Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Puedo pasear a mi perro sin correa?

pasear perro sin correa advice
© Trapo campeando felizmente por la sierra / Lola Duarte

En numerosas ocasiones preferiríamos llevar a nuestro perro suelto antes que atado, pero tememos no saber llevar la situación o incluso que le ocurra algo malo. En este artículo te hablamos de si puedes pasear a tu perro sin correa y también del cómo hacerlo para que no suceda nada.

Por Lola Duarte

¿Es posible llevar a mi perro suelto?

La principal razón por la que uno se pregunta si puede pasear a su perro sin correa es pensando en la libertad del perro. Es decir, en un artículo anterior hablábamos de cómo enseñar a mi perro a pasear con una correa larga para darle la mayor libertad posible al perro. Ahora bien, ¿no estaría mejor el animal yendo a su libre albedrío? Seguro que sí, aunque hay un pero para pasear a tu perro sin correa: la ley. 

Normativa perros sueltos

En España, llevar en espacios públicos a “perros no sujetos por una correa” te puede acarrear un multa de entre 75 hasta 500 euros, y eso que se considera una infracción leve, al menos en el caso de Andalucía. En teorííía, ciñéndonos a la normativa, no podríamos llevar a los perros sueltos, solo se pueden llevar perros sueltos en espacios públicos habilitados especialmente para ello: como parques para perros o zonas con un horario establecido. Por ejemplo, en Madrid y Barcelona hay parques en los que a partir de las ocho de la tarde se pueden llevar a los perros sueltos en zonas habilitadas”, cuenta Sergio Tallón, el amigo de Senda Canina

La multa por llevar a tu perro suelto puede ir de 75 hasta 500 euros

Sin embargo, como bien dice el sabio refranero español, “hecha la ley, hecha la trampa”. Y es que "si tú vas con tu perro, por ejemplo, a un descampado eso ya no se considera público, es privado, con lo cual sí se puede soltar al perro”, señala Tallón. Luego habrá que ver la normativa de cada Ayuntamiento y de cada Comunidad Autónoma, pero en general suele ser así. 

Caminando con mi perro 

Muchas personas consideran que llevar al perro suelto es por pura comodidad del humano. El perro, por muy hogareño que sea o muy mimado que esté, al final es un animaaaal y necesita comportarse como tal. Aunque parezca una obviedad, el perro necesita comportarse como un perro. Socializar con otros perros y relacionarse con el entorno es vital para él. Y una de las formas que tiene el perro de desfogar energía es olisqueando y correteando por ahí, especialmente por el campo. Esas personas que opinan a la ligera, a las que los perros ni fú ni fá, no saben cuán equivocados están. 

 

Eso sí, si tu perro no está demasiado educado “mejor usar la correa. En ese caso, dejar a tu perro suelto puede ser un peligro para el propio perro e incluso para otras personas, en el sentido de cruzarse con una moto o un bici y sufrir un accidente, por ejemplo”, advierte el educador de Senda Canina consultado por Wamiz

¿Puedo pasear a mi perro sin correa?

Si sigues en modo ‘quiero pasear a mi perro sin correa’ hay dos cosas fundamentales que tú y tu perro debéis trabajar: una mínima educación y una buena llamada para poder controlar a tu perro. Aunque la ley diga lo contrario –continúa Sergio –, al perro hay que soltarlo”. Para ello es importante entrenar con el perro diferentes habilidades, desde órdenes sencillas como el sienta o enseñarle a tumbarse, hasta el ‘quieto’ que nos será muy útil en este asunto, de lo contrario no vas a poder relajarte ni un segundo.

pasear perro suelto
Chufa y su amiga Kira, durante el descanso de un paseo.©Lola Duarte

Mi perro no obedece cuando lo suelto

  • La mejor forma para entrenar el suelto con tu perro es buscando las horas con pocos riesgos: menos tráfico, menos personas por la calle… para comprobar en situaciones sencillas si esa educación y esa llamada funcionan. “Escoge un lugar seguro y que conozcáis, que sepas en un alto porcentaje que no pasará nada que ocasione un problema”

La llamada en perros

  • Una parte muy importante para poder pasear a tu perro sin correa reside en no crearle problemas a tu perro, a otros perros ni molestar a nadie. De ahí que la llamada, ese “ven aquí”, sea vital. Una buena llamada está impregnada de seguridad, haya la distracción que haya tu perro tiene que acudir a ella. No hay ejercicio tan imprescindible como la llamada si quieres poder soltar a tu perro con toda la tranquilidad”, aconseja Tallón. 
Una buena llamada y una educación básica serán las claves para pasear sin correa

Recordad que cuando hablamos de cómo enseñarle a tu perro el quieto, y en general cualquier otra habilidad, sobre todo hay que tener en cuenta la estabilidad emocional del perro. Si no logras que tu perro esté quieto mientras tú te alejas, jamás podrás separarte de él ni un pelo. Lo mismo ocurre con la llamada pero a la inversa, se trata de que el perro acuda a ti porque hay algún peligro o algo que le pueda distraer y prefieres que en ese momento vaya junto a ti. 

La paciencia y el tiempo serán básicos para lograr pasear con tu perro sin correa y con toda la tranquilidad. Una vez que lo consigas, verás cuánto disfrutáis juntos de vuestros paseos.