Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Cuándo es el mejor momento para llevar por primera vez a mi perro al veterinario

cachorro se prepara para ir al veterinario advice © Pixabay

Sería deseable que todo amigo de cuatro patas que entre en nuestras vidas esté en perfecto estado de salud. Pero venga de venga (nosotros, ya sabes, siempre te animaremos a la adopción) y sea de la edad que sea, lo primero que se impone cuando le damos la bienvenida a un nuevo amigo peludo es llevarlo al veterinario.

Por Lola Duarte

Si el perro es un cachorro la visita se impone lo antes posible. Y si es adulto, puede ser buena idea que convivamos con él durante dos o tres días para observar su comportamiento y juzgar nosotros mismos si, aparentemente, está bien de salud. No obstante, y aunque creamos que el animal está sano como un roble, será el especialista quien nos lo confirme. Ya sabes que en el caso de los cachorros estos necesitan más cuidados veterinarios y una atención mucho más esmerada. Tienes que comprender que está dando los primeros pasos en la vida y hemos de controlar que todo marche adecuadamente. No solo se trata de que esté enfermo o no, el veterinario nos dará importantes recomendaciones que nos ayudarán a que crezca sano y se adentre en su madurez sin ningún contratiempo que no podamos prevenir.

Salud y comportamiento

Así, en el caso de cachorros deberemos ir al veterinario en las primeras 24 horas que pasemos junto a él. En la consulta le harán un examen médico general y otro parasitario. También os indicarán el calendario de vacunas y os aclararán cualquier duda que podéis tener. Y si es vuestro primer perro, ¡ni lo dudéis! Porque además de lo estrictamente concerniente a la salud podréis preguntar al especialista por asuntos relacionados con la educación y el comportamiento. Durante los primeros meses el animal se mostrará muy receptivo a cualquier pauta educacional que queramos darle a conocer. Además, tenga la edad que tenga, esa primera visita será importante también porque de ella saldremos con la cartilla sanitaria (pasaporte) del animal, y en algunas ocasiones con el chip puesto. Esto no solo es una obligación estrictamente legal, también puede resultar muy útil si alguna vez se pierde.

Elegir el veterinario adecuado es fundamental

Es fundamental además saber a qué veterinario le confiaremos la salud de nuestro compañero. Si en una primera visita no te convence, no te sientas obligado a continuar en esa consulta. Piensa que al igual que cuidas tu salud y eliges con mucha atención a tu médico, también deberás hacerlo pensarlo en tu nuevo mejor amigo.