Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Traumas de un perro perdido o maltratado: cómo detectarlos

perro perdido maltratado advice

Un perro maltratado puede sufrir estrés postraumático

© Shutterstock

Hay veces que no lo podemos evitar y nuestro perro se escapa y se pierde, unos minutos, unas horas o incluso días. Esto no sólo nos pasa a nosotros que sufrimos con su pérdida, si no que a ellos también les afecta, tanto físicamente como emocionalmente, pudiendo dejar secuelas en nuestros compañeros perrunos. 

Otras veces, adoptas a un perrete y no sabes si fue abandonado, se escapó de su antigua casa y estuvo perdido o si fue maltratado.

Todo esto puede provocar grandes daños mentales en los perros. Creando miedos o fobias y produciendo drásticos cambios en su carácter y en su comportamiento. Lo que hace que tengas que tener especial cuidado en el trato.

Por Maica Bosch

¿Cómo se siente un perro cuando se pierde?

Suenan unos fuegos artificiales (aquí puedes comprobar la manera en la que sufre un perro con ellos), ve un gato y sale corriendo detrás de él o encuentra un hueco en la verja de casa y se va a investigar, pierde la noción del tiempo y descubre que está lejos de casa o lejos de su compañero humano.

Empiezan a buscar con la mirada, se les acelera el corazón, comienzan a utilizar la trufa y buscar un olor reconocible, pero no lo logran.  Finalmente se desesperan y el miedo empieza a invadirles. A veces, la gente intenta cogerlos y ellos se asustan aún más. Otras intentan cruzar calles y carreteras y los coches les asustan o incluso pueden llegar a atropellarlos.

Cuando llevan mucho tiempo en la calle, pasan hambre y bajan de peso, se hacen huidizos, cogen miedo y desconfían de los humanos cada vez más. 

Además, muchas hembras no han sido esterilizadas y al acabar en la calle, son perseguidas por machos  y terminan teniendo camadas de cachorros en cada celo, poniendo sus vidas en riesgo y favoreciendo la desnutrición y empeorando día a día su salud. 

A fin de cuentas, un perro perdido se siente desorientado, asustado, solo, abandonado, triste y hambriento. Y eso hay que tenerlo muy presente.

Secuelas de un perro perdido al volver a casa

Cuando un perro tiene la suerte de ser encontrado y le llevan de vuelta a su casa, muchas veces tiene secuelas. Miedos que antes no tenía y cambios en su forma de actuar o de reaccionar para con su familia humana. 

perro perdido aeropuerto

Algunas de las secuelas más habituales son:

  • Hiper apego: necesidad extrema de estar cerca de su compañero humano, de recibir cariño y atención constante e incluso llegar a ponerse tristes durante las ausencias en casa.

  • Ansiedad por separación: incapacidad para estar solo en casa, no comer cuando no hay nadie con él, aullar o ladrar constantemente e incluso lamerse compulsivamente pudiendo lastimarse en el proceso.

  • Miedo a los extraños: no sentirse cómodo en compañía de desconocidos, no dejarse acariciar y/o coger por los mismos y desconfiar de todo aquel que no sea de casa. 

  • Malnutrición: pérdida de peso, caída de pelo, problemas estomacales y debilitación del sistema inmune. 

  • Depresión: pueden llegar a ponerse muy tristes y apáticos por haber estado fuera de su zona de confort.

  • Conducta destructiva: rompen cosas en casa al quedarse solos, como muebles o incluso nuestra propia ropa.

perro perdido calle

¿Cómo afrontar los traumas de tu perro?

Una vez que tu perro vuelva a casa, debes tener paciencia e ir viendo poco a poco cómo le ha afectado el tiempo en la calle y saber cuáles son sus traumas. Tras haberlos averiguado, tienes que tratarlo poco a poco o contactar con un etólogo (especialista en conducta) y/o educador canino, para que te indique cuál el problema de tu perrito y cuál es la mejor forma de ayudarlo 

  1. Lo más importante es tener paciencia, darle mucho cariño y amor y ser muy constante con las pautas que debes seguir para que tu perrete pueda mejorar.

  2. Hay que formar una estructura jerárquica en casa, demostrar quien el es líder siendo firme (no demasiado duro), y aportándole sensación de seguridad en casa.  

  3. A la hora de dejarlo solo en casa, lo mejor es hacerlo gradualmente, intenta que los tiempos sean muy cortos al principio e ir aumentándolos poco a poco.

  4. Si tiene conducta destructiva, busca un premio que le guste (por ejemplo, golosinas para perros) y pueda morder cuando le apetezca, como un asta de ciervo o huesos específicos para ellos.

  5. Sácalo mucho a pasear, haz que corra y haga ejercicio para que llegue más cansado y tranquilo a casa.

  6. Si necesitase medicación, asegúrate de cumplir rigurosamente las dosis durante la terapia y de hacer el descenso de la medicación de forma gradual para que no se desajuste al final del tratamiento. 

Si tu perrete se pierde y cuando vuelva a casa tiene necesidades especiales, no dudes en acudir al veterinario para que te ayude a saber qué le sucede exactamente y cual es la mejor forma de ayudarle.