Publicidad

¿Los gatos pueden comer pizza?

gato comiendo pizza

¿La pizza es buena para los gatos o les hace daño?

© Shutterstock FTiare

La pizza es una de las opciones culinarias que hacen las delicias de millones de personas en todo el mundo. Pero, ¿pueden los gatos deleitarse con esta receta de la cocina tradicional italiana? Nuestros compañeros de Wamiz Italia han hablado con expertos en la materia 🍕

Por Vanessa Parapar

Actualizado el

Deliciosa e irresistible, la pizza es un alimento popular en todo el planeta y se cuentan por millones las personas que adoran llevarse un trozo a la boca. Existen muchas versiones de este plato típico italiano (desde una simple margarita hasta una versión americana con extra de queso cheddar, por ejemplo), y todas son igual de deliciosas.

Querido lector; tras abrir boca, toca meter las manos en la masa para responder a una pregunta que trae de cabeza a muchos propietarios de gatos: ¿mi felino puede comer un trozo de pizza? 

Expertos consultados por nuestros compañeros de Wamiz Italia nos dan la respuesta. 

¿Los gatos pueden comer pizza?

No, los gatos no pueden comer pizza. A pesar de ser carnívoros, es decir; consumen una dieta basada en proteínas animales, este plato no les aporta los nutrientes vitales y suficientes para afrontar su rutina. 

Además, la mayoría de las pizzas contienen al menos un ingrediente potencialmente dañino para los gatos como especias y/o salsas que pueden llegar a poner en riesgo su salud. 

Gato tocando la pizza con la pata ©Shutterstock Leoschka

¿Por qué los gatos no pueden comer pizza?

Muchos expertos aseguran que un simple bocado de pizza no tiene porqué hacer mal al gato, sin embargo; es mejor no arriesgarse ya que muchas pizzas contienen ingredientes peligrosos para el felino como la sal, el ajo, la cebolla... 

Además, debido a la gran variedad de pizzas con sus correspondientes aderezos el cuidador corre el riesgo de alimentar al gato sin querer con un ingrediente que le produzca alergia o, peor aún, con algo tóxico. 

Dar a tu gato un trocito de pizza hecha por el propietario es más seguro porque este sabe exactamente los ingredientes que lleva. 

Desgraciadamente, el problema de la pizza es que aporta pocos nutrientes al gato, incluso si se prepara con opciones seguras para él. 

Mi gato ha comido pizza, ¿corre algún peligro?

Tal y como subrayamos unas líneas más arriba, un trocito de pizza no tiene porqué hacer daño al gato. Aunque la consideración más importante es asegurarse de que los ingredientes de la misma no alteren el sistema digestivo del animal ni sean tóxicos para el felino. Como por ejemplo:

  • Ajo
  • Cebolla
  • Sal
  • Especias
  • Salsa picante

El ajo y la cebolla deben evitarse a toda costa puesto que ambos son tóxicos. Las especias y las salsas (sobre todo si es picante) no están tampoco recomendadas ya que pueden causar problemas digestivos al gato. 

Por su parte, la ingesta de altas cantidades de sodio (sal de mesa) podría provocar una intoxicación por sodio en los felinos. Y si el animal no es llevado al veterinario inmediatamente, su vida podría incluso peligrar. 

Los cuidadores de felinos también deben tener en cuenta que la pizza no es un alimento saludable y es mejor evitar que el gato tenga acceso a ella. 

Además, los gatos debido en gran parte a su pequeño tamaño no necesitan muchas calorías para mantenerse en forma. De lo contrario, corren el riesgo de desarrollar obesidad y diabetes

 

¿Pueden los gatos comer masa de pizza?

Un trozo de corteza de pizza es inofensivo para la mayoría de los gatos. Pero un propietario nunca puede permitir que su felino ingiera masa cruda porque la levadura al fermentarse puede causarle indigestión, diarrea, vómitos y malestar general.

Hoy hablamos específicamente de la pizza, pero los tutores de los felinos deben tener presente que ciertos alimentos para humanos son peligros y lo mejor es dejarlos guardados a buen recaudo y nunca a la vista del gato. 

Mi gato puede comer...

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar