Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Gatos acostados, curiosidades: la posición en la que duerme puede decirte mucho sobre lo que piensa

Gato acostado advice
© Shutterstock

¿Sabías que la forma, el lugar o la posición en la que duerme tu gato puede tener un significado? Un gato acostado en la cama, metido en una caja o un minino boca arriba indican cosas muy diferentes...

Por Cristina Ridao

Los gatos son tan misteriosos como adorables, pero como no hablan nuestro idioma, no siempre es fácil saber lo que piensan o cómo se sienten. Tendrás que prestar mucha atención a las acciones de tu gatito (o a la falta de ellas) si quieres tener una idea realista de lo que es ser un gato, y observarlos mientras duermen es una buena forma de empezar.

Observar la posición en la que duerme un gato puede decirnos mucho sobre ellos, aparte, claro, de lo cansado que está. Estas son algunas de las posiciones en las que seguramente pillas a tu gato durmiendo de vez en cuando, y lo que significan.

1. Un gato acostado en la cama

gato acostado en la cama

Un gato que duerme acurrucado, con su cola elegantemente enrollada alrededor de su cuerpo y su cabeza metida hacia su pecho está haciendo todo lo posible para conservar su calor corporal. También están protegiendo sus órganos vulnerables.

Los primos salvajes de tu gato lo hacen, y es un instinto natural que incluso el gato doméstico más mimado no puede reprimir. Es posible que a tu gato no le preocupe que un animal rival se acerque sigilosamente para atacarlo mientras duerme, pero podría estar protegiendo su panza de unos dedos intrusos. Un gato acurrucado generalmente quiere que lo dejen solo.

2. Un gato que duerme dentro de una caja

gato en una caja

Cuando un gato se mete en una caja, hace que los humanos quieran correr a buscar sus cámaras. No hay duda de que se ven tiernos, y también nos da un mensaje sobre el sentido de seguridad y comodidad de tu gato.

Los gatos buscan los espacios pequeños porque los hace sentir seguros. Una caja con cuatro paredes sólidas, en donde tu gato pueda exprimir toda su masa en una adorable silueta de pelos, es la forma perfecta de sentirse seguros.

Los gatos que viven en hogares activos con niños u otros animales pueden buscar una caja, una gaveta u otro tipo de escondite para esconderse y disfrutar de un sueño profundo e (con suerte) ininterrumpido.

3. Un gato que duerme boca arriba

gato acostado sobre su panza

El estómago de un gato es su área más vulnerable, y ellos son completamente conscientes de lo que sucedería si expusieran esa zona adorablemente blanda de su piel ante la criatura equivocada. Cuando están tumbados en el sofá, con sus patas apuntando en ángulos extraños y la panza mirando hacia el techo, puedes considerarte elogiado.

Un gato solo expondrá su estómago si se siente completamente seguro y cómodo con lo que está sucediendo a su alrededor (y con quienes lo rodean). Si algo sucediera mientras están acostados de espaldas, les tomaría demasiado tiempo ponerse de pie. Que duerman boca arriba demuestra que están bastante seguros de que no van a ser atacados.

Resistirse a acariciar el suave pelo del vientre de tu gato podría considerarse un deporte olímpico, pero recuerda que tu gato está confiando en ti. Al menos déjalos dormir unos minutos antes de despertarlos con tus dedos intrusos.

4. Un gato-sandwich

gato sandwich

Cuando un gato no está exactamente interesado en dormir una siesta completa, pero al mismo tiempo no le molestaría cerrar los ojos un rato, se acomodan en una posición que se conoce cariñosamente como el "gato-sandwich".

Al hacerlo, colocan sus patas delanteras debajo de su cuerpo, pero al mismo tiempo permanecen erguidos. Un gato que se desliza más profundo hacia el mundo de los sueños podría formar el "sandwich derrumbado", colocando la frente en el suelo. Pero por lo general, los gatos contentos se acomodarán de esta forma y dejarán que sus ojos se cierren lentamente. De esta forma, permanecen listos y prestos para entrar en acción, pero al mismo tiempo disfrutan de su agradable entorno.

Lea también