Publicidad

10 trucos para que tu gato vuelva a casa por la noche

como hacer que mi gato vuelva a casa

Gato en la calle por la noche

© Alek B / Unsplash

Llamar a tu gato para que vuelva a casa por la noche se convierte en una pesadilla para algunos propietarios, sobre todo si tienen un compañero de vida un tanto aventurero. A continuación te damos algunos trucos para hacer que tu gato vuelva a casa y así evitar los peligros de la noche. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el

Los gatos son animales curiosos que conservan sus hábitos e instintos. Por ello, algunos propietarios se preocupan cuando su felino no vuelve al hogar, sobre todo cuando está oscuro. 

A continuación, compartimos algunos trucos fáciles y sencillos para que tu gato vuelva a casa por la noche y, de esta manera, evitar ciertos peligros que acechan en la oscuridad. 

10 trucos para que tu gato vuelva a casa por la noche

1. Mantener al gato ocupado durante el día 

El primer consejo es muy sencillo: cansar al gato durante el día. Jugar con él y distraerlo para que no duerma durante la jornada, así no guardará parte de su energía para la noche. 

Si el propietario del animal no está por el día en casa, una idea puede ser invertir en juegos electrónicos con plumas o presas iluminadas. 

2. Recrear un espacio exterior en el cual el gato se sienta cómodo

Una zona exterior con una cama acogedora y resguardada de la lluvia que invite al animal a descansar en ella. De esta manera, el tutor del felino sabrá que está a salvo aunque sea en el exterior. 

Si el hogar dispone de jardín, el propietario puede enriquécelo con plantas que le gusten al gato y no sean tóxicas para él como la hierba gatera.

3. Asociar la casa con emociones positivas

La casa debe ser un lugar al que el gato quiera volver. Su cuidador debe asegurarse de que siempre haya:

  • Agua fresca
  • Un lugar resguardado para dormir plácidamente (tanto dentro como fuera, si es posible). 
  • Asegurar al felino un entorno relajante, sin estrés o ansiedad (por ejemplo, un animal con el que no se lleve bien).
  • Comida
  • Premios
  • Caricias
  • Respeto
El propietario puede recompensar a su gato con una golosina y un abrazo cada vez que llegue a casa.

4. Dejar la comida del gato en el interior 

De esta manera, si el gato quiere comer tendrá que hacerlo dentro de la casa. Además, dejar la comida desatendida en el jardín por la noche podría atraer a visitantes no deseados, como pájaros o ratas.

5. Entrenar al gato para que acuda a tu llamada

Sí, los gatos (al igual que los perros) también pueden ser entrenados, solo que necesitan un poco más de paciencia y determinación que los cánidos. 

Para realizar el entrenamiento el cuidador debe utilizar un comando, como un chasquido, que el animal pueda oír a distancia, y recompénsalo siempre con una golosina cuando obedezca la llamada.

6. Utilizar una gatera 

Las gateras son cada vez más modernas y ofrecen opciones interesantes. Se pueden utilizar con dos objetivos distintos

  1. Si el gato está en casa, el propietario puede evitar que salga a partir de cierta hora. 
  2. Si el gato está en el exterior, el propietario puede dejarla abierta para que entre cuando quiera. 

7. Planificar las comidas al atardecer

Una buena opción para conseguir que el gato vuelva a casa por la noche es programar la hora de comer al atardecer. Con una comida por la mañana y otra por la noche, al anochecer el felino ya tendrá hambre y volverá al hogar por voluntad propia, sin necesidad de llamarlo. 

8. Sacudir el paquete de pienso 

Esta conocida técnica funciona incluso en casos desesperados. El cuidador debe coger el paquete de pienso (o la caja de sus premios preferidos), sacudirlo en la puerta o en la ventana para que el felino asocie el sonido con la hora de comer y volver al hogar.  

9. Utilizar su sentido del olfato 

El gato tiene un increíble sentido del olfato. Algo que puede aprovechar su cuidador para intentar convencerlo de que vuelva a casa. Por ejemplo, si no ha respondido a una primera llamada (o a varias), el propietario puede probar a abrir una lata de atún. Ese tentador olor puede atraer al gato a casa por la noche más rápido que una simple llamada. 

10. Llamar al gato de manera dulce, nunca a gritos

La mayoría de los gatos suelen ser bastante nerviosos y, por lo general, se asustan con ruidos fuertes y movimientos rápidos. Tienen un oído muy agudo, así que no hay razón para gritar su nombre.

Tu gato te oirá, incluso si le llamas en un tono más tranquilo al habitual. De hecho, es más probable que reaccione así.
Gato solo por la calle en medio de la noche ©Shutterstock studio.h

¿Por qué los gatos se escapan por la noche?

Los gatos concentran la mayor parte de sus actividades físicas y de caza al atardecer y justo antes del amanecer. Se trata de un comportamiento instintivo del gato.

Muchas personas piensas que los felinos son animales nocturnos, pero no. Los gatos son animales crepusculares: aquellos que se encuentran más activos al amanecer y al atardecer, ya que es el momento del día en el que sus presas están también activas.

Además, la luz baja permite al gato ver bien (su vista es mucho más eficiente que la de los humanos en esas condiciones) y al mismo tiempo no ser detectado por sus presas.

Expertos en comportamiento felino aseguran que con la domesticación del gato, este comportamiento se adormece de manera parcial, pero emerge cuando el felino se acostumbra a la vida al aire libre, y puede entrar y salir de casa libremente, puesto que estará más inclinado a seguir su instinto natural.

¿Es peligroso que mi gato salga de casa por la noche?

Las salidas nocturnas de los gatos suelen ser una fuente de estrés para sus humanos, que temen que el gato no consiga volver. Y estos temores no son infundados, de hecho hay ciertos peligros por los que el felino estaría más seguro en casa:

  • Si el gato tiene acceso a la carretera, el riesgo de accidente es mayor, ya que los coches circulan más rápido por la noche y la visibilidad es menor.
  • Por la noche, los gatos son más propensos a encontrarse con gatos callejeros o del vecindario con los que pueden pelearse o resultar heridos.
  • Durante la noche es más difícil para el propietario escuchar al gato pidiendo ayuda si se queda atrapado en algún lugar.

¿Debo preocuparme si mi gato no vuelve a casa por la noche?

La mayoría de los gatos que pasan las noches al aire libre no están muy lejos, por lo que no se perderán fácilmente y es probable que vuelvan a casa a la mañana siguiente, o cuando estén cansados y/o hambrientos tras su larga noche.

Los mayoría de los gatos suelen permanecer a menos de 150 metros cuando salen de casa.

Además, si el felino conoce el camino a casa y su entorno, lo más probable es que vuelva, 

Sin embargo, si un gato no vuelve a casa dos noches seguidas, ese puede ser el momento de empezar a buscarlo activamente. Además, los propietarios de gatos mayores o enfermos deben tener especial cuidado porque los peligros de la noche pueden hacer mella en su estado de salud. 

 
Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar