Publicidad

Mi perro no mueve las patas traseras y tiembla: qué hacer

pastor aleman temblando

La falta de movilidad en las patas traseras del perro suele ser un proceso lento

© Vach cameraman/Shutterstock

Si tienes un perro mayor, es posible que hayas notado que le tiemblan las patas traseras o incluso no las mueva. Aquí te explicamos qué le ocurre a tu perro.

Por Dr Jo de Klerk, BVetMed (Hons) MScTAH MRCVS

Publicado el 24/4/21 16:32

Mi perro no mueve las patas traseras y tiembla

Hay muchas razones por las que tu perro no puede mover las patas traseras e incluso le tiemble. Cuanto antes averigües la causa, mayores serán las posibilidades de recuperación, por lo que es precisa una visita al veterinario para saber más. 

¿Qué causa los temblores de las patas traseras en perros?

A medida que los perros cumplen años, es natural que todo su cuerpo envejezca y se debilite. La debilidad de las patas traseras, que a veces conduce al colapso, puede deberse a varios factores: 

Las afecciones de la columna vertebral, como la espondilosis, son motivos comunes de los temblores de las patas traseras. Los nervios que les dicen que trabajen están dañados

Esto puede conducir a que tu perro arrastre los dedos de las patas y a no levantarlas correctamente, lo que provocaría la pérdida de masa muscular por la falta de uso y entrar en un círculo vicioso.

Los temblores en las patas traseras de los perros y que no las muevan, suele ser una afección que progresa lentamente y que empeora a lo largo de los meses

Radiografía de las patas traseras de un perro ©Intarapong/Shutterstock

¿Cómo es la artrosis en un perro mayor?

La artrosis es una causa común de debilidad en las patas traseras. Aproximadamente uno de cada cinco perros mayores de ocho años tiene artrosis. Las articulaciones de las caderas y las rodillas son las más afectadas. 

La artrosis puede desarrollarse cuando una articulación tiene fuerzas anormales, es decir, por uso excesivo u obesidad; o cuando una articulación anormal tiene fuerzas normales, por ejemplo, una vieja lesión o displasia articular.

Cuando la artrosis en perros se desarrolla, el líquido articular, el cartílago articular y el hueso subyacente degeneran, lo que crea una articulación incómoda que no se desliza correctamente

Al llegar a ese punto, las patas traseras del perro no se ejercitan de forma normal y los músculos se debilitan. Esto puede hacer que las patas se descoloquen del sitio y colapsen. 

Cómo saber si mi perro tiene artrosis

La artrosis en perros es dolorosa. Algunos de los síntomas como el jadeo del perro, que camine más lento, tumbarse más de la cuenta o dejar de hacer ejercicio te pueden dar pistas de lo que le está ocurriendo. 

¿Qué es la mielopatía degenerativa en perros?

La mielopatía degenerativa en perros es una dolencia que afecta a la médula espinal y que produce una progresión lenta y no dolorosa de los temblores y parálisis de las patas traseras del perro. Suele manifestarse en perros mayores de ocho años. 

La causa exacta de la mielopatía se desconoce, aunque se cree que es una mutación genética. Los síntomas incluyen pérdida del equilibrio del perro, tropiezos, temblores y colapso. Son los mismos síntomas que cualquier otra afección de la columna, lo que dificulta su diagnóstico.

Por desgracia, no existe un tratamiento eficaz. Sin embargo, proporcionarle al perro alivio de ese dolor y tratar otros achaques concurrentes como la obesidad o la artritis, ayudará a mejorar la gravedad de la enfermedad.

Un perro puede incluso llegar a no mover las patas ©msgrafixx/ Shutterstock

Mi perro pierde el equilibrio

Las patas traseras del perro pueden hacer que pierda el equilibrio si hay algún daño, inflamación o hematomas en la médula espinal o la espalda. Esto se debe a que los nervios que unen la médula espinal y las patas no reciben señales. 

Al no recibir esas señales que les indiquen qué hacer, como consecuencia el perro pierde el control de las patas traseras y puede resbalarse, cojear o arrastrarlas

¿La diabetes en un perro puede provocar temblores en las patas traseras?

Un perro con diabetes también puede presentar síntomas de colapso de las patas traseras. Es más común en perros machos y en ciertas razas como caniches, schnauzer, pastores alemanes y Golden Retriever

Los perros con sobrepeso tienen más riesgo de desarrollar diabetes 👈

Si no se trata durante mucho tiempo, se puede desarrollar una afección llamada neuropatía diabética, que se manifiesta como debilidad en las patas traseras.

Por suerte, la diabetes se puede diagnosticar gracias a un simple análisis de sangre para medir el nivel de glucosa en sangre.

¿La enfermedad de Cushing en un perro puede causar debilidad en sus patas traseras?

La enfermedad de Cushing suele manifestarse en perros mayores de seis años. Se presenta como un aumento de la sed y la frecuencia de la micción, un aspecto barrigón y pérdida del pelaje. 

Asimismo, la debilidad muscular de las patas traseras del perro puede ser un síntoma de la enfermedad que resulta de la producción excesiva de cortisol en las glándulas suprarrenales. Esto puede conducir a que el perro no se mueva. 

La enfermedad de Cushing no se puede curar y requiere medicación de por vida

La enfermedad de Cushing no siempre es fácil de diagnosticar, ya que muchos de los síntomas son similares a los citados hasta ahora. Sin embargo, un análisis de sangre puede dar con el diagnóstico

La natación beneficia a las articulaciones del perro ©Ratthaphong Ekariyasap/Shutterstock

¿El problema de las patas traseras de mi perro mayor es tratable?

Cuidar a tu perro mayor ofreciéndole tratamiento y medicamentos para evitar más deterioro y dolor innecesario, ayudará a controlar la afección subyacente. 

Las caminatas y la natación regulares y suaves proporcionan al perro el ejercicio aeróbico necesario, que es útil cuando se necesita fortalecer las patas débiles en perros mayores.

El ejercicio mejora el flujo sanguíneo al cerebro, mejora la memoria y el rendimiento muscular. 

Además, asegurarse de que tu perro tiene una dieta de alta calidad con muchos aceites omega mejorará la salud de las articulaciones, la salud mental y, naturalmente, disminuirá cualquier proceso inflamatorio.

¿Qué hacer si mi perro tiembla mucho, le resbalan las patas o no puede caminar?

Si tu perro se ha derrumbado o muestra signos de debilidad muscular, como que las patas traseras se resbalen, las arrastre, tiemblen o pierdan el equilibro, debes llevar al perro al veterinario para que lo examine.

Detectar la causa temprano ayudará a aliviar el dolor y mejorará las posibilidades de recuperación del perro.