Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

4 de cada 5 perros mayores sufren esta condición, aunque lo oculten bien

perros mayores enfermedades advice
© LibreShot

Solo pensar que nuestros perros sufren en silencio al ocultar su dolor es suficiente para romper el corazón de cualquiera. Tristemente, una investigación ha demostrado que 4 de cada 5 perros de 8 años o más sufre algún tipo de dolor articular o artritis.

Por Cristina Ridao

Los humanos tenemos la facilidad de conseguir medicamentos y hablar con el médico sobre nuestros síntomas, pero nuestras preciosas mascotas no. De hecho, los perros son muy talentosos a la hora de mantener en secreto sus dolores e incomodidades. Pero, ¿por qué ocultan los síntomas y señales de dolor?

Al ser animales de manada, no demostrar el sufrimiento les brinda beneficios claros para su sobrevivencia. Los ancestros de los perritos modernos solían abandonar a los miembros de su manada que sufrieran dolor porque entorpecían el movimiento de los demás. Como consecuencia, los perros han aprendido a ocultar su dolor. Afortunadamente, existen señales sutiles que podemos reconocer:

6 señales de osteoartritis canina

  1. Aumento de peso: La obesidad es una señal indirecta de artritis, pues los perros son cada vez menos activos debido al dolor.

  2. Dificultad para levantarse a saludarte: Es una de las señales más evidentes. Si tu perro usualmente salta y te recibe felizmente, pero repentinamente pareciera que no quiere hacerlo más, puede que haya algo mal.

  3. Cojera: Los perros con artritis pueden cojear al levantarse después de un tiempo acostados. Puede que sea algo momentáneo justo al levantarse, pero tómalo con seriedad si llegas a observar esto.

  4. Disminución de energía: Si el nivel de energía en general ha empeorado, puede que sientan dolor en sus articulaciones.

  5. Irritabilidad: Si tu perro se ha vuelvo malhumorado sin razón aparente, puede que sienta dolor y lo esté intentando ocultar o que él mismo no entienda qué le sucede.

  6. Más besos, lamidas y mordisqueos: Presta atención a la manera en la que tu mascota se lame o se acicala. Puede que si pasa mucho tiempo acicalando un lugar específico de su cuerpo esté intentando aliviar su dolor.

Si aún no has notado estas señales, estás de suerte, pues casi todos los perros resultan afectados por esta condición en algún punto de su vida. Por desgracia, los perros suelen sufrir de osteoartritis, dolor en las articulaciones y displasia de cadera o codos con la edad. Muchos factores determinarán qué tan graves serán los síntomas. En general, mientras más grande sea la raza del perro, es más probable que presente dolor en sus articulaciones y, por lo tanto, más pronto deberás empezar a tomar medidas preventivas.

Si tu perro tiene osteoartritis canina...

¿Qué estrategia puedo seguir para mitigar la artritis canina?

  • Ayuda a tu perro a mantener un peso saludable: Asegúrate de saber el rango de peso que tu perro debe mantener. Muchos bocadillos y sobras de tu plato pueden ser perjudiciales. ¡Todo con moderación!

  • Ejercicio constante: Según su raza, necesitará más o menos ejercicio. Salir a caminar es un ejercicio de bajo impacto, positivo para él y para ti. Nadar es una opción excelente para perros con problemas de movilidad.

  • Masajes: Los perros que ya sufren de dolor articular pueden encontrar alivio en un masaje que ayude a disipar la tensión y aumentar la flexibilidad. Asegúrate de prestar atención a la respuesta de tu mascota y nota qué zonas de su cuerpo son más sensibles al tacto.

  • Cama cómoda: No intentes ahorrar mucho dinero al comprar la cama de tu perro. Asegúrate de que tenga una cantidad suficiente de relleno según su peso y reemplázala cuando se desgaste. ¡También puedes dejar que duerma contigo!

Estas pequeñas pautas ayudarán a tu perro a no sufrir en su día a día y a disfrutar de la vida.