Publicidad

Comportamiento del gato ante la muerte: ¿cómo saber si tu gato se está muriendo?

gato acostado sobre flores moradas

Gato tumbado sobre una planta de flores moradas

© Shutterstock Maria T Hoffman

Vejez, enfermedad larga y/o grave, agonía... Los cuidadores y doctores intentan ayudar a su animal de compañía en los momentos difíciles para que se sienta cómodo y tranquilo. Sin embargo, en ocasiones esa posibilidad se les escapa de las manos. Es decir, el sufrimiento prolongado de un felino puede ser una indicación para la eutanasia, pero a veces el gato fallece en casa y no en la consulta veterinaria. En ese caso, ¿es posible reconocer que su último suspiro está cerca? 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 30/9/21 17:53

¿Son los gatos conscientes de la muerte inminente?

A pesar de las numerosas historias que circulan por la red que muestran, de alguna manera, que el animal tiene claro que va a fallecer, la mayoría de los científicos coinciden en que el gato no comprende la muerte en sí misma; tal y como ocurre con los humanos. 

Comportamiento del gato ante la muerte

Debilidad, dolor, enfermedad, cambios en la propia química del cuerpo, por ejemplo; un olor diferente, son cosas que un gato puede llegar a percibir mejor que un ser humano. 

Los sentidos felinos son mucho mejores y más sensibles que los de las personas. Por lo tanto, un felino nota en su cuerpo cambios hasta ahora desconocidos para él, y llega a entender que no son buenos. Como dicen diversos estudios científicos, a pesar de no conocer el concepto de la muerte en sí mismo, la mayoría de los animales sienten miedo a esas transformaciones. 

Todo esto se reflejará probablemente en el comportamiento del gato antes de la muerte, que es perceptible para el cuidador.

El gato necesita un refugio seguro

Los animales de distintas especies se comportan de forma diferente en momentos de debilidad, como una enfermedad, una lesión, el parto y el cuidado de sus crías.

Un gato -un depredador pequeño y solitario que también puede ser presa de animales más grandes- buscará un refugio seguro en esos momentos. En caso de enfermedad, es una forma de esperar los peores momentos en un lugar donde gane fuerza y no se exponga a los ataques.

Por ello, muchos gatos que perciben los cambios que preceden a la muerte o que sufren fuertes dolores también se dirigen a un lugar de este tipo para dormir tranquilamente.

Hay otra razón por la que un gato puede buscar un escondite para pasar sus últimos momentos. Si el felino se siente débil y entra en estado de agonía se vuelve muy sensible a los estímulos ambientales. Por ejemplo, escucha más fuertes los sonidos, le llama la atención la luz, reacciona exageradamente al tacto... y, en ese caso; necesita un refugio. 

gato escondido en su refugio
Gato dentro de una caja de madera ©Shutterstock prambuwesas

No se separa de su cuidador/a

Sin embargo, los gatos, como animales que han estado conectados a los humanos durante siglos, pueden comportarse de forma muy diferente ante la inminencia de la muerte, o incluso ante una enfermedad crónica que conlleve mucho dolor.

A diferencia de un animal salvaje que buscaría un escondite inaccesible, muchos gatos domésticos necesitan especialmente la atención y los cuidados de un cuidador en esos momentos.

Los gatos que piden cuidados en tiempos difíciles tienen miedo y no quieren estar solos.

Los gatos que se vuelven apegados al sufrimiento tratarán de seguir al cuidador en la medida de sus posibilidades y fuerzas, expresando su descontento cuando los dejan solos. Quieren que les cojan de las manos, que les acaricien, dormir junto a los humanos...

Cambios significativos en el comportamiento del gato antes de su muerte

Tanto si el gato en cuestión es de los que intentan ocultar su angustia como si busca el apoyo de un humano, existen cambios significativos en el comportamiento del felino. ¿Cuáles son?

  • Cambios en la personalidad del gato: Un gato con mucho dolor, un gato extremadamente sensible, un gato que reacciona más fuertemente a los estímulos puede llegar a mostrarse agresivo en momentos inesperados. A veces, el animal responde con agresividad si alguien lo toca. Un gato que solía ser amistoso y abierto puede también cerrarse y no querer tener contacto porque lo asocia con el dolor.
  • Mucho tiempo durmiendo: Lo que, por supuesto, también es un signo del paso del tiempo. Los gatos mayores necesitan más descanso para regenerar sus fuerzas.
  • Falta de apetito, negarse a comer: Si el gato no ha comido nada durante 24 horas, esto ya es motivo de preocupación, especialmente si el animal es anciano. 
  • No cuida su piel ni su higiene.
  • Baja temperatura corporal del gato: Un felino que está a punto de fallecer tiene una temperatura corporal cada vez más baja y busca lugares cálidos para descansar. La forma más fácil de reconocer estos cambios es comprobar las orejas, las patas y la cola del animal. El bajo calor corporal es un signo de debilitamiento del corazón. Puedes hacer que tu gato esté más cómodo en sus últimos días ofreciéndole un termo caliente o una cama cerca de un radiador.
  • Pulso bajo y frecuencia respiratoria reducida: El corazón del gato se está debilitando y sus pulmones toman aire con un esfuerzo cada vez mayor. A modo de comparación, el pulso de un gato sano es de 150-200 latidos por minuto y la frecuencia respiratoria es de 20-30 por minuto.
  • Convulsiones: Unas horas antes de la muerte, el gato puede tener convulsiones, con breves episodios de inconsciencia entre ellas. Con el tiempo, el felino puede dejar de responder durante los periodos entre convulsiones: se alejará lentamente, perderá la conciencia, dejará de reconocer su entorno y a las personas que lo rodean. Esta es la señal de que probablemente el felino está viviendo las últimas horas de su vida.

¿Cómo cuidar a un gato en los últimos momentos de su vida?

zachowanie kota przed śmiercią
Okaż pupilowi, który odchodzi jak najwiecej czułości ©Shutterstock

Los cuidadores deben garantizar la atención médica al gato y asegurarse de que no está sufriendo. Aparte de eso, los propietarios solo tienen que estar ahí para él y disfrutar de los últimos momentos junto a él. 

Si gato se está muriendo, ¿cómo lo atiendo?

  • Si quiere más atención y caricias de lo habitual, dáselas.
  • Prepara una cama cómoda en un lugar cálido en el que dormirá felizmente la siesta.
  • Si todavía tiene apetito, dale sus golosinas preferidas. 
  • Si tiene problemas de movilidad, acorta la distancia desde su cama hasta el agua y la comida. Proporciónale también un acceso cómodo a sus lugares favoritos.
  • Aunque su gato no sea extrovertido, manténgase cerca de él, aunque sea en la misma habitación.
  • Regálale un espacio tranquilo y sosegado: renuncia a las fiestas, a los invitados numerosos y a la música alta. Estas "revoluciones" suponen un gran esfuerzo mental para un animal enfermo.

Decir adiós a un animal de compañía no es fácil, ningún cuidador/a quiere pasar por ese trance. Nadie quiere dejar a ir a un ser querido. Pero en esos momentos hay que dejar el egoísmo a un lado dando prioridad al bienestar de esa mascota que ha dedicado su vida a hacer felices a sus dueños. Si tu gato está sufriendo y no hay manera de aliviarlo, considera la difícil pero a veces necesaria decisión de practicarle la eutanasia es vital para dejarlo volar en paz. 

🧐 Fuente: Wamiz PL