Publicidad

¿Cómo saber si un gato es macho o hembra?

gato mostrando el trasero

Gato mostrando el trasero

© Shutterstock DenisNata

¿Macho o hembra? ¿Sabrías diferenciar un gato de una gata? Descubre cómo identificar el sexo de un gato, una tarea un tanto complicada sobre todo cuando hablamos de cachorros. 

Por Vanessa Parapar

Actualizado el

¿Cómo se distingue un gato de un gata?

La aparición de diferencias morfológicas entre machos y hembras de una determinada especie (el llamado dimorfismo sexual) no es nada inusual en el mundo animal.

La característica básica que permite distinguir el sexo masculino del femenino es la presencia de gónadas o células sexuales (en las hembras son los ovarios y en los machos los testículos) y de órganos sexuales apropiados para un determinado sexo. Estos son los caracteres sexuales primarios y secundarios.

Los caracteres sexuales terciarios incluyen las diferencias en la apariencia externa, y aquí es donde empiezan -según los expertos- los problemas en los gatos. Como norma general, los machos suelen ser más grandes y de complexión más fuerte que las hembras pero en ocasiones puede ocurrir que haya una gata grande o un macho de complexión discreta.

Por desgracia, los gatos no tienen rasgos distintivos tan claros entre el sexo masculino y el femenino como los leones. E incluso en el caso de los cachorros es prácticamente imposible distinguir los gatos machos de las hembras basándose únicamente en la apariencia. Por lo tanto y para reconocer el sexo de un gato, hay que mirar debajo de su cola.

Cómo reconocer el sexo de un gato recién nacido

gato bebe acostado
Gato bebé descansando en su cama ©Shutterstock Happy monkey

Identificar el sexo de un felino adulto no es un problema, siempre que se pueda mirar debajo de su cola. En un gato macho adulto, sin castrar, el signo más claro de sexo son los testículos.

En un gatito pequeño es, por supuesto, en vano buscar sus gónadas puesto que aún no 'han anidado' en el escroto. Entonces, ¿se sabe cómo reconocer el sexo de un gato tras su nacimiento?

Identificar el sexo de un gatito recién nacido no es tan fácil; por supuesto, podemos comparar los fondos de los gatitos si tenemos una camada entera de gatitos en casa. Sin embargo, incluso los criadores experimentados no siempre son capaces de adivinar cuántos machos y cuántas hembras hay en la camada. 

Esto se debe a que un recién nacido aún tiene el cuerpo hinchado, se necesitan unos días para que la zona de alrededor del ano y la boca del sistema genito-urinario se suavicen y se vuelvan más 'legibles'. 

¿Cómo realizar la ''inspección'' para reconocer el sexo del gatito?

Durante la "inspección" del gatito (hacerla con suavidad, para no estresarlo) hay que fijarse en el ano, situado justo debajo de la cola. Luego buscar la segunda abertura: la boca del sistema genitourinario. La clave, en este punto, será la distancia entre una y otra apertura y su apariencia.

  • En la gata esta distancia es muy corta y los labios menores son alargados y se asemejan a una coma. De ahí que se diga que en las gatas la disposición de las dos aberturas se asemeja a un punto y coma ( ; ) o a un signo de exclamación invertido.
  • En el gato macho, en cambio, la distancia entre el ano y el orificio uretral es mucho mayor: desde unos 1,3 cm en los cachorros hasta 2,5 cm en los gatos adultos. La forma y la posición de ambas aberturas en el gato se asemejan a los dos puntos ( : ). Entre estos puntos, en los gatos adultos no castrados, se encuentran los testículos.
crea sexo gato
Te enseñamos a reconocer el sexo de un gato ©Wamiz

¿El sexo del gato depende del color de su pelaje?

Sí, es más fácil adivinar el sexo en los gatos de carey porque casi siempre son hembras (la aparición simultánea de los colores rojo y negro es un rasgo ligado al sexo en los gatos).

Por otro lado, las estadísticas aseguran que los gatos naranjas suelen ser machos. Esto está determinado genéticamente; en promedio los machos son 75-80% ''naranjas'', pero este punto no es una regularidad puesto que puede haber excepciones. 

¿El tamaño del gato está ligado con su sexo?

Por lo general, un gato macho es un poco más grande, más pesado, de constitución más fuerte que una hembra y también puede tener una cabeza más grande y ancha. En algunas razas, esta diferencia puede ser considerable, especialmente en el caso de las razas grandes como el Maine Coon, el gato del bosque de Noruega, el gato siberiano o el británico de pelo corto.

Especialmente en el caso de las tres primeras razas, los gatos machos suelen presumir de un orificio más impresionante, pelo más largo en el cuello y en el pecho, mechones de pelo más largos en las orejas, patas más grandes y, por supuesto, una desproporción mucho mayor en términos de tamaño y peso corporal que el gato doméstico medio.

Cabe añadir que los machos de estas razas alcanzan la madurez más tarde que el gato doméstico medio y tardan más en crecer.

¿Existen estereotipos de género entre los gatos?

A pesar de que se han establecido varios estereotipos de género sobre los rasgos de carácter en gato, la realidad poco o nada tiene que ver con ellos. Es decir, una gata no tiene por qué ser más educada que un macho ni tampoco un gato castrado es más adicto al sofá que otro ejemplar que no lo está. 

Las únicas diferencias de comportamiento que están relacionadas con el género y no con las características individuales son el comportamiento de apareamiento y el comportamiento territorial.

Los gatos machos no castrados orinan con más frecuencia que las gatas no castradas y patrullan territorios más amplios. Por razones obvias, castrar a un gato macho es más sencillo y menos costoso que castrar a una gata.

Pero en cuanto al carácter... ¡cada gato tiene su propia personalidad!

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar