Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Trucos de andar por casa para proteger a tu minino del frío invierno

Un gato andando por la nieve advice
© Shutterstock

En Wamiz queremos que protejas a tu gato de la mejor manera posible y por eso vamos a darte los mejores consejos para el invierno. A ellos les encanta sentirse calentitos y nosotros siempre les deseamos lo mejor.

Por Vanessa Parapar

Queremos centrarnos en la manera de proteger del frío a nuestros animales en estos meses tan duros de invierno. En este sentido, todo dependerá del tipo de vida que lleve tu gato, ya que si vive en una casa de la que nunca sale y la climatización es óptima, apenas tendrás que tomar precauciones. Sin embargo, si tu gato está acostumbrado a salir en busca de aventuras y no tienes claro dónde va ni en qué sitios se mete, quizá sí te convenga leer los siguientes consejos que te mostramos a continuación bajo estas líneas.

Una prenda de abrigo, si él te lo permite, claro

Como ya te puedes imaginar, a los gatos no les gusta demasiado que les pongas cosas encima, ya sean collares, correas o prendas de vestir. Por eso, si nunca le has puesto un jersey o un chubasquero, vas a tener que tomártelo con calma. Hay jerséis muy cálidos y confortables que hacen perfectamente su función y que son ideales para mantener la temperatura corporal de tu animal. Aprovecha un momento en que lo encuentres relajado y acércale la prenda para que se familiarice con ella, para que la huela y comience a conocerla. De hecho, es muy recomendable que se la pongas de vez en cuando en su cama para que duerma con ella, asimilando así su olor y su textura. Intenta probársela y observa cómo se lo toma. Si tienes suerte, quizá no tarde en aceptarlo y podrás protegerlo de las bajas temperaturas del invierno.

Si vives en una zona de muchas lluvias, mejor con chubasquero

Aunque, como ya te hemos comentado en alguna ocasión, el pelo de los gatos está recubierto con una capa de grasa que le otorga un gran poder impermeable, esta no es suficiente para aguantar grandes cantidades de lluvia. Por eso, si vives en una zona con un índice alto de precipitaciones, lo mejor será que te hagas con un impermeable para protegerlo. Los hay de muchos tipos y con distintos acabados, aptos para todos los bolsillos. Es un prenda muy aconsejable, ya que permite rechazar la mayor cantidad de agua que les cae encima.

Aunque no salga de casa, es importante protegerlo del frío

Te hemos dicho que si tu gato no es aficionado a salir de casa, apenas tienes que tomar precauciones contra el frío. Pero no está de más analizar cuáles son las zonas más frías de nuestra casa para observar si el animal pasa mucho tiempo en ellas o no. Si tienes un trastero o un patio en el que hace bastante frío, lo mejor será mantener al animal alejado de esa zona, sobre todo su cama y su comida, que es donde pasará buena parte del tiempo. Si el arenero lo tienes en una zona así, intenta cambiarlo a una zona más cálida durante estos meses.

Los radiadores, tus grandes aliados

Como ya habrás observado, a los gatos les encanta el calor y por eso siempre se sitúan cerca de radiadores o chimeneas. O incluso prefieren tumbarse en el suelo, justo por donde pasa ese tubo de calefacción que tan calentitos les mantiene. Por eso, en estos meses te ganarás el cariño de tu minino si mueves su cama y la pones al lado de un radiador o de una estufa. ¡Ya verás cómo tu gato no se mueve de ahí!

El sol es la fuente de calor más económica

Durante las mañanas de invierno de pleno sol, que, si bien son frías, en el exterior, pueden ser muy agradables dentro de tu casa, es recomendable que tengas las persianas subidas la mayor parte del tiempo. Ya verás cómo tu gato no tarda en tumbarse al sol para elevar al máximo su temperatura corporal… Es una manera muy efectiva y sostenible de proporcionar a tu animal todo el calor que necesita.

Hamaca de radiador, una solución desesperada para zonas de máximo frío

Si has leído todo lo anterior y aún piensas que no es suficiente para proteger a tu mascota, lo mejor es que te decidas por una hamaca de radiador. Son una solución ideal y muy económica para optimizar su descanso y para garantizar su bienestar. Simplemente tienes que engancharla en la parte superior y tu gato no tardará en ponerse encima. Su precio va de los 13 euros en adelante, por eso creemos que puede ser una idea perfecta.