Publicidad

lavanda tóxica para los gatos

Gato curioseando en el jardín: ¿la lavanda es tóxica?

© Shutterstock/ Chendongshan

¿La lavanda es tóxica para los gatos? Todo lo que debes saber

Por Luis Piqueras Ferriz Traductor

Publicado el

La lavanda es una de las plantas más presentes en nuestros parques y jardines. Pero, ¿supone un peligro para nuestras mascotas? ¿Qué pasa si mi gato come lavanda?

A muchos gatos les gusta mordisquear las plantas (¡o sentarse encima!). De hecho, no es que sean precisamente unos apasionados de la flora del hogar...

Ya sea por comodidad, aburrimiento o como buenos curiosones que son, a nuestros felinos les da muchas veces por mordisquear las flores y plantas de los jarrones o macetas que tenemos en casa.

¡Unos michicidas 🌿 de cuidado!  

Sin embargo, esta simple travesura puede acabar con diarreas, vómitos, mareos e incluso con un final trágico. Por ello, es muy importante conocer qué plantas podemos tener en casa y cuáles évitar. ¿Qué hay de la lavanda, por ejemplo, tan típica de nuestros parques y jardines?

¿Por qué los gatos muerden las plantas?

Cualquiera que tenga un felino como mascota sabe que, a pesar de ser animales carnívoros, los gatos se sienten muy atraídos por las plantas y les gusta mordisquear las plantas y flores, en especial la hierba

La hierba les ayuda a limpiar y purgarse el tracto digestivo de pelo, nudos y otros elementos no digeribles, como plumas o pequeños huesos. 

De hecho, es muy importante que el animal pueda contar con su propio espacio de hierba para gatos. Si no dispone de ella (o aunque disponga), puede que busque esa necesidad fisiológica en otras plantas que encuentre en el hogar, y ahí empieza el peligro. ¡Curiosidad felina en estado puro!

Truco: hazte con macetas colgantes a las que tu gato no pueda acceder. 

Este detalle, que muchos propietarios/as pasan por alto al no conocer las plantas tóxicas para gatos, puede provocar problemas renales, hepáticos e incluso la muerte del gato. 

Algunas de las plantas domésticas tóxicas para mascotas.© Wamiz

¿La lavanda es tóxica para los gatos?

Si bien no es tóxica para ellos, la lavanda se encuentra en la lista de plantas amor/odio para los gatos. Para empezar, nuestros bigotudos no se suelen sentir atraídos por su potente olor. 

De hecho, se encuentra en la lista de plantas que podemos colocar en lugares donde no queremos que se acerquen los felinos.

Además, el aroma de lavanda se utiliza en una multitud de productos para gatos, como en tierras perfumadas para el arenero, por ejemplo. 

Ten en cuenta esto si al cambiar de marca de arena tu gato comienza a hacer sus necesidades fuera del arenero. 

Otros mininos, sin embargo, son completamente indiferentes a este olor. ¡Aprende a conocer a tu mascota para saber cómo reacciona a ciertos olores y estímulos!

Peligros de la lavanda en gatos

Muchas fuentes clasifican la lavanda como una planta segura para los gatos. Ciertamente, su aroma no les resulta muy agradable, pero no supone ningún peligro para ellos.

Sin embargo, en el sitio web de la ASPCA (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals), que cuenta con uno de los mayores compendios de plantas seguras y tóxicas para perros y gatos, la lavanda consta como una planta potencialmente tóxica. 

Al parecer, existen compuestos de la lavanda que pueden llegar a ser tóxicos, como es el linalol, presente en muchos aceires esenciales populares (cítricos, canela, menta, albahaca, etc.) y el acetato de linalilo. 

Síntomas de intoxicación por lavanda en gatos

Los síntomas de intoxicación por lavanda en los gatos incluyen náuseas, vómitos y falta de apetito.

La ASPCA señala que los síntomas son similares a los que puede manifestar un animal después de comer cualquier otra planta, incluidas las que están en la lista "segura".

En el caso de la lavanda, como en otras plantas no tóxicas, la cuestión clave probablemente sea la dosis.

De hecho, no parecen conocerse casos graves de envenenamiento por lavanda en gatos, por lo que puede considerarse una planta de baja toxicidad.

¿El aceite esencial de lavanda es peligroso?

No, el aceite esencial de lavanda, a pesar de concentrar el aroma de la planta aromática, no supone ningún peligro para el animal. Eso sí, si tu gato lo rehúye debido a su olor, es otra historia. 

De hecho, esta se utiliza en algunos productos para mascotas, como en el relleno para el arenero, e incluso como remedio natural contra pulgas y garrapatas, tal y como señala el doctor Manzano en su canal de YouTube: 

Para suavizar el fuerte olor extraído de sus flores, Manzano recomienda mezclar el aceite esencial con el jabón o champú especial para gatos que tengas en casa. De esta manera, podrás aprovechar todas sus virtudes sin alterar el olfato de tu mascota. 

Síntomas comunes de intoxicación en plantas

En función de la planta, de la dosis y de su grado de toxicidad (hay plantas cuya toxicidad se concentra más en el bulbo, como en el caso de los tulipanes), los síntomas pueden variar. 

Sin embargo, la mayoría de ellas comparten los siguientes signos de alerta: 

  • Diarrea, vómitos.
  • Salivación excesiva, deshidración, fiebre, posible tos, estornudos.
  • Nerviosismo y/o convulsiones, dificultad para tragar, de coordinación, calambres musculares.
  • Desde el debilitamiento de la conciencia hasta la pérdida de la misma.
  • Pupilas dilatadas, dificultad para respirar, arritmia cardiaca,
  • Síntomas hepáticos: coloración amarillenta de las mucosas.

