Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Mi perro hace heces con sangre: ¿qué hago?

heces perro en el baño advice
© Shutterstock

Si encontramos sangre en las heces de nuestro perro, debemos prestarle la atención que merece. Las heces con sangre en perros no se pueden considerar una situación normal y, aunque no se trate de un proceso grave, indica que nuestro perro sufre algún desequilibrio en su organismo, por lo que precisa nuestra ayuda. Es fundamental que acudas al veterinario cuanto antes ya que puede tratarse de un problema grave que necesite atención médica urgente.

Por Rodríguez Paula

Tipos de heces con sangre

Las heces con sangre en perros pueden ser de dos tipos distintos, lo que descartará unos procesos u otros. A continuación, explicamos la diferencia:

1. Hematoquecia

La hematoquecia hace referencia a heces con sangre fresca, por lo que veremos heces de color normal (marrón) mezcladas con residuos de sangre de un color rojo vivo y, quizás algo de moco. También se considera hematoquecia cuando el perro defeca y al finalizar, continúa contrayendo el ano dejando caer unas gotitas de sangre. La presencia de hematoquecia se asocia a un fallo en la porción distal (final) del intestino. 

2. Melena

La melena se refiere a sangre digerida en heces. En este caso el aspecto es muy distinto y fácil de identificar. Se trata de heces de color negro, pastosas y malolientes. Desprenden un olor muy desagradable, ya que la sangre ha estado en contacto con enzimas digestivas que han tratado de digerirla, dejando un residuo casi pútrido. 

La presencia de melena se asocia a un fallo en la porción proximal, o comienzo, del intestino. 

Causas de heces con sangre

Dependiendo del tipo de heces con sangre en perros, las causas de este problema digestivo tendrán un origen u otro. A continuación, veremos las causas más frecuentes de Hematoquecia y Melena. 

¿Qué produce la Hematoquecia?

  • Parásitos. Cuando un perro tiene una carga parasitaria elevada de gusanos intestinales y/o de protozoos, puede sufrir una irritación de las paredes mucosas del intestino al albergar a estos seres que generan lesiones (heridas y ulceraciones). Por esta razón, al defecar también arrastrará esta sangre superficial secundaria a las heridas intestinales. 

  • Parvovirus. Esta condición es grave y precisa atención veterinaria urgente. Suele afectar a cachorros, y conlleva vómitos y diarrea hemorrágica que termina por deshidratar al animal y causar su muerte. Un cachorro con parvovirosis debe ser hospitalizado y medicado para detener los vómitos y diarreas, además de recibir fluidos intravenosos constantemente. 

  • Sangrado interno. Hay perros que tienden a comerse todo lo que encuentren a su paso, lo que supone un peligro. Se han dado casos de perros que se han tragado alfileres, cristales y otros objetos punzantes. Estos cuerpos extraños (como se denominan en término veterinarios) pueden puncionar el tracto digestivo, desgarrar, formar heridas y/o provocar sangrados abundantes. Dependiendo de la gravedad, es un problema que resolverá solo o puede provocar una hemorragia interna que comprometa la vida del perro, por lo que te aconsejamos que, ante la duda, acudas con urgencia al veterinario. 

  • Alimentación. Un cambio brusco de alimentación, la ingestión de un alimento perjudicial para tu perro y/o la sobrealimentación, puede provocar un desequilibrio intestinal que, además de heces blandas, se vea acompañado de sangre y moco. También debemos saber que, al igual que las personas, los perros pueden ser alérgicos o intolerantes a ciertos alimentos, por lo que una reacción defensiva también puede provocar inflamación, irritación y sangrado. 

¿Qué causa la Melena?

  • Coagulopatías. Tu perro puede sufrir un desequilibrio de los factores de coagulación, dando como resultados sangrados internos. Una visita frecuente, por desgracia, es un perro que ha ingerido veneno mata ratas. Este veneno afecta directamente al hígado, donde se sintetizan los factores de coagulación, y es necesaria la administración de vitamina K urgentemente por parte de un veterinario. 

Este es un ejemplo, pero muchos otros compuestos tóxicos pueden generar daños similares, acude a tu veterinario rápidamente ante cualquier sospecha. 

  1. Úlceras gástricas. Una úlcera sangrante en el estómago aportará sangre al bolo alimenticio en las fases iniciales de la digestión por lo que el resultado final será sangre digerida en las heces. Una causa frecuente de úlceras gástricas es la administración continuada de antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Por esta razón, es necesario combinar el tratamiento de antiinflamatorios con protectores gástricos. 

  2. Tumor. Un tumor localizado en el tracto digestivo también puede producir sangrado y finalmente melena. Será necesario un examen radiológico y/o ecográfico para realizar un buen diagnóstico.

  3. Infección bacteriana. Ciertas bacterias pueden provocar diarreas profusas con sangre digerida, ya que atacan directamente a las vellosidades intestinales. Esta situación es complicada, ya que muchas bacterias pueden afectarnos también a las personas y quedar contagiadas. Es el caso de Clostridium spp. o Listeria spp. entre otras. 

Protocolo de actuación ante las heces con sangre en perros

Ya hemos visto que, dependiendo del tipo de sangre que encontremos, nos podemos encontrar ante problemas muy distintos. Los pasos a seguir cuando nos enfrentamos a un caso de heces con sangre en perros son los siguientes:

Atención veterinaria

Lo primero que recomendamos es acudir al veterinario con la mayor brevedad. Un profesional sabrá diferenciar donde está localizado el problema (al principio o al final del tracto gastrointestinal) y, junto con el resto del examen físico y los síntomas que presente el perro, realizará las pruebas pertinentes para llegar al diagnóstico correcto. 

Dieta

Será importante instaurar una dieta de fácil digestión para reducir la carga de trabajo al intestino, así como reducir las cantidades. La dieta puede estar formada a base de arroz blanco, pollo o pavo, algunas verduras, etc. 

En ciertos casos, se recomienda un ayuno para llevar a un estado de reposo gastrointestinal, esta condición la indicará un veterinario. 

Medicación

Administrar la medicación prescrita por un médico veterinario y cumplir estrictamente las pautas.

Prevenir

De una situación así también podemos aprender y evitar los factores de riesgo. Mantén actualizado el protocolo de vacunación y desparasitación de tu perro, evita la exposición a productos tóxicos y alimentos dañinos para su organismo, evita el contacto con perros enfermos o que beba de lugares desconocidos, etc. 

Finalmente, queremos resaltar que este artículo es meramente informativo y recordar que las heces con sangre en perros siempre son un problema alarmante, que debería preocuparnos. 

Acude a tu veterinario ante los primeros síntomas para evitar que sea demasiado tarde y, sobre todo, no olvides dar todo el cariño y afecto del mundo a tu pequeño amigo para favorecer su bienestar.

Lea también