Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Condroprotectores para perros: cómo pueden ayudar a tu amigo

Condroprotectores para perros advice © Shutterstock

La degeneración articular y artrosis son patologías cada vez más frecuentes en los perros de nuestros hogares.

Esta enfermedad ocurre por la pérdida de cartílago articular, lo que provoca gran dolor y reduce la movilidad de las articulaciones de los perros.

Nosotros podemos ayudar a nuestro amigo para proporcionarle la mejor calidad de vida posible, y en estos casos, los condroprotectores pueden resultar muy útiles en perros de edad avanzada o pertenecientes a razas predispuestas.

Por Rodríguez Paula

Qué son los condroprotectores para perros

Los condroprotectores para perros se clasifican dentro del grupo de “complemento alimenticio” o “suplemento”, es decir, no están destinados a tratar una enfermedad como tal, sino que colaboran para procurar un mayor bienestar al animal.

Los huesos de las articulaciones no se enfrentan directamente, sino que entre ellos discurre un cartílago que amortigua y actúa como almohadilla en la articulación. Esto elimina el dolor que ocasiona el roce de hueso con hueso directamente.

En casos de artrosis, este cartílago se va degenerando lo que reduce la movilidad del perro al sentir dolor. Aunque se trata de un proceso degenerativo crónico e irreversible, los condroprotectores pueden retrasar el proceso al nutrir e hidratar el cartílago de la cápsula articular y de este modo, proporcionar un mayor confort al perro.

¿Qué razas están más predispuestas a la artrosis?

Si conocemos qué razas de perros están predispuestas a padecer degeneración articular, podremos comenzar con la terapia de condroprotectores cuanto antes. De esta manera, podemos ayudar a nuestro amigo en el proceso, ya que mantendremos una buena salud de sus cartílagos.

E incluso, en perros jóvenes, podremos ayudar a la regeneración de cartílago lesionado.

La artrosis afecta con mayor frecuencia a perros de razas grandes o gigantes, ya que las articulaciones soportan un gran peso corporal. Algunos ejemplos son:

  • Pastor Alemán

  • Labrador

  • Golden Retriever

  • Rottweiler

  • Gran Danés

No obstante, no quiere decir que un perro pequeño o mediano no pueda sufrir degeneración articular, todos los perros son susceptibles de necesitar condroprotectores y la incidencia aumenta con la edad.

Otros factores predisponentes son la obesidad o en los casos de razas condrodistróficas (bulldog inglés, bulldog francés, teckel, etc.)

Tipos de condroprotectores

Los condroprotectores para perros no son medicamentos y están formulados a base de componentes naturales en el organismo. Por esta razón, no suelen tener efectos secundarios y se pueden administrar desde edades muy tempranas, siempre consultando con un profesional veterinario.

Hay numerosas opciones en el mercado, pero las formulaciones más frecuentes son las siguientes:

1. Condroprotectores de ácido hialurónico

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en la cápsula articular.

Se trata de una sustancia viscosa que en una articulación sana actúa como lubricante y amortiguador, pero cuando una articulación que padece artrosis, la cantidad de ácido hialurónico disminuye considerablemente.

2. Condroprotectores de glucosamina

La glucosamina es una sustancia que también encontramos de forma natural en la articulación, y es la precursora de los componentes del cartílago, como la condroitina.

Por esta razón, es muy útil en los casos de animales jóvenes que han sufrido una lesión en el cartílago, ya que participa en su regeneración y recuperación.

3. Condroprotectores de condroitín sulfato o condroitina

El condroitín sulfato es uno de los principales componentes estructurales del cartílago articular.

Este compuesto es el encargado proporcionar la capacidad elástica y mecánica al cartílago, además de tener un efecto antiinflamatorio cuando se utiliza como condroprotector suplementario.

Normalmente los condroprotectores no están basados en una única sustancia, sino que combinan distintas para potenciar las acciones beneficiosas de cada una.

Algunos de los componentes que se añaden en las formulaciones de los condroprotectores para perros son las siguientes:

  • Ácidos omega 3. El omega 3 es un potente lubricante de las articulaciones, nutre el cartílago y reduce la inflamación.

  • Vitamina E. La vitamina E es un potente antioxidante que ayudará a eliminar los radicales libres secundarios a los daños en la articulación y la inflamación.

  • Vitamina D. Esta vitamina es necesaria para la formación del cartílago y estructuras anexas (como huesos, ligamentos o tendones). Una buena cantidad de vitamina D en el organismo previene de problemas articulares y ayuda a mantener los cimientos del cartílago.

  • Hierro, Zinc. Los minerales también favorecen al equilibrio del líquido sinovial dentro de la cápsula articular y, por lo tanto, a la nutrición del cartílago.

A modo conclusión debes saber que los condroprotectores son una opción perfecta para perritos mayores que, por la avanzada edad, tienen dolor articular y una movilidad reducida secundaria a la artrosis.

No obstante, también se puede administrar a perros jóvenes, predispuestos o no a sufrir artrosis.

Muchos condroprotectores para perros, además de estar formulados para tratar afecciones articulares, cuentan con otras propiedades que beneficiarán a la salud general del animal.

Si tienes cualquier duda, acude al veterinario para pedir su opinión sobre los condroprotectores para perros, hay muchas opciones en el mercado por lo que un profesional sabrá aconsejarte sobre cuál es la mejor para tu amigo.