Qué hacer si tu gato se come una planta venenosa

Si percibes algunos de los signos comunes de intoxicación mencionados o las pruebas son evidentes (hojas o tallos masticados, bulbos desenterrados), debes reaccionar rápidamente

Los dueños y dueñas debemos actuar de inmediato, pues en la mayoría de casos desconocemos la cantidad de toxinas ingeridas, su grado de toxicidad ni sus posibles consecuencias

En algunos casos, el animal vomitará. Si no lo hace, es recomendable inducir el vómito para que expluse la planta del estómago. 

Recuerda no provocar el vómito en animales inconscientes o con insuficiencia respiratoria: solo un profesional sabrá cómo actuar adecuadamente

Seguidamente, acude de urgencia a tu clínica veterinaria. Cuando llegues: 

  • Describe detalladamente los síntomas que presenta el animal. 
  • Especifica qué planta puede haber comido o, si desconoces el nombre, llévala en una bolsa. 

En la clínica, lo más probable es que le administren a tu mascota una medicación para provocar el vómito, así como carbón activado.

En casos más graves, es necesario realizarle un lavado de estómago (donde se pueden agregar agentes desintoxicantes que oxidan los alcaloides de las plantas), un enema, fluidoterapia o administrarle diuréticos. 

En la clínica veterinaria, describe detalladamente los síntomas del animal y especifica qué planta puede haber comido tu mascota.

En el caso de la lavanda, es poco probable que el animal se acerque y que la cosa acabe en la clínica: solo las dosis altas pueden resultar tóxicas. 

Plantas comunes que son venenosas para tu gato

Muchas de las plantas que tenemos en balcones y jardines de casa son altamente tóxicas para nuestras mascotas. Entre la amplia lista, se encuentran:

  • Alocasia: los primeros síntomas de intoxicación con esta planta en un gato son babeo e irritación de la mucosa oral. En la segunda etapa, el animal presenta dificultad para tragar y obstrucción de las vías respiratorias;
  • Aloe: esta planta, conocida por sus propiedades nutritivas y curativas para los humanos, es altamente tóxica para los gatos; los síntomas de intoxicación incluyen somnolencia, convulsiones, irritación intestinal, vómitos intensos, dificultad para respirar y problemas de movilidad;
  • Amarilis: los síntomas de intoxicación son vómitos y diarrea. En caso de sobredosis, se manifiesta alteración del ritmo cardiaco. 
  • Azalea: es altamente tóxica. Los primeros síntomas de intoxicación ocurren poco después de la ingestión e incluyen, además de los comunes, trastornos en la coordinación motora, convulsiones, debilidad, parálisis de las extremidades, trastornos del ritmo cardíaco. Si no se trata rápidamente, el animal puede entrar en coma y morir;
  • Ciclamen: esta planta tan preciosa también supone un peligro para el felino. Los síntomas de envenenamiento incluyen babeo, diarrea, vómitos, arritmias cardíacas;
  • Dracaena: moderadamente tóxica, pero vale la pena mencionarla debido a su popularidad; provoca babeo, vómitos (a veces con sangre), pupilas dilatadas;
  • Ficus: una planta de alta toxicidad, incluida en la piel;
Gato mordisqueando planta del hogar. © Shutterstock / Nataliabiruk
  • Filodendro: el envenenamiento se manifiesta por irritación de las membranas mucosas y babeo; En caso de sobredosis: fiebre, convulsiones musculares y daño renal;
  • Kalanchoe: su consumo puede provocar problemas respiratorios, convulsiones, parálisis;
  • Clivia: posee un veneno muy fuerte (la planta contiene glucósidos altamente tóxicos);
  • Monstera: los síntomas de envenenamiento incluyen dificultad para respirar y tragar, babeo, vómitos, calambres musculares; a dosis más altas, puede ocurrir insuficiencia renal y coma que conduce a la muerte;
  • Dedalera: esta planta altamente tóxica (también para los humanos) causa diarrea, vómitos, convulsiones y trastornos en la circulación sanguínea;
  • Adelfa, planta de carreteras en España: los síntomas de envenenamiento incluyen irritación del estómago, intestinos y trastornos cardíacos graves;
  • Delfinio: causa irritación de las membranas mucosas, vómitos, diarrea, convulsiones, debilidad muscular;
  • La mayoría de plantas con bulbo: lirios, tulipanes, ¡Incluso el agua de los jarrones es peligrosa para el animal! Además de los clásicos síntomas aquí comentados, el gato se frota la boca con las patas debido al ardor que le produce.

Para obtener una lista detallada y que refleje mejor la información actual sobre todas las plantas tóxicas para los gatos, puedes consultar la lista del sitio web de la ASPCA.

Mantener un jardín bonito: alternativas a la lavanda

Por fortuna, los amantes de las plantas de interior disponen de una amplia gama 100 % segura de vegetales para los felinos, ya sea en macetas, para plantar en la tierra o cortadas para decorar en jarrones. 

En cuanto a las plantas aromáticas que pueden sustituir a la lavanda, puedes perfumar tu casa sin problema con:

  • Romero.
  • Tomillo.
  • Valeriana.
  • Menta.
  • Hierbabuena.
  • Y, por supuesto, hierba gatera
¿Sabías que los gatos se sienten muy atraídos por los olores mentolados?
 

También te puede interesar: 

Más sobre...

¿Te ha sido útil esta información?

¡Gracias por tu opinión!

¡Gracias por tu opinión!

Comentarios
Comentar
¿Quiere compartir este artículo?