Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

3 formas de bañar a tu perro en casa

Cómo bañar a un perro en casa advice © Shutterstock

Bañar a tu perro en casa puede ser la opción más económica y rápida para dejar a tu peludo reluciente. El problema aparece cuando se convierte en una situación estresante. Tanto para tu perro como para ti. Para ello, vamos a hablar sobre como bañar a un perro en casa para que resulte un momento agradable para ambos y sepas qué opciones tienes disponibles para realizar el baño.

Por Bosch Maica

Cómo bañar a un perro

Antes de ponernos a bañar a los perros, debemos empezar por el principio y preparar todo lo necesario. Para ello debemos controlar la temperatura del agua para que esté templada (alrededor de los 27 grados centígrados sería lo ideal). Además también debemos tener a mano todos los utensilios que vayamos a necesitar:

  • Cepillo. Antes del baño recomendamos cepillar al perro, así como cuando finalicemos este.

  • Champú para perros. Es importante utilizar un champú destinado a la especie canina que respete el pH de su piel.

  • Toalla. Para arropar a nuestro amigo nada más terminemos el baño.

Por otro lado podemos tener preparados otros objetos que nos puedan hacer falta, como secador, cortauñas, tijeras para hacer algún recorte, etc.

Un consejo para que el baño no resulte una situación estresante, y que no suponga una situación de pánico, es acostumbrar al perro desde pequeño. Del mismo modo, es aconsejable premiar al can siempre que le des un baño para que asocie ese momento con algo positivo.

En cuanto a las formas de cómo bañar a un perro en casa, principalmente podemos elegir entre tres. La elección va a depender tanto de factores climáticos como de las facilidades que tengamos en el hogar.

Baño en interior (bañera o plato de ducha)

Con esto nos referimos a bañar perros dentro de casa, normalmente en el baño de nuestro hogar. Deberemos aclimatar un poco el entorno para que nuestro perro no pase frío (es suficiente con calentar ligeramente la habitación). A continuación colocaremos al perro en la bañera o plato de ducha y mojaremos el cuerpo, con cuidado de los ojos y de no introducir agua en sus orejas.

Una vez húmedo, aplicaremos el jabón tantas veces como sea necesario para retirar toda la suciedad. Por último, enjuagamos hasta que no quede rastro de jabón y secamos con toalla y/o secador. Es importante no llenar la bañera, o dejar que se acumule el agua sucia alrededor del perro, para evitar que la limpieza sea insuficiente. Esta técnica va a depender de muchos factores y tendrá sus ventajas y sus inconvenientes:

Ventajas

  • Podremos bañar a nuestro perro en invierno, dentro de casa no sentirá frío.

  • Es muy útil en perros pequeños o medianos, ya que son más manejables.

  • Si tenemos que aplicar algún tratamiento para la piel o pipeta, podremos conservar durante más tiempo la higiene, ya que ensuciarse será más difícil.

Inconvenientes

  • Puede que no haya suficiente espacio para perros grandes.

  • Debemos tener cuidado con perros que tengan la movilidad disminuida. Por ejemplo, perros con artrosis u otras afecciones óseas (displasia de cadera, displasia de codo, postrados, etc.) pueden hacerse daño si los introducimos en un espacio muy pequeño.

Baño en exterior (jardín o terraza)

Si disponemos de un jardín, puede ser la opción más cómoda para bañar perros. En un jardín no tendremos el problema de mojar todo y habrá espacio suficiente para que nuestro perro se sienta cómodo. Sobre cómo bañar a un perro en el jardín o terraza, lo primero es que quizás necesites la ayuda de otra persona para que sujete al perro, si este se mueve demasiado.

El procedimiento es el mismo que el anterior, mojamos al perro con la manguera y cuando esté suficientemente húmedo aplicamos el champú. Masajeamos creando una espuma que limpie en profundidad (el tiempo necesario). Por último, aclaramos todo el jabón y secamos al perro. También nos encontraremos ante una serie de ventajas e inconvenientes:

Ventajas

  • El perro tiene mayor espacio para moverse. Resultará menos estresante, incluso puede tomárselo como un juego.

  • No ensuciarás el interior de la casa con agua y pelos. El perro podrá sacudirse con total libertad.

  • Si hace buen día, podemos secar con una toalla el agua superficial y el resto dejar que se seque al aire libre.

Inconvenientes

  • No todo el mundo puede disfrutar de un jardín.

  • Sólo recomendamos realizar este baño si hace un buen día de sol y calor. En días fríos y grises deberemos evitarlo para que nuestro perro no se resfríe.

  • Si tu perro es muy inquieto y no tienes ayuda de una segunda persona, puede ser agotador, ya que irá de aquí para allá y tardarás mucho más tiempo.

  • Al bañar a tu perro en el jardín corres el riesgo de que en cuanto lo sueltes después del baño, se revuelque en la tierra y vuelva a ensuciarse de nuevo. ¡Debes estar preparado!

Baño en seco

Por último, tienes la opción de realizar el baño en seco. Éste consiste en aplicar unos polvos (naturales o producto comercial especialmente diseñado para ello), por todo el pelaje, con cuidado en la zona de la cara y orejas. Basta con realizar un masaje para que el champú en polvo penetre en profundidad, dejar actuar unos minutos y finalmente, cepillar todo el pelo para eliminar el exceso de champú.

Ventajas

  • Es una manera sencilla, fácil y rápida de bañar a un perro en casa.

  • Es muy económica. Además, tú mismo puedes preparar la mezcla con productos naturales.

  • No necesitas mucho espacio para realizar el baño. Cualquier lugar de la casa es válido siempre que luego puedas recoger el exceso de polvo y suciedad que caiga al suelo.

  • Es una forma de baño muy respetuosa con la piel del perro.

Inconvenientes

  • Si el perro tiene gran cantidad de suciedad puede resultar una limpieza insuficiente. Está indicada para una higiene superficial.

  • No sustituye totalmente al baño con agua convencional. Se recomienda un baño con agua mensual aproximadamente. El baño en seco puede resolver alguna situación puntual.

Esperamos que este artículo te pueda ayudar a la hora de cómo bañar a un perro en casa y podáis disfrutar de un momento agradable juntos.