Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

¿Qué hacer si mi perro tiene miedo a los truenos?

Lo que debes hacer si tu perro tiene miedo a los truenos advice
© Unsplash

Existen una gran cantidad de perros que sufren lo que conocemos como “truenofobia”, o lo que es lo mismo, miedo a los truenos. Es una experiencia muy dura para todos aquellos perros sensibles y que, además, tiene difícil solución. Por ello; debes saber qué hacer cuando tu perro tenga miedo a los truenos para poder reaccionar.

Por Rodríguez Yanira

¿Por qué se produce la “truenofobia” en perros?

Si a mi perro le dan miedo los truenos, ¿qué puedo hacer? Seguro que esta pregunta te la has hecho alguna vez. Bien, existen diferentes variables que influyen en esta fobia, como por ejemplo la edad, la raza o el sexo. Aunque no es posible conocer el origen de este miedo -tal y como ocurre con la fobia de los perros ante otros ruidos-, existen algunas teorías que dicen que algunos perros simplemente están genéticamente predispuestos a sufrirlo

Otros, simplemente le han cogido miedo a las tormentas después de una mala experiencia, o han sufrido en compañía de una persona o animal que se ponía muy nervioso en estas situaciones. Por lo tanto, si tu perro tiene miedo a los truenos, debes mirarlo con perspectiva y tratar de solucionar el problema.

Contra esta “truenofobia” no hay tratamientos, pero sí hay técnicas. El problema es que no todos los perros reaccionan de igual manera aplicándolas.

Mi perro tiene miedo a la tormenta: técnicas a emplear

 Si no sabes qué hacer cuando tu perro tiene miedo a los truenos, es importante que conozcas una serie de remedios que podrían ayudar a tu mascota.

No todos los perros actúan de igual manera frente al ruido de un trueno, hay algunos que tiemblan, otros a los que le produce cierta ansiedad, e incluso hay casos en los que el can tiende a salir corriendo para esconderse.

Ante estas situaciones hay varias formas de actuar:

Tratar de que su hipersensibilidad desaparezca

Una buena idea es tener por casa un CD con ruidos de tormentas y ponérselo al perro cada día durante un minuto. Cuando se altere lo apagamos y esperamos a que se calme. Una vez esté tranquilo lo volvemos a poner. Repetiremos esta acción unas cinco veces al día y durante unos cinco días. Pasados estos días, dejamos que transcurran unas dos semanas y lo volvemos a intentar. No olvides que, al margen del tratamiento contra el miedo a los truenos, existen técnicas musicales que ayudarán mucho a tu perro, como la de Bob Marley. 

Encontrar un lugar seguro

Conseguir que el perro se sienta seguro en un lugar para poder enviarlo allí cada vez que haya tormenta. La idea es que pueda tener un sitio seguro en el que no sentirse nervioso. Mejor si es un cuarto sin ventanas para que tampoco pueda ver los rayos. Cuando encontremos este lugar, le montamos una cama extra para que se acomode cuando lo necesite. Cuando el perro huya a ese cuarto durante una tormenta, deberemos quedarnos con él unos minutos y entretenerlo con algo de comer o juegos para que el can relacione ese espacio con algo agradable.

Medicinas

Hay en el mercado medicinas para curar la ansiedad del perro,  pero no siempre funcionan porque el efecto tarda unos veinte minutos en llegar y para entonces puede que la tormenta ya haya pasado.

Remedios naturales

Igual que nos funcionan a nosotros, algunas hierbas e infusiones pueden ayudar al perro a calmarse para que se sienta mejor durante una tormenta. Pero ocurre lo mismo que con los medicamentos, puede que cuando haga efecto la infusión, el ruido ya haya acabado. Y es imposible predecir cuando va haber una tormenta para dárselo con antelación.

Mantenernos tranquilos

Nuestras sensaciones se transfieren al perro en todo momento, por lo que si nos ponemos nerviosos o nos angustiamos, el animal hará lo mismo. Por eso debemos mantenernos tranquilos y no descargar nuestra frustración con el animal. Si le gritamos para que pare de ladrar por el ruido de los rayos, por ejemplo, convertiremos ese nerviosismo en miedo. Acariciarle para tranquilizarle en exceso tampoco le ayuda porque le estamos mandando el mensaje que su actitud de angustia nos gusta.

Este tipo de técnicas deben llevarse a cabo y aplicarse de manera progresiva para que el perro las reciba bien y responda adecuadamente.

Cuando empezamos a trabajar con nuestro perro es importante que recordemos no exponerle a un nivel de ruido muy intenso. Empezar por algo que no le asuste mucho y, combinándolo con algún estímulo agradable, ir aumentado ese nivel de ruido. 

Al hablar de estímulos agradables estamos hablando no sólo de comida, si no también de algún juego entretenido o de su juguete favorito. Con esto, el can asociará esos sonidos que antes le asustaban con cosas agradables. Así conseguirá estar tranquilo.

Si notamos que no avanzamos, puede ser interesante tener en mente que podemos contar con algún entrenador canino experto en estos temas que nos ayude. Lo más importante en cualquier caso es tener paciencia y no esperar el cambio de un día para otro. Adaptar su miedo y hacerlo un recuerdo feliz nos llevará tiempo, pero valdrá la pena. Todo sea por ver felices a nuestros amigos de cuatro patas.

Ahora ya sabes qué hacer cuando tu perro tiene miedo a los truenos. ¡Es momento de ponerse manos a la obra!