos la mañana con una comida genial en CubeLand, un sitio con encanto. 

perriturismo cubela chufa agua
Chufa mostró un especial interés por el agua al ver a Mario, el crío de la imagen, metido en ella.©Lola Duarte

4. Santiago de Compostela 

Aparte del Perriturismo, Chufa también pudo campear por el Ecomuseo de Arxeriz, situado frente a un lugar mágico de la Ribeira Sacra: el Cabo do Mundo. O comer en Adega Algueira, donde está el amigo perruno Paquito, un bodeguero muy sociable, para dar la bienvenida. Qué bien se lo pasaron jugando entre ellos. Ese día bajamos el almuerzo por la tarde realizando una ruta por diferentes miradores. 

Además de la montaña, aldeas y pueblos, era obligado ir a Santiago de Compostela, a solo una hora de nuestro alojamiento. Veías a perros en casi todas las terrazas de los bares, hasta ponen agua y pienso para tu perro en muchos de ellos. 

santiago de compostela con perro
Chufa observa a los peregrinos y turistas frente a la catedral de Santiago de Compostela.©Lola Duarte

5. Playas para perros en Galicia

Y también nos fuimos hasta la playa para perros O Espiño, en O Grove, Pontevedra. Sorprende respecto a alguna de Andalucía. La playa era solo para perros –con sus humanos, claro –, había un ambiente buenísimo, todo jugando con todos y tanto el agua como la arena estaban muy limpias. Algunas playas de “se permiten perros” suelen ser más… cutres por aquello de que son para los perros. 

playa de perros o espino pontevedra
Los dos colegas perrunos de Chufa que se colaron bajo nuestra sombrilla.©Lola Duarte

Complicaciones a la hora de viajar con tu perro

Dos de las cosas más complicadas a la hora de viajar con tu perro son el alojamiento y el propio trayecto. Nosotras subimos desde Andalucía hasta Galicia en coche. Es la única manera de poder viajar con un perro de más de 10 kilos, como es el caso de Chufa, en España. Fueron 12 horas de viaje con sus paradas pertinentes pero cortas. Las gasolineras no admiten mascotas, así que hasta para ir al servicio te las tienes que ingeniar. Y con las altas temperaturas del verano no puedes dejar al perro solo en el coche: es un horno y puede morir.

Con el alojamiento tuvimos mucha suerte. Cuando pones en buscadores como Booking el filtro de ‘se admite mascotas’, las posibilidades se reducen muchísimo. Por suerte los amigos de Perriturismo nos recomendaron el Pazo As Casas, un alojamiento ‘dog friendly’ real, sin miradas de “te perdono la vida, te estoy dejando estar aquí con tu perro”. Nos atendieron de maravilla y Chufa se hizo muy amiga de Uxía y Cuba, las perras del Pazo. 

pazo as casas galicia perros jugando
Chufa, Uxía y Cuba, las perras del Pazo As Casas, descansando de tanto juego.©Lola Duarte

Una experiencia inolvidable

Durante la mayor parte del viaje –ocho días en total y 4.000 kilómetros de carretera – tuvimos la inmensa fortuna de dar con personas enamoradas de los perros. Algo que es de agradecer para poder desplazarte con él relajada. “¡Cómo mola Chufa! Es muy cariñosa y se relaciona con todos”. Sí, iba conquistando corazones ❤. Ha exprimido tanto estas vacaciones que al regresar a casa se pasó tres días dormida por los rincones. Señal de que este destino es el más perro que hemos vivido y que ha sentido la 'perricidad' al 100%: felicidad de perro en estado puro.

Escrito por: Lola Duarte, periodista especializada en comportamiento canino y legislación animal.