Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Flotadores para perros: ahórrate un buen susto

Flotadores para perros advice
© Shutterstock

Si eres de esas personas a las que les encanta practicar deportes de agua durante los meses de verano, seguro que más de una vez has pensado que era un pena no poder llevarte a tu can contigo por miedo a que sufriera un accidente. 

Ahora ya no es un impedimento llevar a tu perro contigo gracias a los flotadores para perros debido a que, ganarás tranquilidad y disfrutaréis de una gratificante jornada de agua. 

Por Bosch Maica

Los perros y los flotadores

A muchos canes les gusta el agua y disfrutan nadando pero esto no quiere decir que estén completamente seguros. De hecho,  pueden sufrir algún percance dentro del agua por tanto, es mejor si vistes al perro con un flotador, o chaleco salvavidas. 

El perro es un animal que le gusta moverse y esto hace que se canse y no tenga las mismas fuerzas durante toda una jornada. Un pequeño fallo por parte del animal cuando ya está cansado puede acabar en final trágico para todos.  Así que un flotador es la mejor opción. 

Estos chalecos no son para nada aparatosos y proporcionan al perro libertad de movimiento. No pesan nada y tampoco son difíciles de poner por lo que tienes todo a favor para hacerte con uno lo antes posible. 

Cómo elegir el mejor flotador para perros 

El chaleco debe tener un ajuste ergonómico con un nivel de flotación correcto entre las patas para que la cabeza siempre quede sobre el agua. A los lados del chaleco también debe tener unos paneles que le proporcionaran estabilidad y balance dentro del agua. Por la parte de abajo, la parte que toca la barriga del animal, tendrá un sistema de cierre pero también una banda de flotación más pequeña que la del lomo, simplemente para “ayudar” a flotar mejor y que el perro no quede solo a expensas del sistema de flotación de la parte superior.

Cómo elegir los flotadores para perros correctamente:

  1. Deberemos fijarnos en el tamaño del can. Según sus medidas, elegirás el que más se adecue a su cuerpo.

  2. Asegúrate que cumple con la normativa y que está aceptado por la Unión Europea para su uso en mascotas.

  3. Compara precios antes de decidirte por uno en concreto y también compara modelos. Ya que existen los chaleco salvavidas, que se ponen sobre el cuerpo del animal para días de más aventura, pero también están los flotadores para perros, que se hinchan como un flotador normal y que sirven para que el perro se ponga sobre ellos. 

  4. Selecciona el flotador siempre en colores llamativos para poder encontrar al perro desde lejos en caso de que lo necesites. 

Cómo fabricar flotadores para perros

El caso del chaleco salvavidas para perros

Lo más importante es tener una cuerda que no sea rasposa, puede ser de algodón, y unas cuentas botellas vacías. El tamaño de las botellas dependerá del mismo tamaño del perro, cuanto más grande sea éste más grande deben ser las botellas.

Una vez tengas todo procedes al montaje del chaleco para el perro:

  • Consigue las medidas del animal, puedes sacarlas de alguna otra prenda que tenga. Dibuja el chaleco que vas a hacer sobre un papel grande, como mínimo un doble folio.

  • Ahora hay que cortar tres o cuatro tiras de cuerda que sean como el ancho del pecho del perro y pega en ellas un par de las botellas vacías de plástico, siempre con el tapón puesto. Puedes usar cinta aislante para este paso. Corta más tiras de cuerda y únelas de manera vertical a las que tienen las botellas creando una red.

  • Comprueba que las botellas no puedan despegarse y que las cuerdas no puedan soltarse.

  • Ya sólo quedar atar las cuerdas alrededor del pecho y del lomo del can. Las botellas deben quedarse en la parte superior. 

  • Comprueba que el perro flota correctamente en un sitio con poca profundidad antes de moveros a un lugar más profundo.

¿Flotadores para perros o chalecos salvavidas?

La decisión entre comprar un flotador para perros o un chaleco depende de la actividad que vayas a realizar con el animal. SI lo que quieres es que el perro te acompañe durante una tarde de piscina, puedes conseguir un flotador para que el can también pueda disfrutar del agua como tú.

Pero si te gustan las aventuras de agua y a tu perro le gusta vivirlas contigo, lo mejor es que te hagas con un chaleco salvavidas.

Escrito por: Maica Bosh, experta en mundo animal, especialmente canino y felino.