Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

7 olores que todos los perros odian

Los diferentes olores que los perros odian advice
© Shutterstock

Somos conscientes de que el sentido del olfato del perro es mucho mayor que el de las personas, por lo que olores que para nosotros pasan desapercibidos, o que no nos resultan muy fuertes, son olores que odian los perros. Y es que se estima que los perros pueden llegar a tener hasta cincuenta receptores olfativos más que las personas. Además, el área del cerebro que se dedica al olfato es cuarenta veces más potente.

 

Por Bosch Maica

Los perros gozan de una gran memoria olfativa, lo que puede ser una ventaja, pero también puede no serlo en muchos otros casos. Es decir, al igual que nosotros nos acordamos de una persona por el aspecto o de un lugar por la decoración, los perros reconocen a otros animales, otras personas y también otros lugares a través del olfato. Es por ello que cobra ahora mucho sentido aquello de que un perro nos huela antes de acariciarlo y, por puesto, hay que dejar que los perros se huelan entre ellos para conocerse. 

Esta capacidad olfativa tan sensible hace que los perros pueden llegar a sentirse muy nerviosos y excitados cada vez que pisan la calle. Todo un mundo de olores se abre ante sus sentidos y lo quieren descubrir entero.

Sin embargo, al igual que los perros buscan descubrir un sinfín de olores, existen una serie de olores que odian y a los que deberías evitar exponer a tu can. 

¿Qué olores odian los perros?

Los cítricos

Este tipo de aroma nos puede resultar muy refrescante, sutil e incluso nos puede aportar sensación de limpieza. Por ello, tendemos a escoger productos o ambientadores con este tipo de olor. Pues es interesante saber que el olor del limón es uno de los olores que más odian los perros. Además de otros olores cítricos como puede ser el pomelo o la mandarina. Los perros odian tanto la versión natural de la fruta como el olor artificial de la misma. Mejor evitarlo.

El alcohol

El alcohol de curar, el antiséptico, es otro de los olores que odian los perros; así que mejor si no tienen contacto con él. Si necesitamos desinfectar alguna herida del can o limpiar alguna superficie en la que posteriormente se vaya a tumbar, es mejor escoger alternativas como la povidona yodada o limpiadores de suelo sin este componente. 

El vinagre

Este es otro de los olores por los que nuestros animales sienten un enorme rechazo. Muchas veces, el vinagre se utiliza como repelente para que los perros no se acerquen o no acudan a determinado punto y, la verdad, es que funciona porque odian el olor. 

El vinagre resulta sobre todo efectivo cuando queremos que no se acerquen a hacer sus necesidades en las paredes. Pero, pensando en ellos, es mejor utilizar alternativas más naturales e igual de efectivas, como por ejemplo el vinagre de manzana, que es más suave, o la piel de un limón, que tiene menos potencia. Así descartamos todos esos productos de composición química peligrosa.

Los productos de limpieza con olor fuerte 

Ya hemos comentado antes que todo producto con un fuerte olor a químico puede llegar a molestar a nuestros perros. Productos como la lejía o el amoníaco son olfativamente muy incómodos para ellos. Lo mejor para hacer uso de estos productos es limpiar la casa cuando el perro no esté presente. Pasadas un par de horas, el olor ya no es tan fuerte y por lo tanto es menos incómodo para nuestro can.

El perfume

La colonia que usamos diariamente también puede llegar a molestarles. De hecho, usando perfume enmascaramos nuestro olor corporal real y eso es algo que ellos detectan y no les gusta nada. Por no hablar de todos los componentes químicos que lleva la colonia y que detestan. Procura no utilizar la colonia en exceso cuando esté el perro presente.

Quitaesmaltes y pinta uñas

Es otro de los olores que odian los perros porque ambos productos tienen un olor muy fuerte; incluso para las personas. Es un olor repulsivo para los animales, sobre todo aquellos productos que llevan acetona, que es el componente químico de mayor olor.

La naftalina

Se trata de uno de los olores que más detestan pero es que, además, es muy tóxico para ellos. Si llegan a ingerir una de esas bolitas que hay dentro de las bolsas, pueden llegar a morir. Por lo que, es mucho más recomendable no hacer uso de estas bolsas y ambientar el armario de manera más natural. Como por ejemplo, con saquitos de hierbas naturales.

¿Qué otros olores odia el perro?

No debemos olvidar que cada animal tiene un gusto propio, y puede ser que uno de los olores antes mencionados no le moleste especialmente a tu perro. Esto no es algo seguro, depende del propio animal. 

Por lo general, los perros rechazan sobre todo los olores a químicos, olores fuertes creados por las personas. Así es que es posible que a tu perro le encante el olor del limón, no se trata de una ciencia exacta. Lo que sí es seguro, es que existen ciertos olores que odian los perros y debemos tener cuidado con ellos.