Publicidad

Cómo encontrar a un perro perdido con chip: todo lo que necesitas saber

como encontrar a un perro perdido con chip

¿Cómo encontrar a un perro perdido con chip? 

© Shutterstock

Perder a tu mascota es un trago desagradable. Te contamos cómo encontrar a un perro perdido con chip, aunque espramos que no lo necesites...

Por Maica Bosch

Actualizado el 7/4/21 15:04

Perder una mascota es una experiencia terrible, pero de un tiempo a esta parte se ha vuelto mucho más fácil de solucionar: te contamos las ventajas y cómo encontrar a un perro perdido con chip.  

Si un perro tiene chip, es posible encontrarlo gracias a esta tecnología que, previamente, habrá sido implantada dentro del canino. Esto le da al veterinario la información necesaria para poder contactar con su humano. 

Además, hay una gran variedad de dispositivos, aplicaciones y métodos para que puedas encontrar a tu perro usando la tecnología y, de esta forma, hacer tu vida un poco más sencilla. Más vale tomar precauciones y mantener a salvo a tu amigo de cuatro patas. 

¿Cómo encontrar un perro perdido? 

Es más fácil encontrar a un perro perdido con chip ©Jaromir Chalabala  / Shutterstock 

Los perros pueden perderse o escapar de casa por muchas razones: miedo, curiosidad, impulsividad, etc. Aunque algunas veces voverán solos, es importante actúar rápido. 

Puedes empezar a buscar o llamar a los refugios para animales y las perreras o protectoras cercanas: los servicios de ayuda animal se encargan de llevar a estos espacios a los animales perdidos, por lo que podrías encontrarlo en uno de ellos.  

Otros pasos a seguir para encoontrar a tu perro:  

  • Hay que avisar a las autoridades sobre el animal extraviado y también se puede comunicar a los vecinos para que ayuden en todo lo posible. 

  • Si se tiene la certeza de que se perdió en una zona determinada, es buena idea pasearse con cierta constancia por esa zona, pues hay posibilidades de que el animal vuelva sobre sus pasos. 

  • Puedes poner carteles en tu barrio con su foto y tu contacto, así como publicarlo en las redes sociales. 

  • En caso de contar con un coche, es recomendable dar varias vueltas por el vecindario.  

  • Hacer una llamada a los refugios locales y darles las características del animal para que te contacten en caso de que lo encuentren. 

  • Hacer lo mismo con las clínicas veterinarias para más seguridad. 

  • Asegúrate de que el animal tiene un chip insertado. 

 ¿Cómo encontrar a un perro perdido con chip? 

Toda precaución es poca para que no se pierdan ©Olesya Kuznetsova / Shutterstock 
Ante todo, debes saber que implantar el chip a tu perro cuando cumple los tres meses es obligatorio en España. 

El chip, del tamaño de un grano, se implanta en el lomo del animal, por dentro de la piel, y se lo pone el veterinario a través de una inyección rápida en la espalda. También se le puede colocar en el lado izquierdo del cuello. El proceso es completamente indoloro para la mascota. 

Ventajas e inconvenientes del chip para perros

  • Si alguien encuentra a un perro perdido con un chip y lo lleva a un refugio especializado, los veterinarios del mismo podrán revisar la información de contacto contenida dentro del microchip y devolverle el animal a su dueño. 

  • Están diseñados para durar décadas enteras sin que dejen de funcionar.

  • Sin embargo, para que humano y peludo se unan, alguien debe encontrar al segundo y ver la información del chip. Si no llega a las buenas manos, el chip no servirá de mucho... 

  • Además, algunas clínicas no poseen los escáneres compatibles con el tipo de chip, por lo que algunos animales podrían no ser identificados en el momento de su llegada a la clínica o refugio.  

  • Es difícil que el chip pueda salirse de la piel, pero no es imposible por lo que es aconsejable revisar que lo tiene bien colocado periódicamente. 

App para localizar perros con chip  

Además del chip, echa un ojo a estas apss ©Shutterstock 

Hoy en día, gracias a la tecnología móvil, hay infinidad de aplicaciones con las que el propietario de una mascota puede controlar dónde está: tanto antes de la pérdida como después.

A través de algunas de ellas es posibe, por ejemplo, publicar la foto del animal para que si alguien lo ha visto pueda postear su ubicación o ponerse en contacto con el dueño directamente. Algunos ejemplos son: 

  • Estoy Perdido.
  • Wizapet.
  • Pip Pet Recognition App.  

¿El chip de los perros tiene GPS?

Antes de nada, debes saber que chip para perros y GPS no es lo mismo, aunque ambos pueden ayudar en caso de que pierdas a tu peludo.

Como se ha mencionado anteriormente, el chip no contiene dentro un gps con información en tiempo real. El siguiente vídeo aclara las diferencias:      

GPS Tracker: un complemento al chip

Si, además del chip obligatorio, quieres asegurarte de ternerlo todo controlado en caso de pérdida, puedes optar por el GPS Traker.

Se trata de un pequeño collar con un dispositivo electrónico en su correa que manda señales, vía satélite, a una aplicación móvil desde la cual se pueden rastrear los movimientos del animal. 

Este medio resulta un buen complemento para el microchip, pues no dependemos de que alguien lleve al perro a un refugio.

El GPS indica la localización del animal en un mapa, y podemos ir a buscarlo al punto exacto en el que se encuentra. 

Además de que es resistente al agua, tiene una batería duradera y da la ubicación en tiempo real, por lo que sabremos donde está y hacia dónde va el can en todo momento. 

Hay muchos tipos y marcas con distintos precios: desde los 7 euros a los 50, dependiendo de sus cualidades; a lo que harbá que añadir la suscripción mensual que implica el uso de algunos de estos dispositivos. 

La evolución del chip para perros 

Antes de que existieran estas nuevas tecnologías, resultaba extremadamente complicado encontrar a las mascotas perdidas, por lo que se les empezó a colocar placas con cascabeles para poder escucharlos en las cercanías del domicilio familiar. Este método dejaba de funcionar cuando el perro se alejaba demasiado del hogar, pues el sonido se debilitaba hasta no escucharse más.  

Mucho tiempo después, se empezaron a poner placas con el nombre, la dirección del dueño y los datos necesarios para contactar con él en caso de encontrar al animal extraviado.

También se colgaban folletos o se ofrecían recompensas a cualquiera que tuviese la buena voluntad de devolver al animal. Aunque este método, por desgracia, también desencadenaba otros intereses, como las estafas perpetradas por personas que no tenían las mejores intenciones.

Hoy en día es más fácil encontrar a un perro perdido ©Kichigin  / Shutterstock 

Ya en los años 80, empezaron a surgir las primeras investigaciones sobre microchips para mascotas. Estos incorporaban la tecnología GPS, para que el dueño pudiera conocer la ubicación en la que estaba su peludo en todo momento.

Esta función, sin embargo, no prosperó, pues tal y como hemos explicado, finalmente se desarrolló por un lado el chip, y por otro el GPS.

Gracias a una campaña que tuvo lugar en el año 2009 para promover el uso del chip, como un método barato y eficiente que ayuda en caso de pérdida del perro, el uso y la actualización periódica de los datos dentro del mismo, son hoy en día generalizados.  

Actualmente es el mejor método para encontrar a un perro, manteniéndolo a salvo de los peligros de la calle. ​​​