Publicidad

¿Cómo adiestrar un perro de intervención?

perro de intervencion con nino

Imagen de un perro de intervención junto a un niño

© Tatiana Dyuvbanova/Shutterstock

La psicológa Vanessa Carral relata en primera persona cómo adiestrar a un peludo para que se convierta, con mucho esfuerzo y paciencia, en un perro de intervención. 

Por Vanessa Carral Portilla

Publicado el 19/4/21 12:47

Las Intervenciones Asistidas con Animales se están convirtiendo en un recurso muy valorado en diferentes entornos. Bajo este gran paraguas podemos encontrar diferentes tipos de intervenciones como la educación, el ocio o la terapia asistidas con animales.

Además, encontramos que existen diferentes animales que pueden dar su apoyo en dichas intervenciones. Hoy nos centraremos en la Terapia asistida con Perros.

Terapia asistida con perros: ¿qué es?

La terapia asistida con perros consiste en la inclusión de un perro de intervención específicamente seleccionado y entrenado dentro de un programa terapéutico llevado a cabo por un equipo formado por un profesional de la salud y un técnico en Intervenciones Asistidas con Animales. Estos perros requieren de un adiestramiento canino específico.

Las funciones fundamentales del perro de intervención serán de motivar, estimular y ofrecer situaciones emocionalmente positivas a las personas que más lo necesitan.

Perro de terapia durante una sesión ©Shutterstock

¿Qué es un perro de asistencia emocional?

Frente a la terapia asistida con perros actualmente encontramos los perros de apoyo emocional que se alejan mucho de la terapia asistida.

En este caso los perros no necesitan haber seguido un programa de entrenamiento como los perros de terapia y, simplemente su presencia, es necesaria para favorecer la salud mental de la persona a la que acompaña. 

Son los profesionales de la salud -psiquiatras o psicólogos- los que determinan si el perro de apoyo emocional puede ser un complemento para mejorar la salud mental de la persona junto al tratamiento que está recibiendo.

Cómo adiestrar a un perro de terapia

El adiestramiento perros terapia es complejo y requiere de un profesional formado a tal efecto.

Es importante puntualizar que el perro de terapia no convive con las personas que reciben ese tratamiento terapéutico, sino que, ante todo, convive con el equipo especializado en Intervenciones Asistidas con Animales como un miembro más de la familia, por ello su programa de enseñanza dista mucho del entrenamiento para perros de asistencia, ya que en éste caso el perro sí convive con la persona a la que asiste.

Un perro de terapia ha de ser equilibrado para poder equilibrar a las personas. Por eso los profesionales han de velar por su bienestar antes, durante y después de las sesiones de terapia.

Como cada perro es diferente no podemos decir que exista un manual de educación que nos diga cómo entrenar un perro de terapia y siempre tendremos que contar con un adiestrador especializado en este tipo de entrenamientos. 

En líneas generales los pasos fundamentales que se deberán seguir serán:

  1. Correcta selección del individuo: no buscamos razas si no un sujeto específico. Esta selección podrá hacerse de cachorro o con perros adultos.
  2. Correcta socialización: a ruidos, olores, suelos, tipos de personas, …
  3. Adiestramiento en obediencia básica: llamada, sentado, tumbado, quieto, …
  4. Adiestramiento en habilidades: cosas sorprendentes como andar para atrás, traer objetos, hacer la croqueta…

Todo el proceso de adiestramiento se hará con una metodología respetuosa y en positivo, respetando la etología del animal de terapia. 

Buscamos perros que disfruten de la compañía humana en todos sus aspectos por lo que cualquier tipo de relación entre perro y humano debe ser retroalimentada desde el vínculo y la confianza mutua.

Perro de terapia junto a un enfermo ©Aleksey Boyko/Shutterstock

¿Los perros de terapia se pueden comprar?

La respuesta a esta pregunta es que no se pueden comprar perros de terapia ya que son parte de un equipo especializado. 

Estos perros, acompañados de su técnico en Intervenciones Asistidas con Animales y de un profesional de la salud ofrecen un servicio dentro de un plan terapéutico. 

Una vez los perros de terapia finalizan sus sesiones se vuelven a su casa como un miembro más de la familia.  Los perros de terapia conviven con sus técnicos, esto favorece la confianza y el vínculo necesario para poder desarrollar las sesiones de terapia, cumpliendo con un código ético que vele por su bienestar físico, emocional y social.

¿Cuánto cuesta un perro de terapia?

Como hemos mencionado anteriormente no se pueden comprar perros de terapia, se puede adquirir el servicio de tratamiento terapéutico asistido con perros que contempla la presencia de un equipo especializado de técnico, perro de terapia y profesional de la salud.

Dicho servicio seguirá un plan de intervención diseñado, calendarizado y evaluado por un profesional de la salud y tendrá una asiduidad y duración determinadas.