Publicidad

¿Los perros pueden comer granada?

teckel junto a una granada partida en dos

Teckel junto a una granada partida en dos

© Shutterstock Ann Tyurina

La granada es una fruta, típica del otoño, que aporta múltiples beneficios para la salud de los humanos. ¿Pueden los perros disfrutar de este fruto o, por el contrario, las granadas son tóxicas para ellos?

Por Vanessa Parapar

Publicado el 9/10/21 10:30

La granada es una fruta típica del otoño muy beneficiosa para la salud de los humanos. Entre sus propiedades destacan sus altos niveles de antioxidantes y la vitamina C, ideales para prevenir enfermedades como el cáncer, el Alzheimer o la diabetes así como todos los problemas relacionados con la digestión y el corazón; según estudios publicados por la revista MedicalNewsToday

Pero, ¿estos beneficios competen a los perros? Es decir, ¿puede un can consumir granada sin correr riesgos y beneficiarse de todas las propiedades de esta fruta? 

¿Mi perro puede comer granada?

La granada es una fruta muy nutritiva, pero esa característica no se aplica a los perros a pesar de tener altos niveles de antioxidantes, fibra, potasio, vitamina C y ácido fólico. A esto se suma que este fruto no cuenta con una elevada cantidad de calorías. Estos motivos son suficientes -según varias fuentes veterinarias consultadas- para no darle granada a un perro de manera habitual y como sustitutivo de sus comidas. 

perro comiendo una granada
Perro lamiendo una granada©Shutterstock DragoNika

¿La granada es tóxica para los perros? 

La granada contiene Tannino, un tipo de antioxidante presente de forma natural en las plantas que puede llegar a causar daños en la salud de tu perro. Algunos canes no toleran este antioxidante ni tampoco los ácidos alégicos y altas dosis de antocianinas presenten también en la composición de este fruto. 

La reacción que produce el consumo de granada en algunos perros es un dolor de estómago intenso. Cabe recordar que estos animales son muy sensibles a los jugos ácidos, los mismos que provocan las uvas

¿Son venenosas las semillas de la granada para los perros?

Las semillas de granada, grandes y apetecibles, no son venenosas. No obstante, este punto no significa que el perro pueda disfrutar de esta fruta. El propietario puede dejar que pruebe, en pequeñas cantidades, pero jamás incluirla de manera permanente en su dieta. 

Los perros no digieren bien las semillas de granada y si las comen en grandes cantidades pueden sufrir una obstrucción intestinal.

¿Qué pasa si un perro come granada?

Si un perro ingiere un poco de granada no pasa absolutamente nada puesto que esta fruta no es tóxica para ellos. No obstante, el propietario debe estar al tanto del estado de salud de su mascota ya que, según fuentes veterinarias, es muy probableme que el perro vomite sobre todo si ha comido muchas semillas. 

Esto se debe a que los perros no son capaces de digerir esta comida y su organismo expulsa la sustancia.

Si el malestar del animal es puntual, su cuidador/a debe vigilarlo. Por el contrario, si el perro continua sintiéndose mal hay que llevarlo al veterinario