EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Si mi perro tiene la nariz blanca, ¿tiene vitíligo? Todo lo que necesitas saber sobre la enfermedad

nariz perros vitíligo advice

Fíjate bien en la nariz de tu perro, ¡ella tiene la clave de todo!

© Shutterstock

El vitíligo es una alteración estética que surge en la piel del afectado. Se caracteriza por la pérdida de pigmento, que conlleva a las zonas afectadas a perder su color, quedando siempre de color blanco. Ya sea piel o pelo. Es como si fueran albinos. 

Esto sucede porque las células de la piel que producen melanina son destruidas o mueren debido a un problema autoinmunitario (es decir, es una afección provocada desde dentro). 

¡Averigua más detalles sobre esta enfermedad! ¡Continúa leyendo!

Por Paula Rodríguez

Publicado el 14/9/20 16:28

¿Existe el vitíligo en perros?

Sí. El vitíligo no sólo nos afecta a nosotros. También se ha visto en perros, con más frecuencia en ciertas razas. 

Razas de perro proponensas a sufrir vitíligo 

Es lógico pensar que en ciertas razas, sean más proclives a tener este problema cutáneo ya que estamos hablando de una condición hereditaria.

Por tanto, si todas las razas provienen del mismo árbol genético (cada una); lo más común es que de vez en cuando el gen responsable del vitíligo se active. 

¿Cómo sé si mi perro tiene vitíligo? 

En realidad, el vitíligo en perros es muy llamativo y podríamos pensar que rápidamente lo detectaremos. Pero hay que saber distinguir entre esta afección inevitable y una posible enfermedad. Diferenciándolo podríamos estar salvando la vida de nuestro mejor amigo. 

Síntomas del vitíligo en perros

1. Su nariz

Lo más común es que un perro presente vitíligo en su nariz. Si esta ha cambiado de color recientemente o han aparecido en ella manchas blancas, estamos hablando de vitíligo.

Lo más común es que el vitíligo aparezca primero en la cara (sobretodo alrededor de los ojos) y luego empieza a extenderse. 

Ten en cuenta que hay ciertos perros a los que la nariz les cambia de color a lo largo del año. Y existe una afección que de hecho se llama despigmentación nasal estacional (también conocida como “nariz de nieve”), la cual se da en los meses más fríos en algunas razas como el golden retriever o el husky siberiano. 

golden nariz golosinas
©Shutterstock

Esto se puede descartar fácilmente cuando hablamos de las llamativas manchas blancas del vitíligo. En caso de duda lo mejor será consultar a un especialista. 

2. Su cuerpo

¿Has visto pequeños parches o manchas de color blanco que antes no estaban alrededor de su cuerpo? Con razas que ya tienen manchas en el pelaje (como un border collie) puede ser un poco más difícil de detectar, pero es posible hacerlo cuando conoces muy bien el manto de tu amiguete, o también puedes comparar su estado actual con una foto reciente. 

Los perros que han heredado esta condición no muestran los signos hasta que no empiezan a tener cierta edad.

Cuando nacen tienen todo su pigmento característico, pero poco a poco este se va tornando marrón y finalmente blanco. 

Tratamiento del vitíligo en perros

El vitíligo como tal no tiene cura, pero la piel afectada (con falta de pigmento) podrá necesitar de ciertos cuidados para evitar quemaduras por exposición prolongada al sol. 

Como la piel no tendrá melanina, será mucho menos resistente y necesitará algo de protección solar en verano. Siempre con cremas que nuestro veterinario nos recomiende. 

Hay quienes afirman que los suplementos vitamínicos naturales (como el de vitamina E) pueden ayudar a acabar con esta alteración de la piel. Antes de probar nada, te recomendamos que consultes a tu veterinario. 

El vitíligo de por sí no es malo 

En realidad, la mayoría de veces el vitíligo en perros (y en humanos) no es una condición de la que preocuparse. No tiene porqué afectar a la salud del perro, y podrá vivir con ello el resto de su vida. 

Míralo de otra manera, esas manchitas blancas que tiene tu perro lo hacen único y bello a su manera. Es un perro con personalidad. 

vitiligo en perros
©Shutterstock

Descarta el síndrome uveodermatológico

El vitíligo no siempre es hereditario, y es que es posible que provenga de una enfermedad llamada síndrome uveodermatológico.

Si ves que tu perro tiene los ojos inflamados deberías llevar inmediatamente al perro al veterinario. En este caso, en algunos casos es posible remitir el problema de piel. 

Lo más importante será descartar este síndrome, o reaccionar a tiempo. Ya que puede afectar seriamente a la visión de tu perro. 

Como puedes ver, el vitíligo puede llegar a ser el síntoma de otra enfermedad. A veces, un cambio de color en la nariz puede significar la presencia de malestar físico, un cambio estacional temporal sin ningún tipo de peligro o un golpe. 

Normalmente, el veterinario podrá extraer una muestra de la piel del perro afectado y así diagnosticarla debidamente. Él será también quien acabará de confirmar si el perro realmente tiene vitíligo o estamos hablando de otro tipo de enfermedad.