Publicidad

¿Cuántas veces debe comer un gato y es bueno que tenga libre acceso a su comida?

gato bol de comida vacio cuantas veces come al dia

En la mayoría de los casos, es mejor que un gato tenga horarios de comida

© Shutterstock

Dejar la comida a disposición de tu gato puede funcionar en algunas circunstancias, pero hay que recordar que cuántas veces debe comer un gato depende de muchos factores... 

Por Dr Hester Mulhall MA, VetMB, MRCVS

Actualizado el 8/2/21 14:56

Muchas veces se deja la comida del gato disponible durante todo el día, para que el minino coma cada vez que tenga hambre.

Sin embargo, aunque esto puede funcionar bien para algunos gatos, en la mayoría de los casos es mejor controlar cuántas veces al día y cuánto come el minino.

¿Cuántas veces debe comer un gato?

Si tu gato está acostumbrado a disponer de su comida y ahora quieres regular su consumo de alimento, así como su peso, lo ideal es que le sirvas de comer dos veces al día.

Algunos gatos prefieren un horario de alimentación más frecuente. En ese caso, hay que darles porciones más pequeñas, pero más seguido. Tres comidas al día es una buena cantidad para estos mininos.

Divide el alimento del día en dos o tres porciones.

Asegúrate de medir cada porción que le sirves a tu gato en cada uno de sus horarios de comida.

Lo ideal sería pesar las croquetas cada vez, pero como puede ser un poco complicado de llevar a cabo, la siguiente mejor opción es usar un vasito para medir.

Otra buena idea son los rompecabezas de alimento, en los que tu gato tiene que esforzarse para sacar la comida, lo que ayuda a mantenerlo entretenido y estimulado intelectualmente.

gato laberinto comida
Un laberinto o rompecabezas es ideal para regular las cantidades de comida ©Shutterstock

¿Cuántas veces debe comer un gato bebé?

Cuando un gato es pequeño, la alimentación tiene como objetivo favorecer su crecimiento, fortalecer sus huesos y ayudarle a desarrollar sus músculos. Es por eso que en esta etapa el alimento debe ser especialmente nutritivo, rico en proteínas y con un alto aporte de energía.

Un gatito necesita hasta tres veces más energía (en proporción con su tamaño), que la que necesita un gato adulto.

Pero por supuesto, su estómago es más pequeño y no puede digerir grandes cantidades de comida, entonces es importante alimentarlo varias veces al día en vez de dejarle el tazón lleno de croquetas.

Hacer tres comidas al día suele funcionar bien para los gatitos bebés de entre dos y tres meses de edad.

Además, como no suelen tomar suficiente agua, es importante alternar las croquetas con alimento húmedo, u ofrecerle de vez en cuando un poquito de caldo de pollo o de pescado (solo agua de cocción, sin sal, condimentos, cebolla o ajo).

En algunos casos, el veterinario te puede recomendar que le des libre acceso a la comida a los gatitos muy jóvenes (o a los ancianos o enfermos), pero son casos particulares que deben consultarse con el profesional.

¿Cuánto debe comer un gato adulto al día?

Para determinar cuánto debe comer tu gato es buena idea empezar revisando el paquete de comida. Por lo general, la guía que incluye el fabricante en el empaque es una buena referencia sobre los gramos que debe consumir tu minino diariamente.

Es importante tomar en cuenta el peso de tu gato y su nivel de actividad cuando apliques estos consejos del fabricante.

Sin embargo, la mejor referencia para decidir la cantidad que debe consumir tu gato suele ser su condición física, es decir, qué tan gordito o delgado está. Parte de una cantidad de referencia, como la del paquete y ajusta de acuerdo con el peso y situación de salud de tu minino hasta encontrar la cantidad óptima; el veterinario puede asesorarte.

Recuerda también que si le das algún premio o cualquier comida extra, es necesario tomarlo en cuenta en la cantidad total de comida diaria de tu gato.

gato comida a disposicion
Tener la comida siempre a disposición no es siempre la mejor opción ©Shutterstock

¿Qué cantidad de comida debe comer mi gato si le doy croquetas y alimento húmedo?

Si quieres que tu gato tenga una dieta mixta, que combine las croquetas y el alimento húmedo, lo más fácil es que compres ambos productos con el mismo fabricante.

Por lo general, las marcas ofrecen referencias para combinar correctamente sus diferentes tipos de alimento.

Tomando esto en cuenta, puedes determinar la cantidad que debe comer tu gato con base en su condición física: si necesita bajar o subir de peso y la actividad que realiza diariamente. En este enlace hablamos largo y tendido de la obesidad en gatos. 

¿Por qué es mejor que un gato tenga horarios de comida?

Para la mayoría de los gatos, tener acceso libre a su alimento durante todo el día suele dar como resultado que coman de más, haciendo que desarrollen problemas de obesidad.

Aunque algunas personas creen que los gatos pueden por naturaleza regular su consumo de alimento y mantenerse en un peso saludable, este no siempre es el caso, sobre todo cuando se trata de gatos esterilizados.

Es importante entonces evitar esta situación, pues el sobrepeso puede generarle a tu gato grandes problemas de salud, como la diabetes.

Además, si tu gato no tiene horarios de comida y tiene libre acceso a su comida, es más difícil observar si hay cambios en su apetito o en sus hábitos de alimentación. Este tipo de señales son muy importantes para detectar problemas de salud, por lo que conocerlos a detalle resulta muy útil.

Finalmente, el alimento húmedo tampoco es apto para quedarse todo el día a disposición del gato, pues no se puede quedar a temperatura ambiente tanto tiempo. Y si las croquetas se quedan mucho en el tazón, también va a ser necesario reemplazarlas cada cierto tiempo, pues su aroma y textura ya no será la misma.

¿Más de un gato en casa? Los horarios de comida son fundamentales

Si en tu casa vive más de un gato, los problemas se incrementan al darles libre acceso al alimento. En primer lugar, es muy difícil identificar cuánto está comiendo cada gato y los tazones de croquetas pueden volverse una fuente de conflicto o de competición.

Si hay cualquier cambio en el apetito de tu gato, si sube o baja de peso o si tiene problemas gastrointestinales, lo mejor es ir a consultar al veterinario.

Con base en su historial médico y su condición física, él podrá decirte si es buena idea darle libre acceso a su comida o cuántas veces al día debe comer tu gato.

¿Por qué mi gato no come aunque tenga alimento siempre a su disposición?

Puede haber distintas causas para que tu gato no esté comiendo aunque el alimento esté a su disposición todo el día. En este caso, lo principal es averiguar la causa:

  • El gato puede tener un problema de salud: Hay que observar si hay cualquier otro cambio en su comportamiento habitual (si vomita, tiene diarrea, duerme más de lo usual, etc.) y eventualmente, llevarlo al veterinario.
  • La comida no le gusta: si la comida está vieja, se ha expuesto al aire por mucho tiempo y ha cambiado su textura o la proteína es de muy mala calidad, puede ser que al gato no le den muchas ganas de comerla. Aunque los gatos perciben los sabores de una forma distinta que nosotros, ¡no significa que no tengan sus propios gustos!
  • El gato está estresado o deprimido: los eventos de la vida cotidiana pueden impactar la vida de tu minino y hacer que se estrese o se deprima. Cambiar de una alimentación donde la comida está siempre a disposición a horarios fijo puede ser una causa de estrés si no se hace con cuidado y poco a poco. 

Finalmente, te dejamos un video para hacer un sencillo rompecabezas para que tu gato se entretenga al comer y consuma su alimento con más calma.

¡Manos a la obra!