Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Qué son las golosinas para perros?

Golosinas para perros advice © Shutterstock

Las golosinas para perros, también conocidas como premios o chuches, son una herramienta para los propietarios durante el adiestramiento, ya que es nuestra forma de recompensar un trabajo bien hecho. Y para nuestros perros son un manjar que despierta en ellos una dosis extrema de felicidad. 

Por Bosch Maica

Las chuches para perros nos ayudan a comunicarnos con nuestro perro y reforzar tanto el vínculo entre perro-humano, como una conducta positiva. Sin embargo, hay que saber distinguir cuando es un buen momento para dar una golosina, los tipos que encontramos y si son buenas o no para ellos. 

En este artículo, desde Wamiz te contamos todo acerca de las golosinas para perros y te mostraremos los distintos tipos que hay en el mercado. De esta forma podremos responder a la pregunta que se hacen muchas personas ¿es bueno dar a mi perro golosinas? Y ¿qué golosinas le puedo dar? ¡Vamos a verlo!

¿Es bueno dar golosinas a mi perro?

Dependiendo de la situación en la que nos encontremos será bueno o no premiar con una golosina a nuestro perro. Es decir, una golosina es una recompensa a un buen comportamiento, una muestra de gratitud por nuestra parte, que nuestro peludo agradecerá enormemente. No son sustitutivos de su alimentación, sino un complemento de esta. Aunque están diseñadas para ellos, es preferible no abusar ya que pueden no ser nutricionalmente completas y muy calóricas. Si damos golosinas en exceso, podemos predisponer a que nuestro perro gane peso. Un hecho que tendrá consecuencias en forma de dieta para nuestro perro teniendo en cuenta su talla y peso. 

Por lo tanto, sí es bueno dar golosinas a tu perro ya que a él le resultará un estímulo muy positivo, aunque como hemos dicho anteriormente, con control, sin sustituir a la comida diaria y conociendo cuáles son las golosinas para perros apropiadas. Además, no debemos olvidar que no sólo las golosinas deben constituir el refuerzo positivo hacia nuestro can, sino que también debemos incluir el juego, las caricias y los gestos agradables

¿Qué golosinas le puedo dar a mi perro?

Los tipos de golosinas de perros son muy variados por lo que, si tu perro es algo sibarita, las opciones son muchas. Las golosinas de perros podemos reunirlas en cuatro grupos: galletas y golosinas estándar, golosinas naturales, golosinas caseras y golosinas dentales. Si te preguntas ¿qué golosinas le puedo dar a mi perro? Sigue leyendo.

Golosinas estándar

Con las golosinas para perros estándar nos referimos a las galletas, chuches y/o barritas comerciales que encontramos en bolsitas o cajas en las tiendas de animales. Aunque algunas sí que están pensadas para condiciones específicas: por ejemplo golosinas para cachorros ricas en calcio, o golosinas light que son bajas en grasas y calorías para perro con sobrepeso, etc. La mayoría tienen una composición común y contienen conservantes, saborizantes y demás aditivos que las hacen aptas para nuestros perros. Son las más utilizadas ya que son las más económicas, encontramos mucha variedad y suelen encantar a los perros. 

Golosinas naturales

Actualmente, la conciencia está cambiando y buscamos productos más sanos y naturales para nosotros y, ¿por qué no buscar lo mismo para nuestros perros? Las golosinas naturales para perros están pensadas para los perros desde el punto de vista de carnívoros. Se centran en imitar su dieta de la forma más natural posible, como lo haría sus primos, los lobos. En este grupo nos encontramos productos, normalmente deshidratados (para hacer más fácil su conservación), que son piezas cárnicas de otros animales. Por ejemplo, encontramos pechuga de ave, pulmón de herbívoro, oreja de cerdo, astas de ciervo, pescado, molleja, etcétera. También podemos encontrar productos, no cárnicos, como frutas y verduras preparadas sin ningún tipo de aditivo que también supondrán una delicia.

Para los perros resulta un manjar y estaremos mirando por su dieta, teniendo en cuenta su propia naturaleza. También favorecen a su salud dental, ya que están pensadas para su forma de mordida y masticación, favoreciendo el desgaste de los dientes. Son una opción perfecta, aunque algo más caros que las golosinas estándar, pero mucho más enriquecedoras. 

Golosinas caseras

Las golosinas para perros caseras seguro que son la opción más económica, pero la más laboriosa. Nosotros mismos en casa podemos preparar las golosinas para perros y es que las opciones son muchas. Basta con trocitos de fruta o verdura, por ejemplo, manzana o zanahoria cortada en pequeñas porciones. También trocitos de carne (se recomienda que esté cocinada para que sea totalmente seguro para nuestro perro) por ejemplo pechuga de pollo o pavo a la plancha (evitar aceite, sal o especias). Calabacín, espárragos, etc. ¡Hay un montón de posibilidades! Consulta con tu veterinario, ya que algunos alimentos pueden ser perjudiciales y los perros no deberían comerlos. Un profesional sabrá cómo aconsejarte. 

Golosinas dentales

Estas suelen ser barritas pensadas expresamente para la salud dental de tu perro. Tienen una forma especialmente diseñada para eliminar la placa y suciedad que queda entre los dientes y reducir el sarro. Además, muchas cuentan con ingredientes para combatir la halitosis (el mal aliento) por lo que, a parte de deliciosas, ayudarán a la higiene de su boca. En este caso, las golosinas no serían tanto un premio o recompensa a un comportamiento positivo, porque presentan un tamaño mayor, pero sí un estímulo diario que puedes utilizar en distintas situaciones. Por ejemplo, suele recomendarse una barrita dental diaria por lo que un buen momento para dársela sería cuando tienes que ir a trabajar y se va a quedar sólo en casa.

Las golosinas para perros son buenas para ellos si se administran con control, en el momento oportuno y si son golosinas que garanticen ser salubres para nuestro amigo, es decir, de buena calidad. También debemos recordar que no sustituyen a la alimentación diaria, pero sí la pueden complementar, ya que muchas, además de ser suculentas, pueden presentar beneficios para nuestro animal (favorecer la salud dental y del pelaje, por ejemplo). 

Busca la opción que más se ajuste a tu perro (tamaño, raza, edad, condición física y/o patológica, etc.) y la que más deliciosa le resulte, ¡Harás muy feliz a tu compañero peludo!