Publicidad

Mi gato me guiña un ojo: ¿por qué lo hace?

gato guiñando un ojo

Si tu gato guiña un ojo, quiere decirte algo

© 5464316719/Shutterstock

Si tu gato guiña un ojo está exhibiendo, según la ciencia, uno de los comportamiento más comunes en felinos. Los científicos hablan sobre el significado de este gesto tan comunicativo y común 😉👇

Por Vanessa Parapar

Publicado el 21/4/21 11:25

Los gatos nunca dejan de sorprendernos. A pesar de ser -en ocasiones y dependiendo del minino- animales misteriosos e independientes; hay gestos gatunos que están diseñados para robarnos el corazón. 

Como por ejemplo el guiño de ojo felino. Un golpe de efecto muy dulce que cuenta con un significado arrebatador. 😼

Este comportamiento es típico de gatos relajados y cariñosos con su dueño, tanto que el gesto se denomina ''beso del gato''. Una de las maneras elegidas por los gatos para darle amor a su humano.

¿Por qué mi gato me guiña un ojo? 

Este pícaro gesto tiene un significado más profundo e intenso: ¡significa confianza! 

Así lo afirma un estudio sobre conducta felina de la facultad de medicina veterinaria de la universidad de California firmado por Mikel Delgado. En él, el científico asegura que el gesto de cerrar los ojos temporalmente muestra tranquilidad y extrema confianza en el dueño.

En otras palabras, podría ser el "te amo" del gato o, mejor aún, su forma de besarnos. 😽

Gato guiñando un ojo y sonriendo ©Eugenia Terekhova/Shutterstock

¿Por qué mi gato se pone panza arriba?

Pero los gatos pueden hacer muchas más cosas que guiñar el ojo. Otro comportamiento felino típico que denota confianza hacia su dueño es ponerse panza arriba con la intención de ser mimado por su dueño. 

En ese caso, el felino le está diciendo a su humano que le da permiso para acariciarle la barriguita. Si tu minino es de esos; debes saber dónde y cómo acariciar a un gato para que se sienta en la gloria. 

Gato panza arriba guiñando un ojo ©Ekaterina Kuzovkova/Shutterstock

¿Por qué no debes mirar a tu gato a los ojos?

Por el contrario, hay ciertas situaciones a evitar si quieres que tu michi se sienta cómodo contigo. Una de ellas es mirarlo fijamente a los ojos durante demasiado tiempo puesto que puede tomarlo como un desafío. 

Evita mirar a tu gato fijamente a los ojos. De lo contrario, se alejará de ti y puede volverse agresivo puesto que para ellos ese gesto es un desafío. 

De hecho, los gatos tienden a evitar el contacto visual directo entre ellos; como ocurre con muchos otros animales, esto puede interpretarse como un signo genérico de desafío por una variedad de razones.

El gato es un animal fuertemente territorial y el hecho de mostrar esta actitud le provoca estar nervioso y alarmado porque se siente amenazado. Esta actitud gatuna es única y exclusivamente para evitar conflictos.

No olvides que los gatos a menudo entrecierran los ojos o miran hacia otro lado y lo hacen, según los expertos, para demostrar las motivaciones pacíficas de su actitud.

Esta postura gatuna no exime a los humanos de contemplar la belleza de su gato. Pero para hacerlo sin correr riesgos lo mejor es de vez en cuando cerrar los ojos o mirar hacia otro lado para que el gato sienta que haces lo mismo que él. 

Por último, aunque poco probable, los dueños y dueñas de los gatos deben comprobar que su minino no guiña o cierra los ojos por picazón o dolor. La mirada del gato debe ser viva y brillante; ante cualquier cambio hay que acudir al veterinario

🧐 👉 Artículo revisado por Francesco Reina, asistente veterinario.